icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
AGRO

Rama negra: cómo aprovechar tecnologías disponibles para aplicaciones más eficientes

Rama negra: cómo aprovechar tecnologías disponibles para aplicaciones más eficientes
Juan Caporicci, gerente de Herbicidas de FMC

Con foco en el control de las malezas, principalmente de la rama negra, la especie que más hectáreas ocupa en la Argentina, las compañías redoblan esfuerzos para llegar con soluciones a los productores.

En el marco del Congreso de Aapresid, "Siempre vivo, siempre verde", la firma FMC presentó un nuevo modo de uso de su herbicida, en busca de aprovechar todo su potencial.

En la disertación, “Redescubrir herramientas para el manejo de malezas”, el gerente de Herbicidas de la compañía, Juan Caporicci, dio a conocer ensayos desarrollados que muestran que el producto Finesse tiene éxito no sólo en el control de Conyza bonariensis (rama negra) en preemergencia, sino que también puede ser útil en aplicaciones cuando esa especie ya está emergida.

El especialista recordó que la rama negra tiene dos pulsos de germinación: uno en otoño, que es el que suele atacarse con este producto inhibidor de ALS, y otro en primavera, que es el que se busca también frenar con el nuevo método de uso de esta tecnología. Según el ejecutivo, se puede utilizar para un barbecho corto, entre 30 y 40 días antes de la siembra.

“Es para aplicarlo entre agosto y septiembre hasta principios de octubre, para controlar la rama negra que nació entre julio y agosto y está empezando a elongar”. Los ensayos realizados mostraron altas tasas de eficacia en el control de Conyza.

Entre otros beneficios, Finesse aplicado en este momento del año puede cumplir un doble propósito: eliminar la planta ya emergida y actuar como preemergente de cara a la siembra gruesa.

De todos modos, Caporicci aclaró que todo esto requiere una serie de ajustes: es necesario acompañar al producto con otros modos de acción, como glifosato y 2,4-D, y elevar las dosis de 15 a 20 gramos por hectárea. Asimismo, recordó que solo puede ser utilizado en la previa de una siembra de sojas STS, materiales de soja totalmente selectivo al uso de este herbicida, que hoy poseen una alta difusión de uso, y los nuevos materiales en su gran mayoría, ya vienen con esta tolerancia a sulfonilureas.

También repasó un concepto que nunca debe olvidarse: quienes ya usaron un herbicida ALS en otoño, no pueden volver a utilizarlo en primavera. Sí es una buena combinación, por ejemplo, por detrás de una triazinas o HPPD. Para prosperar lo máximo posible estas herramientas tan eficientes, debemos rotar cultivos, Modos de acción, y combinar aplicaciones de ALS con otros modos de acción. De esta manera seguirá siendo una herramienta efectiva y económica para el manejo de Rama Negra.

Combatir las resistencias

Por otro lado, FMC llevó al Congreso de Aapresid al experto Eduardo Cortés, especialista en manejo de cultivos y protección vegetal, y uno de los investigadores que este año reportó casos de rama negra resistente a inhibidores de ALS, en preemergencia. Explicó que si bien esto recorta la posible eficacia que puedan tener planteos con este sitio de acción, no significa que la tecnología se convierta en inútil para combatir a la rama negra.

Hasta el momento, las resistencias se han detectado en alrededor de 15 biotipos; es decir, que no alcanza al 100 por ciento del área agrícola argentina. Y al respecto, vale recordar que Conyza bonariensis es la maleza más extendida en el país, según los relevamientos de Aapresid.

“En FMC no están haciendo caso omiso a esta luz amarilla, pero a la vez es necesario dejar en claro que no significa que este producto ya no tenga eficacia. Sí hay que repensar o mejorar algunos procesos para darle más vida útil: por ejemplo, aplicarlo con otros dos principios activos, e intensificar los monitoreos para poder identificar bien los biotipos y decidir correctamente los tratamientos. No necesariamente hay que manejar todos los lotes por igual”, comentó.

Al respecto, una de las cuestiones en las que hizo hincapié Cortés fue en no confundir un biotipo resistente con una eventual mala aplicación, que pueda llevar a pensar que el uso de determinado herbicida ya no sirve, cuando en realidad el problema estuvo en la forma en que se utilizó.

En esta nota:
SUBIR

Poder