CONSUMO

Otra explicación a la suba de precio de la carne: matarifes apuntan al bajo valor de los subproductos vacunos

Desde CAMyA, la Cámara que nuclea al sector, alertaron por los bajos precios que consiguen por la mercadería de descarte que negocian con los frigoríficos. "Esto es de máxima preocupación", dijeron.
Ezequiel Morales
por Ezequiel Morales |
El precio de la carne volvió a los primeros planos

El precio de la carne volvió a los primeros planos, luego de las elecciones.

La suba de la hacienda de las últimas jornadas empezó a mover los eslabones dentro de la cadena de la carne. El sector matarife, de gran peso en el Área Metropolitana de Buenos Aires y las principales ciudades del país, salió con los tapones de punta contra los precios que se pagan por los subproductos vacunos. "Hoy si vas a la carnicería y comprás achuras te van a salir una fortuna, pero a nosotros nos tienen bien dormidos con los precios", se lamentó un matarife y dirigente del sector ante la consulta de A24.com Agro.

Se trata de un rubro cuyo valor es pactado con los frigoríficos y que habitualmente sirve para equilibrar los números de los matarifes. Sin embargo, referentes del sector sostuvieron que “hoy el 42% de los kilos de un animal (la participación de los subproductos) no representan ni el 5% del valor total de ese animal”.

Para Leonardo Rafael, presidente de la Cámara de Argentina de Matarifes y Abastecedores, las cifras correspondientes al pago de los subproductos cárnicos (cuero, menudencias, sebo, patas y cabeza, y sangre) “es una desfachatez. Así como está planteado en la actualidad se trata de un asunto de máxima preocupación para los matarifes”.

leonardo rafael.jpg
Rafael alertó por el impacto del bajo precio de los subproductos en la rentabilidad de los matarifes.

Rafael alertó por el impacto del bajo precio de los subproductos en la rentabilidad de los matarifes.

Hoy un animal promedio de 400 kilos de peso le cuesta al matarife unos $110.000, más el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Del total solo se extrae para carne, en promedio, ya que la proporción puede cambiar de acuerdo al tipo de animal, un 58%.Una vaca de conserva puede dar hasta un 48% de carne, dada su longevidad y sus pariciones. En tanto que un novillo engordado en feedlot puede arrojar hasta un 60% de carne a la hora de la faena.

El otro 42% restante, en tanto, son las menudencias que despiertan los reclamos de los matarifes.

"Solo nos pagan aproximadamente $5.000 por esa mercadería. Recuperamos menos del 5% por algo que otros salen a comercializar", remarcó Adriel Suelves, matarife y secretario de CAMyA.

La cadena de comercialización del "subproducto"

Los “subproductos” vacunos, en la práctica, son una herramienta fundamental para los matarifes a la hora de negociar con las carnicerías por el valor de la mercadería descargada. Cuanto mejor precio se le paga al matarife por las menudencias, mayor margen para negociar precio con el carnicero de barrio. Y este último quedaría con más libertad para no trasladar precios al consumidor.

"El tema de los precios obviamente interviene en los subproductos. De un animal de 400 kilos nos quedamos con 220 kilos de carne, ¿y con los otros 180 qué pasa? Nadie habla de eso. Vos comprás todo el animal y después tenés que ver a quién le vendés lo que no le vendés al carnicero. En este momento los actores que compran eso son muy pocos", explicó Suelves.

Incluso desde CAMyA difundieron un sondeo propio en el que aseguran que varias categorías que comprenden a los subproductos vacunos cayeron en valor.

subproducots ok.jpg

Uno de los productos que marcan como en baja es el del cuero: se trata de una actividad cuyo rinde se estima en 15,50% y que su valor menguó desde los $63 por kilo a $48. En una pieza de 200 kilos, entonces, el total obtenido es de $1488.

Para las otras categorías las pérdidas son más bajas o se mantuvieron: $3 de pérdida por kilo en las menudencias (de $18 a $15), mientras que sebo ($34), pata y cabeza ($7), y sangre ($9) se mantuvieron en el mismo nivel.

Siguen los casos de Covid-19 en la industria frigorífica
Los matarifes explicaron que el 42% aproximado de un animal no forma parte de la carne que se vende al consumo, pero reclaman por ese precio.

Los matarifes explicaron que el 42% aproximado de un animal no forma parte de la carne que se vende al consumo, pero reclaman por ese precio.

"La solución es que salga a la vista de todos quiénes son los que comercializan esos subproductos. Esto terminaría con el problema porque hay solo 2 o 3 firmas grandes en el país que exportan menudencias. Y en el sebo y el hueso estamos hablando de una sola empresa", manifestó Suelves, quien explicó que son las industrias curtiembres las que fijan el precio que luego las plantas faenadoras imponen al matarife.

Y agregó: "Ahora la hacienda aumentó nuevamente tras las elecciones, pero el subproducto vale lo mismo que en enero de este año".

"Siempre está en la lupa el precio de la carne, pero nunca pasa eso con el precio de las cueros y el resto de las menudencias. Estos números nos matan", se lamentó el matarife Suelves.

Se habló de
s