ENTREVISTA

Exportaciones de carne: cerca de Omar Perotti confían en que no habrá "marcha atrás" tras las aperturas

El secretario de Agroalimentos de Santa Fe, Jorge Torelli, remarcó el perfil "propositivo" del gobernador y su postura ante el cepo. La producción en feedlot y los precios de fin de año.
Ezequiel Morales
por Ezequiel Morales |
Debate puertas adentro: Santa Fe quiere que se mantengan abiertas las exportaciones de carne.

Debate puertas adentro: Santa Fe quiere que se mantengan abiertas las exportaciones de carne.

La reapertura de las exportaciones de carne de vaca, que tendrá lugar a partir de este lunes, es una medida que el campo esperaba y que exigió con fuertes medidas de protesta que incluyeron paros en la comercialización de hacienda y movilizaciones masivas de productores agropecuarios. La serie de anuncios del ministro Julián Domínguez a la Mesa de Enlace fueron acompañados por cinco gobernadores “ganaderos”, entre los que se encontraba el de Santa Fe, Omar Perotti. La postura de su gobierno había sido desde el comienzo del conflicto de discrepancia con la Casa Rosada, y por eso desde su entorno salieron a respaldar las nuevas disposiciones.

Jorge Torelli, quien cuenta con la experiencia de haber sido gerente general del frigorífico Mattievich y vicepresidente del Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (IPCVA), en la actualidad es el secretario de Agroalimentos del gobernador. Y en un mano a mano con A24.com Agro contó su visión sobre la resolución comunicada este martes en el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. Su mirada desde ambos enfoques: el de hombre ligado al sector privado y la producción ganadera, pero hoy también como uno de los componentes políticos en el manejo del área para Perotti.

-¿Cuál es la primera impresión de los anuncios de la Casa Rosada en materia de exportaciones de carne?

-Desde la provincia de Santa Fe tenemos muy buena visión de esto. Es el comienzo para destrabar las restricciones a la exportación y a la vaca conserva de refugo, que ya cumplió su vida útil. El productor la utilizaba para financiar parte de su rodeo y había caído mucho el valor. Ahora, el valor se va a recuperar. De todas maneras es importante saber que no es un producto que esté admitido por el mercado interno: ni siquiera los procesadores lo utilizan para la producción de embutidos, picadillos, hamburguesas, etc.

-¿Por qué?

-Porque hay que agregarle grasa o mezclarlo en pequeñas proporciones para que no altere el color. Una serie de procesos necesarios, porque es un color muy oscuro el que tiene la carne de vaca.

-¿Cuál es el tipo de carne que utiliza la industria procesadora?

-En el caso de las hamburguesas utilizan más carne de novillo, porque ya tiene un poco más de grasa. Con lo cual no tenés que corregir con grasa sino que se produce con el recorte a un determinado nivel y lo único que tenés que hacer es controlarlo. En cambio, si usás vaca es muy magro y hay que agregarle grasa por fuera. En el caso de los embutidos es muy importante tener en cuenta que la carne de cerdo tiene un valor muy competitivo y que los chacinados como los chorizos están hechos con puro cerdo y eso, hoy, es más barato que aditivarlo con algún producto de vaca por ejemplo.

Torelli.jpg
Jorge Torelli es el secretario de Agroalimentos del Gobierno de Omar Perotti.

Jorge Torelli es el secretario de Agroalimentos del Gobierno de Omar Perotti.

-¿Los valores de la carne de vaca inciden en la conformación de ese precio?

-Sí. Con los valores que tenía esta vaca para venderse a China tiene un valor superlativo que supera y que realmente se está dando lo que ocurrió en todo el mundo: que la carne de ave y cerdo superan en consumo a la de bovinos, por una cuestión simple de conversión: para 1 kilo de ave necesitamos 1,5 o 1,8 de alimento. Para 1 kg de cerdo requerimos 3 kg de alimento. Y para 1 kg de carne bovina, como mínimo, entre 7 y 9 kgs de alimento por kilo producido. Con lo cual no puede ser que tengan el mismo valor. La cosa está cambiando la matriz.

-¿Eso cómo juega en la producción ganadera?

-Y este tipo de producto (la exportación de carne de vaca a China) favorece a la producción ganadera. De todos modos tenemos deberes para hacer y tenemos que seguir aumentando la producción y el peso de faena para aumentar este maldito numero de 3 millones de toneladas a 3,2 millones de carne equivalente a res con hueso que se produce en Argentina. Hace 20 años que no movemos la aguja. Ahora: tampoco es que somos tan ineficientes, sucede que la ganadería también fue desplazada por la agricultura. Eso es importante decirlo.

