icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
AGRO

FAO: aprueban protocolo para la captura de carbono en suelos agrícolas y ganaderos

FAO: aprueban protocolo para la captura de carbono en suelos agrícolas y ganaderos
Aprueban protocolo para la captura de carbono

El primer protocolo que promueve el secuestro de carbono en los suelos productivos del mundo, fue aprobado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), y prevé su puesta en marcha a partir de 2021.

Así lo confirmó a A24 Agro, Martín Fraguío, Director de Carbon Group, la consultora argentina que diseñó el protocolo que, en términos sencillos, promete medir cuánto carbono hay los suelos y si, a través de las prácticas agrícolas regulares, el mismo está aumentando o disminuyendo.

"El protocolo se aprobó y está en diseño su aplicación. Hay una lista de países que se está discutiendo sean los primeros en implementarlo, y seguro habrá de Sudamérica entre ellos. Ojalá esté la Argentina", afirmó el especialista.

¿En qué consiste?

Desde 2012, la Alianza Mundial por el Suelo (AMS) nuclea socios de todos los continentes, entidades, organismos, públicos y privados con el objetivo de promover la gestión sostenible de los suelos, la necesidad de prevenir y detener la degradación de la tierra, y recuperar ecosistemas degradados a través del buen uso de los recursos naturales.

En tal sentido, la FAO y AMS establecieron la iniciativa RECSOIL, de recarbonización de los suelos mundiales, para encaminar el programa de carbono orgánico en la tierra, utilizando las mejores herramientas y tecnologías disponibles.

"El protocolo permite certificar la captura y obtener un bono de carbono, que luego puede venderse. La captura en suelos productivos es esencial para mejorar la calidad de vida de millones de personas en el mundo, desde las zonas más aisladas hasta los grandes centros urbanos. Este protocolo puede ser una plataforma para la recuperación económica de la crisis actual y para evitar la siguiente”, pronostica Fraguío.

En sí, se basa en la medición específica de todos los procesos y actividades que se realizan en el campo, como pueden ser la fertilización, la rotación de cultivos, el manejo del pastoreo, de ambientes naturales, la labranza, etc.

Cada uno de esos procesos se mide y evalúa en base a una toma de muestra de los suelos inicial, que se realiza cada cuatro años para verificar la evolución. En el medio, cada año, se miden los rendimientos de los cultivos, en pos de mejorar y realizar ajustes, en caso, por ejemplo, de que determinadas actividades estén afectando o disminuyendo la captura de carbono.

Fraguío destaca que la Argentina, en principio, está bien posicionada por el mayor desarrollo de la siembra directa, pero que como gran exportador de alimentos cada productor podría agregar valor vendiendo sus productos con el sello de "menor emisiones".

También destacó que está en etapa de planificación la asistencia a pequeños y medianos productores para que implementen estos protocolos, para será a partir del apoyo de la FAO, para que no sea un costo.

Además, la iniciativa prevé facilitar el acceso a un mejor financiamiento y ayuda técnica a los productores. "Se presenta como una certificación necesaria ante instituciones financieras globales para poder canalizar financiamiento a una producción más sostenible que garantice la seguridad alimentaria mundial aún ante eventos disruptivos".

Organismos como la FAO afirman que los suelos recarbonizados pueden ser una solución frente a los retos del clima, ya que es esencial contar con suelos sanos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (como el dióxido de carbono -CO2) y aumentar la resiliencia frente al cambio climático, manteniendo o aumentando su contenido de carbono.

Según Miguel Taboada, director del Instituto de Suelos del INTA y presentador del documento final ante la Asamblea de la AMS, “el protocolo reúne el conocimiento de los principales científicos de suelos, agricultura y cambio climático del mundo. Con esta aprobación se inicia una nueva etapa con la que soñamos quienes dedicamos toda la vida al estudio y conocimiento de los suelos”.

SUBIR

Poder