Semana Mundial de la Lactancia

Lactancia materna: 4 tabúes sobre amamantar, la sexualidad y el placer

La lactancia suele resultar agotadora para las madres que se deciden a hacerlo, pero también puede ser una experiencia orgásmica. ¿Qué se sabe sobre esta forma del goce de la que casi no se habla?
Luciana Arias
por Luciana Arias |
La lactancia materna es un acto tan sexual como fue la concepción de ese bebé

"La lactancia materna es un acto tan sexual como fue la concepción de ese bebé", Mónica Tesone, líder de la Liga de la Leche y miembro del Comité Nacional de Lactancia.

La lactancia materna tiene diversas tiene reacciones físicas similares con la excitación sexual y el orgasmo. Hay elongación del pezón

La lactancia materna tiene diversas tiene reacciones físicas similares con la excitación sexual y el orgasmo. "Hay elongación del pezón, contracciones uterinas, mayor temperatura corporal e incremento del flujo sanguíneo", detalla Tesone.

No siempre se habla de la doble cara de dar la teta. Por un lado, las una y mil opiniones que soportan las mamás: "te usa de chupete", "tu leche está aguada y se queda con hambre", "ese chico ya es muy grande para seguir tomando". A eso se suma el cansancio que puede generar a las mujeres la libre demanda del lactante. Algo que, la mayoría de las veces, no se reconoce. Pero hay una contraparte: el placer que puede dar el poner el cuerpo para esa tarea.

1- Lactancia materna: ¿Qué tiene que ver con la sexualidad?

De eso no se habla, o se habla poco ¿Qué vínculos hay entre amamantar y la sexualidad? "La lactancia materna es un acto tan sexual como fue la concepción de ese bebé", dice a A24.com la licenciada Mónica Tesone, líder de la Liga de la Leche y miembro del Comité Nacional de Lactancia. Sin embargo, a la hora de hablar sobre el tema lo que se les explica a las mujeres se omite algo que se considera un primer tabú.

"El mensaje es: 'la lactancia materna es buena porque ayuda a la mujer a bajar de peso, disminuye el riesgo de cáncer, de osteoporosis o enfermedades cardiovasculares, que facilita el control de la natalidad. También de cómo prevenir grietas, mastitis", resume Tesone. "Pero el placer sensual y la auto realización no se mencionan. Nadie le dice a la madre: amamantá porque con esto vas a tener mucho placer".

2- ¿Qué pasa con la lactancia, el bebé y el erotismo?

La modelo y conductora Paula Chaves suele compartir en sus redes sus vivencias al amamantar: "Me siento revolucionada y llena de oxitocina … admiro mi cuerpo, capaz de alimentar y generar Leche aun habiendo pasado 20 meses de aquella 'bajada de leche' después del Parto… mancho remeras , se me cargan como si estuviésemos iniciando la Lactancia", escribió tiempo atrás.

Paula Chaves lactancia beba Filipa.png
Paula Chaves y la lactancia materna en público: El posteo de la modelo amamantando a su hija Filipa, de 20 meses, revivió el debate. Cientos de mujeres la apoyaron.

Paula Chaves y la lactancia materna en público: El posteo de la modelo amamantando a su hija Filipa, de 20 meses, revivió el debate. Cientos de mujeres la apoyaron.

La experiencia que relata Chaves a sus más de 4 millones de seguidores es un contrapunto a lo que suele escucharse en consultorios médicos. "La mujer es invisible. El mensaje: 'la lactancia materna es lo mejor' en realidad es, para muchos 'la leche materna es lo mejor'. dice Tesone.

Y describe un segundo punto vedado: "Es como si esa interacción compleja entre la mujer y su bebé, que incluye significado sexual, fuera para tenerle miedo. Cualquier satisfacción sensual que las mujeres puedan sentir en ese momento es ignorada".

3- ¿Puede haber experiencias eróticas al dar la teta?

Tesone menciona un estudio que trabajó con la sexualidad de los progenitores durante el embarazo y el posparto. A través de una encuesta la investigación buscaba ver cuáles eran los temas más tabú. "Lo que menos respuestas obtuvo fue cuando se consultaba sobre experiencias eróticas durante la lactancia".

"Mamar: mamá más amar', escribió la caricaturista Maitena. Tesone cita la frase y también al padre del psicoanálisis, Sigmund Freud. "Él decía que la sexualidad empieza en el regazo. Que la madre es la primera seductora del bebé. Las primeras experiencias del placer emergen de su primera y más importante actividad: esa succión del pecho de su madre. Los labios del bebé se comportan como una zona erógena", explica.

El flujo de leche genera al pequeño la sensación de placer. Entonces la satisfacción de esa zona se asocia a la necesidad de nutrición, detalla la psicóloga. Así se arma el goce libidinoso que ofrece la lactancia. "Pero cuando las palabras 'mamá' y 'sexo' se escriben juntas empieza un cortocircuito. Una madre es la esencia del amor incondicional pero en el imaginario social no es el sujeto erótico", señala Tesone. De ahí hay un solo paso a los mitos sobre que los chicos vienen de un repollo o que la cigúeña los trae de París.