-¿Cómo se sale del problema?

-Hay que apuntar a tener mayor cantidad de vacas, mayores terneros que nos hagan crecer y que podamos tener abastecido el mercado interno sin tener ahogo de crisis de oferta y de demanda. Y por supuesto tener saldos exportables.

-De cara a los precios de la carne de los próximos meses, ¿hoy los feedlots en qué situación están?

-Comparando con la situación de febrero y marzo se recuperó un poco la ocupación en feedlot, está en el 62%. Lo deseable sería que estuviera en mayor ocupación. Pero bueno, hay muchos animales que se están “recriando” porque en vez de entrar livianos al feedlot entran con un peso un poco mayor. Esto es porque se recrían en corral o a campo, y en vez de una dieta de engorde se llevan a una dieta de crecimiento. Y eso a su vez lleva a esta cuestión de que los feedlot hoy todavía están abastecidos.

-¿Cómo va a jugar eso en el mostrador? El Gobierno avanza en reaperturas y flexibilizaciones de protocolos que favorecerían a un mayor consumo.

-Es muy probable que la demanda presione en diciembre con la apertura de los restaurantes. La apertura de la pandemia generará un aumento de la demanda porque los restaurantes empezarán a trabajar mejor, y habrá mayores libertades de reuniones que permitirán que en Argentina podamos comer “más asaditos”.

carne a24.jpg
Las exportaciones de carne y el precio en el mostrador:

Las exportaciones de carne y el precio en el mostrador: "hay que seguirlo de cerca", dijo Torelli.

Del otro lado de la frontera: lo que viene para 2022

-Los anuncios del ministro Domínguez están enmarcados hasta el 31 de diciembre. ¿Qué pasará después?

-Vamos paso a paso. Estamos trabajando con el gobernador Perotti y el ministro (Daniel) Costamagna, que estuvieron muy activos en lo que respecta a apoyar al Ministerio de Agricultura que hoy comanda Julián Domínguez. Yo diría de ir paso a paso, e ir viendo y midiendo que no se dispare el precio de la carne en el mostrador. Y apostar a que el país comience a crecer y que haya aumento del salario real. Eso es muy importante en el tema de los alimentos.

-¿Hay temor en el oficialismo respecto de no poder contener una suba de precios? ¿Es la otra cara de la medida?

- Yo no creo que haya impacto muy fuerte. Y si fuera que sí hay impacto no tendría sentido, porque no es un producto que se consuma en el mercado interno. Si vendo un novillo de 650, o 700 kilos, ¿impacta en el mercado interno? No, porque esa mercadería no se vende aquí. El ciudadano argentino prefiere costillitas chiquitas. Son cosas que ocurren.

perotti ok .jpg
La crítica de Omar Perotti al Gobierno, en mayo, cuando se habían cerrado las exportaciones de carne.

La crítica de Omar Perotti al Gobierno, en mayo, cuando se habían cerrado las exportaciones de carne.

-Omar Perotti había sido de los primeros en salir a criticar el cepo a las exportaciones de carne.

-No fue una crítica de Perotti, fue una toma de posición. Fue el primero que hizo una toma de posición respecto de que estaba en desacuerdo con las medidas restrictivas. Él siempre apunta a medidas propositivas como el aumento del stock y el crecimiento de los índices reproductivos y el aumento del peso de faena. Todas medidas que apunten a aumentar la oferta de carne. Y no en contrario, en restringir lo poquito que tenemos y sobre todo en un momento en el que lo necesitamos.

-¿Pero cómo convive eso en el Frente de Todos? Porque sí hubo una posición en contrario.

-Sí, la hubo, pero en realidad el diálogo entre los integrantes del Frente de Todos es muy bueno y todo esto fue llevado a una situación en la cual terminó en los cambios que hubo. Hubo una serie de medidas de cambio a partir del cambio de ministro, que tuvieron otra impronta.

-¿Atribuye la liberación de las exportaciones de carne a Julián Domínguez o hubo otro factor que también jugó?

-El que se mostró en esto fue Julián Domínguez, para ver quién solucionaba el tema de la carne. Los técnicos del ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación que tenían perfectamente diagnosticado el tema le habían planteado esta idea de liberar este tipo de producto, cuántos animales quedaban hasta fin de año. Se trata de unos 140.000 que se irán faenando, y que eso determina una determinada cantidad de kilos hasta que termine 2021. Y eso en teoría no debería mover la aguja en los mercados.

s