CURUZÚ CUATIÁ

Los carpinchos vuelven a escena: un funcionario correntino debió renunciar por autorizar la caza de 200 ejemplares

El propio gobernador Gustavo Valdés lo decidió tras conocerse la autorización del ahora ex Director de Recursos Naturales provincial, Carlos Bacqué.
En Corrientes

En Corrientes, el gobernador Valdés decidió echar a un funcionario por su decisión sobre los carpinchos.

Luego de lo que fuera un verdadero suceso en redes sociales, los carpinchos volvieron a la escena. Después de haber sido protagonistas de los debates en Nordelta por su inclusión o no en la cotidianidad de los barrios privados, en Corrientes un funcionario de la provincia debió dejar su cargo tras haber autorizado la caza de 200 ejemplares. Se trata de Carlos Bacqué, ahora exdirector de Recursos Naturales, a quien el propio gobernador Gustavo Valdés le pidió la renuncia una vez conocida la noticia.

La autorización de Bacqué correspondió al departamento de Curuzú Cuatiá, en el sudoeste de Corrientes. Se trataba de una "extracción controlada de carpinchos en una propiedad privada con cultivos de arroz", según relataron desde el Ministerio de Turismo local, a cargo de Sebastián Slobayen.

Corrientes: el gobernador Gustavo Valdés obtuvo la reelección
Corrientes: el gobernador Gustavo Valdés salió a despegarse de la normativa contra los carpinchos.

Corrientes: el gobernador Gustavo Valdés salió a despegarse de la normativa contra los carpinchos.

El propio ministro, en diálogo con el diario El Litoral de Corrientes, fue el que confirmó la decisión del Gobernador y la vuelta atrás inmediata con respecto a la normativa ordenada por Bacqué.

El director saliente es oriundo de la ciudad de Goya y había asumido en el cargo en 2016, en reemplazo de Santiago Faisal.

carlos bacqué

"Los carpinchos tienen una población de ejemplares muy alta", se defendió el funcionario echado por el gobernador de Corrientes.

En diálogo con FM Norte de la ciudad de Corrientes, salió a defenderse: “Efectivamente, como consecuencia del dictado de una disposición que estaba amparada por una ley y a su vez por dos decretos del año 1954, parece que el Gobernador no estuvo de acuerdo con que se tome esa medida en función de proteger a la producción, que es nada menos que proteger a un productor".

“Si hay que renunciar se renuncia, no hay ningún problema, no estoy atado a ningún sillón, estoy dispuesto a que se cumpla lo que la autoridad máxima de la Provincia lo requiera. Entiendo que los carpinchos están de modas pero fui arrocero más de 20 años, conozco muy bien el daño que hace el carpincho y este trabajo que se hizo previo a dictar la disposición es un trabajo, plan, de manejo sustentable del carpincho, como para poder prever y prevenir los daños que ocasionan a las plantaciones de arroz cuando tienen una población de ejemplares muy alta", concluyó.

Se habló de
s