AGRO Y ECONOMÍA

Radiografía del empleo argentino: cuántos puestos de trabajo genera el campo y cuál es el "top five" de actividades

Un estudio presentado por la Fundación FADA detalló el porcentaje de empleo agroindustrial sobre toda la economía y cómo están distribuidos de acuerdo al grade agregado de valor.
FADA midió cuáles son las actividades del campo que generan más empleo. 

FADA midió cuáles son las actividades del campo que generan más empleo. 

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA) publicó un extenso informe en el que graficó cómo están distribuidas las principales actividades comerciales dentro de la cadena agropecuaria en el país, que aportan al menos un 24% de los puestos laborales privados del país. Lo que definen como una “enorme rueda del empleo” abarca un universo puede comprender no solo a los productores agropecuarios, sino también a transportistas y hasta empleados de comercio. ¿Cuál de todas las actividades del agro es la que más empleos genera?

Del informe de FADA se desprende que el mayor generador de empleo es la producción (el eslabón primario) con el 38% del total de lo generado por el campo. Le siguen la comercialización, con 25%; la industria, 22%; el transporte, 7%; servicios conexos, 5%; y maquinarias e insumos, 3%. Justamente este martes, los datos aplicados a la cadena de maíz serán profundizados en el Congreso Maizar, en Buenos Aires.

“Dos de cada diez trabajos del sector privado se generan en alguna cadena agroindustrial y todo el tiempo estamos en contacto con ellos: en las pastas del domingo, en el combustible de los autos o la comida para las mascotas”, graficó Natalia Ariño, economista de FADA. Se trata de un universo de 3,7 millones de puestos de trabajo que generan las cadenas.

Ganaderia.jpg

Y agregó que “genera empleos en múltiples rubros urbanos como administrativos, comerciantes, personal de ingeniería, tecnología, investigación, mantenimiento, limpieza, y una rueda interminable de puestos que se multiplican a lo largo de todas las cadenas”.

El “Top Five” del campo

En término de porcentajes, las principales actividades agropecuarias son:

  • Carne vacuna: 12%
  • Frutas, verduras, hortalizas y legumbres: 12%
  • Trigo: 10%
  • Soja:10%
  • Maíz: 6%

“Estas cinco cadenas juntas generan la mitad de todo el empleo agroindustrial”, expresaron desde FADA. Nicolle Pisani Claro, otra de las economistas de la Fundación indicó que “el 31% de los empleos en las cadenas agroindustriales pertenecen a las distintas economías regionales”.

“El 4% de los puestos lo genera la cadena azucarera, la vitivinícola 4%, tabaco 2%, pesca 2%, estas son algunas cadenas regionales, que son muy importantes para el desarrollo económico de diferentes partes del país”, explicó Pisani Claro.

Ganadería de La Pampa.jpg
El empleo generado por la ganadería bovina fue de 436.750 puestos.

El empleo generado por la ganadería bovina fue de 436.750 puestos.

La cadena bovina

El empleo generado fue de 436.750 puestos de trabajo, un 3,4% más respecto 2018. La cadena concentra el 11,7% del empleo de las cadenas agroindustriales (CAI).

“La etapa primaria representa el 58% del empleo, y la mayor parte proviene de la cría, invernada y feedlot comercial, y el resto corresponde a servicios pecuarios. La cría alcanza los 213.168 trabajos, frente a 5.364 empleos en feedlot, esta diferencia proviene de criadores que hacen ciclo completo y tienen su propio feedlot considerado dentro de la actividad “cría”, en cambio en el segundo caso, hace referencia al feedlot comercial”, remarcaron los especialistas.

Además el transporte de carne bovina y ganado en pie alcanzó 14.224 empleos en sus diferentes modalidades.

cosecha caña de azucar.jpg
Según FADA, en 2020 la cadena azucarera generó 165.995 puestos de empleo.

Según FADA, en 2020 la cadena azucarera generó 165.995 puestos de empleo.

Los cultivos regionales

El sector está conformado por las cadenas vitivinícola, tabacalera, azucarera, algodón, yerba mate y té, forestal, pesca, frutas, verduras, hortalizas y legumbres. Todas juntas generaron en conjunto 1.161.419 puestos de trabajo, lo que representando el 31% del empleo en las CAI.

En 2020 la cadena azucarera generó 165.995 puestos de trabajo, algo equivalente al 4,5% del empleo en las CAI. “El eslabón primario demandó 35.530 empleos. Prácticamente se genera la misma cantidad de empleos en actividades estrictamente del cultivo de caña de azúcar como también así los servicios agrícolas a la producción, concentrando entre ambos, el 21% del empleo de la CAI”, expusieron.

El sector industrial del azúcar generó el 41% del empleo de esa cadena, donde se consideró el empleo generado en los ingenios azucareros, destilerías, y anhidradoras.

yerba.jpg
La yerba, uno de los productos de más importancia en el campo del noreste del país.

La yerba, uno de los productos de más importancia en el campo del noreste del país.