Lactancia materna prolongada bebés más grandes.png

"Hay una relación entre sexualidad y lactancia que puede generar un goce y un placer de los que no se habla", dice la Lic. Mónica Tesone.

4- ¿De qué es el cóctel que puede generar orgasmos durante la lactancia?

Las pociones mágicas de nuestro cuerpo son muchas y muy distintas. Una de ellas es la oxitocina, de la que habló Paula Chaves en su posteo donde mencionaba el sentirse poderosa. Se trata de la conocida como hormona del amor y la calma.

"Todos los episodios de la vida sexual humana pueden alcanzar un clímax: el reflejo de eyección del feto, el reflejo de eyección del esperma, el reflejo de eyección de la leche y el orgasmo sexual femenino, son episodios en los que se libera oxitocina, que es el eje central de todos los estados orgásmicos y extáticos", sostiene Tesone.

Según explica, la lactancia materna tiene diversas tiene reacciones físicas similares con la excitación sexual y el orgasmo. "Hay elongación del pezón, contracciones uterinas, mayor temperatura corporal e incremento del flujo sanguíneo", detalla.

Amamantar lactancia materna.png

Y abre otra puerta: la de la vergüenza y la culpa. "La lactancia materna es una experiencia erótica, pero una gran cantidad de mujeres tiene sentimientos de culpa por experimentar excitación sexual durante la lactancia. Algunas llegan al orgasmo y otras destetan por temor a la estimulación sexual.

Ese miedo a las sensaciones sexuales durante el amamantamiento puede impedir la lactancia. "Algunas mujeres experimentan sensaciones clitoridianas, acompañadas de lubricación vaginal. En algunos casos se sienten tan culpables como para destetar a sus bebés antes de tiempo y rechazar la lactancia de los bebés siguientes".

Semana de la lactancia materna 2022: del placer al deber de una responsabilidad compartida

Aunque es central para el desarrollo de los bebés, como en otras tareas de cuidado, la responsabilidad de amamantar suele recaer solo sobre las madres. Y no solo eso, también se las juzga.

"Ojalá todas las mamás puedan contar con un entorno que les facilite y les permita amamantar en paz... y no teniendo que volver a sus trabajos a los 3 meses ni soportando comentarios como ‘tu leche no lo llena’. Confiemos en nosotras... Somos poderosas, para todo”, dijo la modelo y mamá de Balti, Olivia y Filipa.

En abril, a través de otro posteo de Instagram invitó a "dar la teta donde se te cante". En la foto que acompañaba la publicación se la ve amamantado a Filipa, su hija menor, en la playa. "Abrazo a cada una de uds, que está luchando con la teta, con los controles médicos y las bajadas de peso de los bebes… Abrazo a las que tuvieron que complementar o decidieron complementar con leche …Nada te hace más madre… todas hacemos lo que podemos y lo que queremos…".

La modelo y conductora va al frente cada vez que surge el tema del prejuicio sobre dar el pecho en público. Es que aún son muchos los que se horrorizan viendo a una mujer amamantar. Bien lo supo Coni Santos, una joven mamá de 22 años.

El 12 de julio de 2016 Coni se sentó en el mástil de la plaza de San Isidro para amamantar a su bebé de ocho meses. Según contó en su perfil de Facebook, un grupo de mujeres de la policía local le advirtió que debía irse con el argumento de que una ley prohíbe amamantar en público. El relato mencionaba que la amenazaron con llevarla a la comisaría y que hasta la tomaron del brazo.

Lactancia materna teteada en San Isidro julio 2016 mujeres y bebés.png
Del 1 al 7 de agosto la OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) conmemoran la Semana Mundial de la Lactancia Materna, este año con foco en el la consigna:

Del 1 al 7 de agosto la OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) conmemoran la Semana Mundial de la Lactancia Materna, este año con foco en el la consigna: "Proteger la lactancia materna: una responsabilidad compartida".

Días después, 23 de julio, María de Velasco, otra mamá que leyó el comentario en las redes, organizó un encuentro para protestar contra ese episodio. Las crónicas de ese día recuerdan aquella tarde como una de las más frías de invierno. A pesar de eso decenas de mujeres con sus chicos prendidos al pecho se sumaron a una "teteada" de la que participaron desde la entonces legisladora Victoria Donda como el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel.

"Somos la especie que más cuidados requiere para sobrevivir después del nacimiento", asegura Tesone. Y explica que la lactancia es determinante en ese proceso. "Amo dar la teta", resumió Chaves en uno de sus posteos. "No es fácil... es agotador , demandante , por momentos doloroso", siguió. Pero no dudó en definirlo como "un acuerdo entre mamá y bebé en el que nadie debería opinar”.

s