En primera persona

Créditos UVA: no pudo pagar la cuota y puso su casa en venta

Con el descongelamiento de los créditos UVA se sumaron deudores que tuvieron que deshacerse de la propiedad. La historia de Débora, un caso de tantos.
por Natalia Lesyk | 23 de mar de 2021 - 13:55
Así Débora publicó el cartel de venta de la casa con Crédito UVA

Así Débora publicó el cartel de venta de la casa con Crédito UVA, junto a un hilo de tweets con la angustia de todo lo transitado. (Foto: fuente @DeboVillalbaOk)

Las agrupaciones de deudores de Créditos UVA realizarán movilizaciones el próximo fin de semana. (Foto: fuente HipotecadosUVA)

Las agrupaciones de deudores de Créditos UVA realizarán movilizaciones el próximo fin de semana. (Foto: fuente HipotecadosUVA)

Créditos UVA: no pudo pagar la cuota y puso su casa en venta
Créditos UVA: no pudo pagar la cuota y puso su casa en venta

Luego de casi 16 años alquilando, Débora Villalba y su pareja se entusiasmaban con la idea de convertir en realidad su sueño de la casa propia. Tras varios intentos, en diciembre de 2017 se transformaron en beneficiarios de uno de los Créditos UVA del plan ProcreAR. Pero 39 meses después, decidieron colgar el cartel de venta de su propiedad por la imposibilidad de seguir adelante con el pago de la deuda.

Embed

En un principio, el entusiasmo y la ilusión por concretar con sus dos hijos ese deseo tan esperado de tener “su casa” los embarcó, sin mucho conocimiento en la letra chica, en el plan público de acceso a la vivienda ProcreAR, aunque ya con la versión que ajusta las cuotas mediante UVAs, un sistema basado en el índice de inflación.

Así, lograron adquirir su casa, en parte con ahorros propios, $940.000 que les dio el BBVA y el subsidio que les otorgó el ANSES. Empezaron pagando una cuota de $6.000. Pero con los años siguientes, las devaluaciones impactaron y los intereses de la deuda escalaron.

“Por ser parte de una política pública de viviendas, las cuotas empezaron siendo muy accesibles. Pero sin la convergencia, hoy ya supera ampliamente los 26.000 pesos”, contó a A24.com Débora. “Hoy nos encontramos con que le debemos más de 3 millones de pesos al Banco”, explicó la mujer con tristeza en su voz.

Además de ser una poseedora de un Crédito UVA, Débora se embarcó en la batalla del colectivo con sede en La Plata para que tanto el gobierno anterior como el actual revisaran las cláusulas e intercedieran para un trato justo entre las entidades financieras y los deudores.

Las agrupaciones de deudores de Créditos UVA realizarán movilizaciones el próximo fin de semana. (Foto: fuente HipotecadosUVA)
Las agrupaciones de deudores de Créditos UVA realizarán movilizaciones el próximo fin de semana. (Foto: fuente HipotecadosUVA)

Las agrupaciones de deudores de Créditos UVA realizarán movilizaciones el próximo fin de semana. (Foto: fuente HipotecadosUVA)

Casi una película de terror

El año pasado, con la pandemia, si bien su marido pudo seguir en actividad por sus tareas esenciales en la industria petrolera, Débora se quedó sin empleo. No obstante, las medidas de congelamiento los ayudaron momentáneamente.

“Nosotros optamos en diferir las cuotas al fin de la vida del crédito porque sabíamos que no podíamos afrontar el incremento que habían sufrido. La última fue la de este mes de marzo y así llegamos a la durísima decisión de poner el cartel de venta de nuestra casa porque sabemos que desde el mes que viene va a ser cada vez más difícil tener la capacidad económica para afrontar el pago de las cuotas”, detalló.

Tiempo atrás, tuvieron la oportunidad de refinanciar la deuda. Pero ella misma lo define como “extender la agonía por 5 o 10 años más”.

Pese a toda la desilusión por el camino atravesado, la mujer no se detiene. “Sabemos que las medidas adoptadas por el Gobierno fueron por el esfuerzo que tuvimos con el resto de agrupados para torcer y cambiar este sistema. Lo que esperamos es que realmente se tomen cartas en el asunto. Alberto Fernández lo único que hizo fue usarnos en la campaña y hoy se lavan las manos porque dicen que es un contrato entre privados, cuando yo tomé un crédito con el Estado de garante”, opinó.

Embed

Más allá de su caso en particular y la decisión de venta, Débora seguirá apoyando la lucha de los tenedores de Créditos UVA porque considera que “se le indexa la vida a la gente”.

“El salario no se indexa por el índice de inflación. Por el contrario, el salario todos los meses va a la baja y con los aumentos inflacionarios estamos cada vez peor. Realmente, lo que necesitamos es que se realice una reestructuración de la deuda sostenible porque nosotros queremos pagar, no queremos que el Estado nos regale nada. Queremos pagar de acuerdo a nuestra capacidad real de pago”, concluyó.

Se habló de