La cadena de tabaco representa el 2,5% de los empleos de las CAI, con un total de 92.427 puestos de trabajo. “El 70% proviene de la etapa primaria, donde el cultivo de tabaco es intensivo en mano de obra, estimando que sólo en el cultivo se emplearon 60.112 puestos de trabajo sin contar los servicios agrícolas”, postularon desde FADA.

El sector vitivinícola engloba al 4% del empleo de las CAI, empleando un total de 147.423 puestos de trabajo. “Se destaca su eslabón primario por el mayor requerimiento de trabajo, generando 86.969 puestos, entre el cultivo de vid para vinificar y los servicios agrícolas demandados por la actividad, como servicios de labranza, siembra, trasplante, pulverización, servicio de mano de obra agrícola, entre otros., concentrando el 59% del empleo en la cadena”, indicaron.

La elaboración de vinos, mostos y subproductos de la uva representaron en conjunto el 28% del empleo dentro de la cadena con un total de 41.846 empleos.

manzanas.jpg
La manzana, cultivo de gran importancia en la zona del Alto Valle del río Negro.

La manzana, cultivo de gran importancia en la zona del Alto Valle del río Negro.

Frutas, verduras, hortalizas y legumbres

La cadena de frutas, verduras, hortalizas y legumbres, en 2020 generó 432.843 puestos de trabajo, equivalente al 11,6% de las CAI. “Alcanzan el 63% del total, ya que incluye la producción de alimentos en los que demandan un gran volumen de personal, destacándose los cultivos de peras y manzanas, frutas cítricas, la producción de papas, mandioca y batatas, entre otros cultivos”, expresaron.

En lo que tiene que ver con la comercialización hay 85.660 empleos que se generan en mayor proporción por la venta y empaque de frutas, hortalizas y legumbres frescas, alcanzando el 52% del empleo en el comercio mayorista.

¿La industria? Concentra el 14%, aportando 61.710 de puestos de trabajo a la cadena: se trata de preparación de conservas, jugos, elaboración y envasado de dulces, vinagres, sidras entre otros destacándose la elaboración de conservas de frutas, hortalizas y legumbres con el 34% del empleo industrial.

Trigo.jpg

"La mayor parte de los productos elaborados en base al trigo tienen como destino la alimentación humana", indicaron en FADA.

El trigo

El empleo generado en la cadena triguera alcanzó los 371.247 puestos de trabajo en 2020, esto es 1 de cada 9 empleos de la CAI. En comparación a las cadenas de soja y maíz, la etapa de transformación del cereal es “la principal impulsora de empleo alcanzando el 36% del total de la cadena”, equivalente a 132.256 empleos.

“Tiene lógica si se piensa en la diversidad de productos que se obtienen del trigo, donde la mayor parte de los productos elaborados tienen como destino la alimentación humana”, indicaron.

Por otra parte, la venta de los productos derivados del trigo es la segunda fuente de empleo más importante en la cadena, concentrando el 36% con un total de 133.639 puestos de trabajo. La venta minorista de pan, productos de panadería y confitería en locales, supera incluso al empleo generado por la venta de productos de panadería en supermercados, hipermercados, minimercados y polirrubros.

La soja

En 2020, la cadena de la soja, generó 363.941 puestos de trabajo en Argentina, es decir que 1 de cada 10 empleos generados en las CAI proviene de la cadena de la soja, abarcando el 9,8% del empleo total de las cadenas. Su etapa primaria es la más relevante, con un total de 172.277 empleos (47% del empleo en la cadena), que incluye la producción de soja y los servicios agrícolas que, en términos de generación de trabajo, están estrechamente vinculado al volumen de hectáreas trabajadas.

Por otro lado, la industrialización se caracteriza por un alto nivel tecnológico y de eficiencia alcanzando el 9% de los empleos de la cadena sojera (32.807 puestos de trabajo). La fabricación de harina, aceite y los subproductos, que surgen en simultaneo de los mismos procesos productivos, emplean el 95% del sector industrial.

MAIZ OK.jpg
El maíz es uno de los principales cultivos de la campaña gruesa y genera más de 230.000 puestos de empleo.

El maíz es uno de los principales cultivos de la campaña gruesa y genera más de 230.000 puestos de empleo.

El maíz

En 2020 la cadena de maíz generó 236.566 puestos de trabajo en todos los eslabones que la involucran, representando el 6,4% de las CAI. Es decir que 1 cada 10 puestos de trabajo generados en las cadenas provienen del maíz. “En la cadena se incluye el empleo de la producción de maíz que tiene como destino a los consumidores del grano, como en el caso de las carnes, huevos y leche. Se considera, además, la elaboración de alimentos balanceados”, postularon.

Lo interesante del maíz es que además de agregarle valor al grano en los diferentes procesos industriales y en los siguientes eslabones de la cadena, también se lleva a cabo en la misma etapa primaria. Esto significa que, una parte del maíz que no se destina a la industria, es transformado en carnes (principalmente aviar, bovina y porcina), huevos y lácteos.

Se habló de
s