EFEMÉRIDE

¿Por qué y cuándo se celebra el Día de la Escarapela en Argentina?

Argentina se viste de celeste y blanco para celebrar el Día de la Escarapela, una festividad que rinde homenaje a uno de los emblemas más icónicos de la identidad nacional.

¿Por qué se celebra el Día de la Escarapela en Argentina el 18 de mayo?

¿Por qué se celebra el Día de la Escarapela en Argentina el 18 de mayo?

Cada 18 de mayo, Argentina se viste de celeste y blanco para celebrar el Día de la Escarapela, una festividad que rinde homenaje a uno de los emblemas más icónicos de la identidad nacional. Pero, ¿por qué se celebra este día? La respuesta se encuentra en la historia y el legado de Manuel Belgrano, quien creó este símbolo y dejó una huella indeleble en la historia del país.

El origen de la escarapela se remonta al año 1812, durante la campaña al Paraguay liderada por Manuel Belgrano en su lucha contra los realistas. En medio de los combates, Belgrano advirtió la necesidad de establecer un distintivo que permitiera a sus soldados reconocerse entre sí y evitar confusiones con el enemigo. Con esta visión en mente, Belgrano escribió una carta al Primer Triunvirato fechada el 13 de febrero de 1812, proponiendo la adopción de una "escarapela nacional".

La propuesta de Belgrano fue acogida favorablemente por las autoridades y, el 18 de febrero de ese mismo año, el Triunvirato decretó oficialmente el uso de la escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Este decreto, firmado por destacados patriotas como Feliciano Antonio Chiclana, Manuel de Sarratea, Juan José Paso y Bernardino Rivadavia, estableció que la escarapela estaría compuesta por los colores blanco y azul celeste, reemplazando así a la antigua escarapela roja.

¿Por qué se celebra el Día de la Escarapela en Argentina el 18 de mayo?
El Día de la Escarapela en Argentina se celebra el 18 de mayo.

El Día de la Escarapela en Argentina se celebra el 18 de mayo.

La adopción de la escarapela nacional representó un hito importante en la construcción de la identidad argentina. Este emblema, con sus colores simbólicos, se convirtió en un símbolo de unidad y lucha por la independencia. Además, su uso permitió a las tropas distinguirse de los enemigos y fortaleció el sentido de pertenencia y solidaridad entre los combatientes.

La importancia histórica y simbólica de la escarapela llevó a que, más de un siglo después, en 1935, el Consejo Nacional de Educación propusiera la conmemoración del Día de la Escarapela. Finalmente, en 1941, se oficializó esta fecha para rendir tributo al legado de Belgrano y a la importancia de este símbolo en la construcción de la identidad nacional argentina.

Hoy, en cada rincón del país, se celebra el Día de la Escarapela con actos cívicos, desfiles y actividades educativas. Las escuelas y organizaciones promueven la historia y el significado de la escarapela, transmitiendo a las nuevas generaciones el legado de Belgrano y la importancia de la unidad y la lucha por la libertad.

En medio de los festejos, los argentinos portan con orgullo la escarapela en sus solapas, mostrando su amor por la patria y su compromiso con los valores que este símbolo representa. El Día de la Escarapela es una oportunidad para reflexionar sobre nuestra identidad nacional, recordar nuestra historia y renovar el compromiso de construir un país más justo y libre.