Medida de fuerza

El paro del campo continúa hasta el próximo miércoles

Lo definió la Mesa de Enlace ante el estancamiento de las negociaciones por la reapertura de las exportaciones de carne. La medida de fuerza incluye solo la comercialización de hacienda.
El mercado de Liniers seguirá sin animales hasta el miércoles 2 de junio.

El mercado de Liniers seguirá sin animales hasta el miércoles 2 de junio.

La Mesa de Enlace decidió extender el paro de comercialización de hacienda hasta el 2 de junio debido al estancamiento de las negociaciones entre la industria frigorífica y el Gobierno para la reapertura de las exportaciones de carne. De esta forma, la protesta comprendería 14 días corridos desde su inicio.

A pesar de durante la semana se contempló la posibilidad de sumar los granos al cese de comercialización, los dirigentes finalmente decidieron continuar con la medida de fuerza como se viene realizando desde el jueves 20 de mayo.

La decisión fue tomada luego de una reunión que los productores mantuvieron el jueves a la noche con industriales, quiénes les transmitieron que la negociación con el Gobierno "volvió a foja 0".

Hasta el momento, el paro se viene realizando con un gran acatamiento: en el mercado de Liniers no ingresó ni un animal desde el inicio de la medida, tampoco se realizan remates feria en el interior y la gran mayoría de los frigoríficos exportadores suspendieron la compra directa de hacienda.

Con fecha de terminación

Al comunicar la prolongación de la medida de fuerza, la Mesa de Enlace informó que el 2 de junio a las 24 hs abrirá "una ventana en función de los ciclos naturales, las necesidades por los compromisos asumidos por los productores y los necesarios movimientos que implican la actividad de cría".

"Por sobre todo", agregó en un comunicado, el fin de la medida de fuerza se dará "porque no queremos producir perjuicio alguno sobre el ya castigado ciudadano argentino por la falta de ingresos erosionada por la inflación, por la creciente preocupación por el trabajo y en medio de la pandemia con injustificados atrasos en la vacuna como solución necesaria".

Esto no significa que ese día se le de fin a la medida de fuerza, sino que los productores se tomarán un tiempo para lanzar otras acciones en el caso de que no se revierta el cierre de exportaciones.

Además, las entidades reiteraron que "el camino elegido por el Gobierno no va a lograr que los precios internos de la carne bajen sino que va a tener el efecto contrario al buscado". Y anunció que continuarán "en sesión permanente para seguir evaluando el estado de situación y continuar expresando el reclamo y el enojo de productores".

Negociaciones estancadas

La decisión de la Mesa de Enlace llegó luego considerar que las negociaciones entre el Gobierno y la industrias estaban llegando a un punto muerto.

En una reunión virtual mantenida el jueves a la noche, los presidentes de las entidades recibieron el diagnóstico de un industrial. "La negociación volvió a fase 0", fue la contundente figura retórica.

¿Qué pasó? "El dijo que el planteo de la industria es insuficiente", contó a A24.com Agro una persona cercana a la negociación. Los representantes del Consorcio de Exportadores ABC habrían ofrecido ampliar a 12 mil toneladas las ofertas de carne a precios subsidiados (desde las 8.000 actuales) tratando de incluir los 11 cortes que actualmente se venden en precios oficiales. A esto se sumaba un aporte extra de frigoríficos consumeros para ser comercializados a través del Mercado Central, aunque no trascendió el volumen.

Además, estaba en discusión la prohibición de exportar algunos cortes.

En ese sentido, el presidente del Consorcio ABC contó el fin de semana que el Gobierno quería prohibir definitivamente la exportación de asados, mientras los industriales piden que quede liberadas las exportaciones de asados de vaca que representan actualmente en 50% de las ventas externas de ese corte.

La mirada del Gobierno

El jueves, Alberto Fernández había dado algunas señales sobre el poco avance de la negociación con los exportadores.

Vamos a levantar el cierre de exportaciones el día que tengamos resuelto este tema. Está visto que exportando el 30% de lo que se produce tenemos un problema enorme en los precios internos”, afirmó en una entrevista que le concedió al periodista y militante peronista Pedro Rosemblat, en su canal de Youtube.

“Los frigoríficos y exportadores no hicieron nada por desacoplar los precios de la carne", agregó. Y subrayó: “me preocupa el argentino y la argentina; no estoy para acumular dólares, estoy para que coman los y las argentinas”.

En tanto, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, disparó: "Lo que necesitamos es que el sector traiga una propuesta contundente".

"El precio de la carne venía creciendo indebidamente y entonces la decisión que tomó el Presidente fue cerrar las exportaciones y esperar que el sector exportador acerque una propuesta para resolver una ecuación que es muy sencilla: que haya exportación y genere ingresos genuinos, pero no a costa de poner en crisis la mesa de los argentinos".

Se habló de