Política agropecuaria

Exportaciones de carne: los anuncios que espera la Mesa de Enlace en su reunión con Julián Domínguez

Liberación de exportaciones de carne, total o con un esquema progresivo, mejor acceso al crédito y la creación de un canal de diálogo permanente, los temas que hoy debatirán con el Ministro.
Marcos López Arriazu
por Marcos López Arriazu |
La Mesa de Enlace

La Mesa de Enlace, tendrá hoy su primera reunión cara a cara con el Ministro Julián Domínguez.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, recibirá hoy en la sede de su cartera a los representes de la Mesa de Enlace con el objetivo de cerrar la mayor grieta actual entre el Gobierno y el campo: la generada por las restricciones a la exportación de carne vacuna.

Se trata de un paso inicial clave para el flamante funcionario porque una solución adecuada significaría desactivar uno de los principales focos de conflicto para la Casa Rosada de acá a las elecciones. El temor principal es lo que lo que podría generar sobre el consumo interno un incremento del flujo exportador, teniendo en cuenta, por ejemplo, que el poder de compra de carne vacuna del salario es el más bajo en 18 años.

Por eso, desde su asunción, fue el tema número uno en la agenda de Domínguez. En su primera semana de trabajo se sucedieron: una reunión sobre el tema con su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, dos encuentros técnicos con los especialistas en carnes de la Mesa de Enlace y reuniones con el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, y con el Presidente Alberto Fernández.

A esto hay que sumarle varios llamados del Ministro a los titulares de las entidades rurales e incluso, aunque desde su entorno lo niegan, se habría producido un encuentro privado con el Presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino.

Si bien las fuentes oficiales retacean información y piden “paciencia” sobre los anuncios que se harán este martes a las 18 hs, desde el ruralismo confiaron a A24.com Agro que concurrirán a la sede del Ministerio esperando escuchar tres medidas:

  • Liberación de las exportaciones de carne vacuna; de manera inmediata o con un esquema progresivo a partir de octubre.
  • Eliminación del límite de tenencia de granos para el otorgamiento de créditos del Banco Nación.
  • Creación de una mesa técnica de diálogo permanente entre el Ministerio de Agricultura y la Mesa de Enlace que funcionaría de manera semanal.

Los detalles de los anuncios que espera el campo

En cuanto a la liberación de exportaciones, durante las reuniones técnicas y las conversaciones telefónicas se trabajó bajo la hipótesis de flexibilizar los embarques de carne de vaca a China.

Actualmente, ese producto quedó bajo el cupo del 50% en relación al promedio medio mensual del 2020, que vence el 31 de octubre. Además, también lo afecta la prohibición de exportar hasta fin de año cortes de alto consumo local (tapa de asado, vacío, falda, cuadrada, paleta y matambre, además medias reses y cuartos con hueso como pieza).

Al ser el destino de mayor volumen (llegó a estar en el 80% de las exportaciones de carne vacuna totales) pero el de menor precio, el mercado chino fue el más afectado por las restricciones ya que los exportadores concentran sus embarques en los que más pagan.

La Mesa de Enlace espera que hoy se anuncie la liberación de la exportación de carne de vaca a China y un esquema progresivo para el resto de los productos. Esa liberación debería venir de la mano del levantamiento de las restricciones de cortes a ese mercado, algo que ya se hizo con el establecimiento del cupo de carne Kosher para Israel. Esto es necesario porque gran parte de estas ventas comprenden sets de cortes, cuya comercialización sería inviable si se veda incluir ciertos productos.

Desde las entidades, estiman que de concretarse este anuncio quedarían permitidas el 86% de las exportaciones. Sobre el resto, esperan que se disponga de un esquema progresivo de liberación, que podría culminar luego de fin de año, cuando pase el pico de la demanda estacional de la Argentina.

