icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --

“Spasiva Putin”, “ojo Alberto”, las frases clave en el mercado de trigo

“Spasiva Putin”, “ojo Alberto”, las frases clave en el mercado de trigo
Cosecha de trigo

Esta semana no solo hemos tenido el informe de USDA, sino también la actualización de los reportes de los principales países exportadores, como las bolsas en la Argentina y los ministerios en Europa del Este, principalmente el de Rusia.

Se podría pensar que en el mercado de trigo la oferta puede recuperarse rápidamente debido a que muchos países pueden producir el cereal, pero lo cierto es que no todos pueden exportarlo. Es aquí donde comienza la película para contar, que nos alegra enormemente a los productores argentinos.

Esta semana trascendió información sobre al comportamiento exportador que podría llegar a tener Rusia, el principal proveedor de trigo del mundo. Específicamente, los funcionarios rusos dieron a conocer la posibilidad de poner impuestos a la exportación que rondarían los 27,30 dólares por tonelada a partir de febrero hasta junio próximos. Esto puso nerviosos a los mercados, lo que fue leído de forma rápida y eficiente por los fondos de inversión que salieron a comprar, generando una suba sustancial de precios.

Por otro lado el mismísimo Vladímir Putin pide de forma activa y casi desesperada a todo su equipo económico que controle la inflación de los alimentos inventando algun tipo de programa. Si hay algo de esto que te resulte familiar bienvenido al club.

Como sabemos, en la Argentina estas noticias suelen impactan de forma negativa pero, por ahora, los mercados locales la han tomado también positivamente: empezamos a ver precios nominales unos 40 dólares arriba del promedio de las últimas campañas.

De todos modos, genera mucha incertidumbre ya que estamos en plena cosecha de trigo y todavía no podemos decir que hay pájaro en mano.

Los productores están con alta ansiedad de poder captar estos valores y aún falta una recta final, en un momento en que la economía argentina, dicho por nuestro ministro de economía, no tiene la posibilidad de bajar impuestos, sino que podría verse totalmente inversa. Esto último atenta contra la posibilidad real de que un productor agropecuario tenga cierta libertad de poder guardar su producción para comercializarla en un futuro próximo, sin el riesgo de que los dos Ejecutivos de turno (el argentino y el ruso) realicen un cambio de reglas y no dejen afuera de la cancha.

Como empresarios agropecuarios sabemos que estos regalos previos a la Navidad los tenemos que captar, sino podría llegar generar un cambio desfavorable en los precios de la noche a la mañana.

La oferta argentina seguramente alcanzará para poder hacer una buena performance exportadora, probablemente no sea como la del año anterior pero será buena. Lo que ha ocurrido en esta campaña, es que la exportación dejó de comprar por arte de magia (o por arte de la política) para que no bajen los stocks. No sería conveniente que esto vuelva a pasar, dañaría demasiado la confianza del productor y ya tenemos experiencia reciente de las consecuencias de que eso pase.

Ahora, lo único que resta por hacer es poner manos a la obra, terminar la cosecha y definir cuál va a ser el destino de ese trigo que está por venir.

Mientras tanto, “Spasiva Putin”, “ojo Alberto”.

El autor es Co-founder y Director de Az Group, y especialista de La Red Rural (AM 910)

por Sebastián Salvaro
SUBIR

Poder