Pascuas judías

¿Qué es Pésaj, por qué se celebra y cuándo comienza?

27 de marzo de 2021 - 18:09
Pésaj

Pésaj, las Pascuas Judías.

A partir de la tarde del sábado 27 de marzo hasta el domingo 4 de abril, la comunidad judía celebra Pésaj. De esos ocho días, en los que se desarrolla la Pascua judía, los dos primeros y los dos últimos son considerados sagrados y no laborables (28 y 29 de marzo; y 3 y 4 de abril). La fecha de la Pascua judía se ajusta al calendario gregoriano y varía de acuerdo a las fases de la luna. En la diáspora, Pésaj es una de las celebraciones más importantes del judaísmo. La lectura del Hagadá, el libro que relata la liberación de la opresión de Egipto y la cena festiva Seder son de los principales momentos de esta celebración.

Para los judíos más ortodoxos, el uso de la tecnología solo está permitido en los días de Pésaj llamados jol hamoed (no festivos), es decir, los intermedios entre los dos primeros y los dos últimos. La noche del Seder es la más restrictiva: en esa ocasión está prohibido el uso de fuego, la electricidad o cualquier otro artículo electrónico.

La celebración del Pésaj

El paso inicial es una limpieza integral de todos los rincones de la casa para eliminar los restos de jametz, alimentos leudados como migas, galletitas, alfajores y cualquier otro resto de comida que pueda haber quedado en alacenas, bolsillos, cajones y/o carteras. A lo largo de estos ocho días todo lo que contenga levadura o panes, harina de trigo y fideos debe separarse de la heladera y de las alacenas. Esos alimentos quedan guardados en una caja cerrada hasta el fin del Pésaj.

Para la celebración de Pésaj es preciso abastecerse de manera anticipada de matzá, así como también de los demás alimentos permitidos y necesarios. El matzá o pan ácimo que se adquiera deberá alcanzar para los ocho días. Asimismo, habrá quienes compran harina de matzá o fécula de papa para elaborar albóndigas o tortas, vino para los adultos y jugo de uva para los niños, pescado o quijada, verduras amargas o jrein elaborado de rábano picante y jaroset, un dulce llamado indispensable para las bendiciones del Seder.

Fuente: La Nación

Se habló de