Los ruralistas aseguran que durante el fin de semana se puso sobre la mesa otro tema que fue caballito de batalla de los reclamos del campo: la eliminación del límite de tenencia de granos para el otorgamiento de créditos del Banco Nación, a tasa subsidiada. Hoy, para acceder a este financiamiento especial los productores tienen que tener vendido hasta el 95% de su cosecha, lo que está impidiendo el acceso a una herramienta clave para avanzar con la siembra.

Por último, es espera la conformación de la mesa de trabajo permanente entre el gobierno y el campo. La idea es que se los cuadros técnicos de las entidades y del Ministerio se reúnan todas las semanas para debatir y buscar soluciones sobre diferentes temas: derechos de exportación, presión impositiva en general e infraestructura, entre otros temas que limitan la producción agropecuaria.

Y en este marco, hay un dato a ningún dirigente se le escapa: las elecciones de noviembre. Piensan que todo lo que no puedan sacarle al Gobierno hasta el 14 de noviembre nunca más llegará; así que, aunque los anuncios estén dentro de este rango esperado, la reacción será agradecer el gesto a Julián Domínguez, pero insistir sobre el resto de la agenda de pedidos.

Qué le pedirá el Gobierno al campo

Ayer, desde la Casa Rosada comenzaron a filtrar algunos de los ejes que le pedirán al campo en esta primera reunión formal. Según reveló ayer A24.com, Julián Domínguez le planteará la Mesa de Enlace la nueva posición del Gobierno para el sector: “Proteger el consumo interno” y a cambio, les “garantizará las exportaciones”.

“La consigna es escuchar y estar cerca, como lo está haciendo el Presidente y como se lo pidió a cada uno de sus funcionarios”, dijeron las fuentes de este medio tras el paso del Ministro por la Casa Rosada.

Además, señalaron que la de hoy será la primera de una serie de reuniones que convocará con todos los sectores vinculados a la producción de alimentos, pasando por el Consejo Federal de Ministros (provinciales de agricultura, ganadería y pesca); las entidades que agrupan a los productores y exportadores, frigoríficos, supermercados, universidades, el INTA y el Senasa.

El máximo temor oficial

Si bien fuentes oficiales dijeron a este medio que "la idea es que los dirigentes se lleven buenas noticias" y poder "comenzar una nueva relación de diálogo", el temor al impacto que puedan tener las mayores exportaciones sobre la comercialización interna no despareció.

Por eso, en las reuniones técnicas realizadas la semana pasada, además de revisar los números de stock, faena, proyecciones de exportación de productos hoy fuera de los cupos, como la Cuota Hilton, se trató de trazar “distintos escenarios a partir de una hipotética liberación de exportaciones”, confiaron quiénes participaron de los encuentros.

Entre las dudas de los funcionarios, más allá del volumen de carne que pueda quedar para abastecer el mercado interno, está el temor de que la mejora del precio de las vacas arrastre al resto de las categorías de hacienda.

“Saben que la carne va a subir en los próximos meses y no quieren que ante la opinión pública aparezca como si la suba es producto de una mayor exportación”, sintetizó la fuente.

Es que desde que Julián Domínguez asumió el cargo debió enfrentar la dura tarea de desenredar una complicada madeja: el cepo a la exportación de carne no tuve el efecto electoral deseado, reavivó la pelea con el campo y el mal humor en la ruralidad (también esquiva en las urnas) y generó inquietud entre los gobernadores de provincias ganaderas aliadas, como los de La Pampa y Entre Ríos. Sin embargo, si los precios suben en los próximos meses y se instala que el movimiento se dio por la reapertura exportadora, el efecto podría ser mucho peor.

Por eso, a decir de los ruralistas, la presencia del Ministro "liderando los encuentros, preguntando y escuchando", parecería obedecer a la búsqueda de "argumentos para poder tomar una decisión".

El tiempo de análisis se acabó, a las 18 h la ganadería sabrá cuál será su margen de acción de acá en adelante, por lo menos hasta las elecciones de noviembre.

s