Campaña agrícola

Maíz: las lluvias demoran la cosecha y la producción podría caer 11%

La llegada de agua fue tardía y además frenó a las cosechadoras. El área de maíz levantada es la mitad que la del año anterior para misma esta fecha.
26 de marzo de 2021 - 14:22
La cosecha del maíz arrojó resultados dispares de acuerdo a la región.

La cosecha del maíz arrojó resultados dispares de acuerdo a la región.

La lluvia afectó a las tareas de recolección del maíz.

La lluvia afectó a las tareas de recolección del maíz.

En la cadena del maíz miran con incredulidad los resultados que va arrojando la cosecha de la gramínea en la región central. Si bien algunos cuadros resultaron buenos y por eso la esperanza todavía está junto a los productores, ya con el 18% de la superficie total levantada, lo obtenido resulta “desparejo”. De continuar el ritmo actual, el resultado final sufriría un grave impacto en relación a la campaña anterior.

“El rinde promedio de lo que hasta ahora se lleva levantado es de 94 quintales, 15 quintales menos que el promedio de la 2019/20. De mantenerse estos resultados, la región produciría un 11% menos de maíz que hace un año”, explicaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario.

Las lluvias de los últimos días también tuvo efecto para este cultivo, pero en este caso no fue positivo. El agua caída esta semana en la región central, que osciló entre los 60 y los 90 milímetros, le devolvió a los suelos del este de la zona agrícola las reservas de humedad que tan necesarias eran apenas días atrás. Pero en la mayoría de los casos tarde, y para colmo de males, complicó las tareas de cosecha.

De este modo el agua frenó el avance de las cosechadoras, que sólo pudieron trillar el 7%. Al momento se llevan cosechadas 250 mil ha en la región, la mitad respecto a hace un año atrás.

"En la zona de Bigand la cosecha de maíz temprano avanzó 10 a 15%. Los monitores arrojan una media de rinde de 90 qq/ha, con valores mínimos de 80 qq/ha a 115 qq/ha. De cumplirse los pronósticos de lluvias abundantes, generarán un retraso en la cosecha de maíz ya que se aproxima el inicio de cosecha de soja de primera y los productores priorizan a la oleaginosa en las tareas de trilla”, comentaron los técnicos.

Pero en soja puede ser más grave: como contó A24.com Agro, con lluvias abundantes y temperatura en ascenso los problemas de enfermedades pueden afectar seriamente la calidad del grano.

Maiz
Al momento, el rinde promedio del maíz es de 94 qq/ha.

Al momento, el rinde promedio del maíz es de 94 qq/ha.

La entidad informó que los rindes del maíz tuvieron mínimos de 60 quintales por hectárea (qq/ha) hasta 130 qq/ha. El primero de los casos corresponde a Villa Eloísa, en Santa Fe, mientras que la marca más alta fue el registro conseguido en Monte Buey, en Córdoba, a 80 kilómetros de distancia. La provincia mediterránea había tenido mejores condiciones hídricas que potenciaron a los cultivos, a diferencia del sur santafesino y el norte bonaerense.

Sin embargo hubo algunos lotes que sorprendieron a los técnicos: en Carlos Pellegrini (Santa Fe) y Pergamino (Buenos Aires), se alcanzaron los mismos 130 qq/ha que marcó el sur cordobés.

“En maíz, los primeros lotes cosechados de zonas que han andado bien muestran rindes de 120 a 130 qq/ha”, comentaron los ingenieros de Pergamino. “Creo que vamos a tener rindes bastantes buenos para las pocas lluvias de este año”, comentaron con entusiasmo.

Entre Ríos: una de cal y una de arena

Unas 357.000 hectáreas cultivadas con maíz de primera en la provincia mesopotámica ya fueron cosechadas, y representan el 90% de las 396.500 sembradas en la temporada, aseguró la Bolsa de Cereales de la provincia.

Más allá de lo acontecido esta última semana, las condiciones climáticas de los últimos quince días allí "resultaron propicias para las labores", y permitieron que se avance un 35% en ese lapso.

Por eso, desde la Bolsa entrerriana se animaron a ponerle fecha al final de la cosecha: estiman que culminará en los primeros días de abril con una producción de 1.942.500 toneladas.

Sin embargo, la entidad estima que la producción caerá en un 24% respecto de la temporada pasada, que había registrado 2.556.600 toneladas.

Se habló de