Cómo funcionará el fideicomiso para contener el precio del aceite y evitar que aumente 80%, según calcula la industria

por Marcos Lopez Arriazu | 08 de febrero de 2021 - 10:40
Cómo funcionará el fideicomiso para contener el precio del aceite y evitar que aumente 80%, según calcula la industria

A través de la Resolución Conjunta 1/2001, publicada hoy en el Boletín Oficial, los ministerios de Agricultura y de Desarrollo Productivo avanzaron sobre la creación de un instrumento financiero con el objetivo de profundizar el desacople del precio del aceite de girasol entre el mercado local y el internacional, y evitar subas pronunciadas en lo que queda del año.

¿Cuánto debería ser el valor actual del producto si siguiera la lógica de los mercados externos? Desde la industria afirman que un 80% mayor al vigente.

Ahora, la industria aceitera tiene 15 días hábiles para constituir un fideicomiso privado que ayude a mantener el precio interno, que no demandará ninguna erogación estatal.

Este fideicomiso se conformará "con el objetivo de sostener en el mercado interno un precio accesible de los aceites envasados para los consumidores, así como su pleno abastecimiento", señala la resolución.

Pero, además, es la forma que encontró el sector para evitar la suba de retenciones o los cupos de exportación del producto.

La medida, mencionada por el presidente Alberto Fernández como ejemplo del diálogo entre el sector privado y el oficial, ratifica el alcance del acta firmada el 30 de diciembre pasado entre el Gobierno y la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

Cómo funcionará

El fideicomiso estará integrado por las personas humanas y físicas que operen en el mercado de la soja y el girasol, y se encuentren inscriptos en el Registro Único de la Cadena Agroalimentaria (RUCA).

Los aportes de fondos de cada fiduciante serán calculados según las declaraciones juradas de ventas al exterior (DJVE) de los productos sujetos a aportes, registradas a partir del 1° de febrero último.

El texto publicado también dispone que el precio base de aceites envasados se ajuste de acuerdo con una fórmula durante la vigencia del fideicomiso.

Asimismo, contempla que la duración del compromiso suscripto se extinga el 31 de enero de 2022 y deja abiertas instancias de revisión periódicas en las que se analizará la continuidad del instrumento posterior al 31 de enero de 2022.

"El fideicomiso se va a constituir en un banco y recibirá aportes mensuales de todos los exportadores del producto", explicaron fuentes de la industria aceitera a A24.com Agro.

"Ese dinero se va a dividir entre quiénes hoy abastecen al mercado interno en el marco del programa de Precios Cuidados", agregaron.

El tope previsto son USD 190 millones hasta fin de año, con el objetivo de abastecer 29 millones de litros de aceite de girasol por mes, aproximadamente el 75% del consumo de las marcas líderes en todo el país.

Desde CIARA son contundentes en los efectos del mecanismo: "No va a haber baja de precios, el objetivo es que no se traslade la cotización internacional al precio interno de la Argentina, que hoy ya debería estar 80% por encima del actual", explicaron.

Sin embargo, se prevén aumentos menores mensuales a lo largo del año, por lo que la fórmula de actualización estará en permanente revisión.

De esta forma, lo que se establece es un acuerdo de subsidio privado entre exportadores y abastecedores locales. De hecho, según señalan desde la industria, hay muchas empresas que solo exportan, como ADM, ACA, AFA, Dreyfus y Glencore, mientras que las líderes del mercado interno son AGD, Bunge, Molinos Cañuelas y Molinos Río de la Plata.

¿Sanciones?

En paralelo al fideicomiso, el ministerio de Agricultura emitió la Resolución 15 que establece que para anotarse o permanecer en el RUCA, las empresas deberán "cumplir con las sentencias y laudos arbitrales dictados por los órganos nacionales con competencia en materia de consumo o abastecimiento".

El objetivo es "resguardar el derecho a la alimentación de las personas que habitan el suelo argentino, en un todo de acuerdo a los fines y principios que surgen de la propia Constitución Nacional".

El RUCA es el registro que habilita a los empresarios agropecuarios a comercializar sus productos, por lo que la exclusión del mismo podría dejarlos afuera del negocio.

De este modo, cualquier firma que no cumpla con el programa de abastecimiento de aceite a menores precios al mercado interno, podría ser inhabilitado para operar en todos sus negocios.

Se habló de