Expo Rural 2022

Por primera vez en la historia dos mujeres ocupan un rol clave en la organización de la Exposición Rural

Una joven proveniente de los Ateneos de la Sociedad Rural Argentina y una criadora ovina patagónica, tienen a cargo el control de lo que pasa en la pista de Palermo.
Agustina Díaz Valdez y Cecilia Fernández Gotti
Agustina Díaz Valdez y Cecilia Fernández Gotti, en las pistas de la Exposición Rural de Palermo.

La responsabilidad del comisariato “es controlar que todo esté en orden y que las actividades puedan desarrollarse correctamente”, sintetizó Agustina Díaz Valdez, teniendo en cuenta que cada actividad y cada especie animal de la Exposición Rural tiene asignado un responsable. Velar por el cumplimiento de las normas, disponer todo lo necesario para el óptimo funcionamiento de cada pabellón y pistas. Basta con hacer un repaso de la complejidad de la muestra para intentar mensurar lo que a cada uno le compete.

La novedad de incorporar a Fernández Gotti y Díaz Valdez, supone, por un lado, la confianza en dos protagonistas que han recorrido caminos diferentes en el gremialismo institucional. Agustina, veterinaria, proviene del ateneo de la SRA que llegó a presidir. Cecilia, madre de 4 hijos, vinculada a la cría ovina y de caballos criollos, se inició en la Sociedad Rural de Río Gallegos donde llego a ser vicepresidenta, y actualmente, es directora la SRA.

“Si bien nos hemos dividido el predio por zonas y actividades, más de una vez andamos juntas de un lado para otro y siempre nos colaboramos”, sostienen. Cada una ha caminado no menos de 14 kilómetros por día (en las tres primeras jornadas) recorriendo la muestra, y queda por delante una serie de actividades que seguramente les exigirán más. “Estamos contentas, lo estamos disfrutando”, convinieron.

Acerca de la novedad de sus incorporaciones remarcan la rápida integración con el resto de los integrantes del Comisariato General y la facilidad de compartir el ámbito de la exposición. Agustina deseaba ser parte del Comisariato desde su paso por el Ateneo, y Cecilia se sorprendió cuando se lo propusieron, pero contó con el inmediato apoyo de su familia. “Nunca supe que éramos las primeras mujeres en el comisariato, hasta que alguien lo mencionó. Pero no me cuesta adaptarme y eso que casi no nos conocíamos”, aclaró Cecilia, añadiendo la visión federal que le demostró Nicolás Pino, presidente de la SRA, al convocarla. “Soy de Santa Cruz, siento que acá estamos todos y en conjunto, podemos lograr un montón de cosas”.

Ambas coinciden en la importancia de estar en contacto con todos los criadores y expositores, “porque nos permite poder entrar en la intimidad del trabajo cotidiano. Se escuchan muchas voces, enriquece la visión”, contemplan.

“La parte humana, esté o no la mujer, acá se siente, pero sin dudas tenemos otras sensibilidades y otra visión para compartir. Sabemos que este es un primer paso, y a partir de ahora van a haber más mujeres”, aseguraron.

Además, Agustina remarcó que en el Ateneo es habitual el protagonismo de las mujeres y como ejemplo citó que “es el quinto año que lo preside una mujer”, para completar dejó una frase: “Los jóvenes no somos el futuro, somos el presente”.

Se habló de
s