Un sector postergado

Lechería en crisis: "estamos desapareciendo", dicen los tamberos

Desde la Federación Agraria pidieron soluciones "urgentes" y denunciaron precios desleales. Dardos hacia el Gobierno y la industria.
09 de abril de 2021 - 13:48
Los productores tamberos advirtieron por la honda crisis y le reclamaron al Gobierno. 

Los productores tamberos advirtieron por la honda crisis y le reclamaron al Gobierno. 

Reunida de manera remota por protocolos ante la pandemia del coronavirus, la comisión interna de lechería de la Federación Agraria Argentina (FAA) analizó la situación de la actividad y consideró que la situación de los productores “es calamitosa”. Y le apuntaron sus dardos al Gobierno ante la crisis: “no hay peor sordo que el que no quiere oír, o lo que es peor: aquel al que por una oreja le entra y por la otra se le va”.

El juego de palabras de los productores tamberos no maquilla una situación que viene siendo denunciada desde hace tiempo, y no solamente por Federación Agraria. “Podemos ser parte de la solución o parte del problema; en manos del Gobierno está la llave para que, de una vez por todas, se destrabe esta situación de precios desleales a quienes trabajan los 365 días del año para producir un alimento tan vital como la leche”, advirtieron.

En el encuentro virtual estuvieron los representantes de las cuencas tamberas de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe. Todos ellos, de forma unánime, hablaron del pago que reciben en relación a la calidad.

Tambo
Lechería en crisis: el sector viene golpeado por la crisis y le reclama al Gobierno por los "precios pisados".

Lechería en crisis: el sector viene golpeado por la crisis y le reclama al Gobierno por los "precios pisados".

“En este tema, a los pequeños y medianos tambos hace rato que se les debería estar pagando un plus, ya que no solo producen calidad en cuanto a características técnicas y sanitarias sino que estas producciones se realizan de forma amigable con el ambiente”, afirmaron.

Una de las voces que se escucharon fue la de Fabio Schneider, productor tambero de Crespo, Entre Ríos, y vicepresidente de la filial de Federación Agraria de allí.

"Nos quieren distraer con esa discusión de calidad sabiendo que hoy en día todos los productores pequeños y medianos tienen estándares de calidad superiores a muchos otros sistemas productivos lecheros en el país, como los tambos estabulados o los mega tambos de 3 mil vacas. No tienen la calidad de leche ni el confort de vida del animal que brinda el pequeño y mediano productor. Entonces lo que decimos es: vamos a hablar del tema real, la rentabilidad de los productores".

"Al productor le pagan muy poco, el consumidor final paga mucho y en el medio se hacen los distraídos", agregó Schneider.

En el comunicado, el conjunto de los productores también sostuvo que “no quieren pagar lo que corresponde. Por supuesto que estamos de acuerdo que se pague por calidad, pero son todas patrañas para justificar eso. Es una vergüenza que una de las primeras marcas de Argentina esté pagando 22 pesos por litro ante la mirada atónita del Gobierno. La distorsión de precios entre lo que recibe el productor y paga el consumidor es una vergüenza”.

Los productores sostuvieron que ese monto “no puede contener la inflación y tampoco el desangrado de las Pymes que dan vida a pueblos del Interior. Eso es una muestra más que clara de que la concentración en nuestro país es socia de nuestra clase política”.

Vaca Holando

"No hay peor sordo que el que no quiere oír", fue el duro reclamo hacia el Gobierno.

“Vemos con preocupación cómo algunos funcionarios recorren los mega tambos que son manejados por una persona, sin entender que atrás de un pequeño tambo hay un entramado socio productivo, que tal vez no ilumina tanto los ojos de nuestros gobernantes, pero que en la práctica son los que dan sustento económico y miles de familias en todo el país”, dijeron los productores.

Y concluyeron: “Estamos estancados y vamos desapareciendo día a día sin que a nadie reaccione y sin soluciones concretas a corto plazo, mientras cientos de familias tamberas dejan la actividad”, denunciaron.