Rige la conciliación obligatoria

¿Sigue el conflicto? Explosivo comunicado de Atilra contra Lácteos Mayol

El sindicato de los trabajadores lecheros apuntó muy duro contra los directivos de la empresa: "Son la Familia Ingalls", sostuvieron con ironía.
05 de marzo de 2021 - 20:50
Vecinos de Gobernador Udaondo

Vecinos de Gobernador Udaondo, la semana pasada, en contra del acampe sindical.

El gremio de los trabajadores de la industria lechera rompió el silencio con una publicación durísima en su sitio web, a horas de la audiencia que el Ministerio de Trabajo provincial fijó en torno al conflicto que lo enfrenta con la familia Mayol, dueña de “Lácteos Mayol”.

El texto, titulado “La familia Ingalls contra la mafia - Conflicto en Lácteos Mayol”, no escatima en calificaciones hacia los miembros de la familia que dirige la empresa láctea ubicada en Gobernador Udaondo y que fue noticia durante toda la semana pasada a raíz de que miembros de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (Atilra) bloquearon el acceso a la planta en reclamo de incumplimientos por parte de la empresa.

“La 'Familia Ingalls' actúa de manual, se victimiza y trata de desacreditar la misión de los representantes de los trabajadores por medio de la calumnia, argumentando que buscan otra cosa”, sostuvo el gremio.

En el texto también le pusieron el foco a las denuncias hechas por los Mayol: “son infundadas, se esfuerzan por convertir el reclamo laboral en una cuestión penal”.

Para este miércoles 10 de marzo a las 10:30 está fijada una audiencia entre las partes en la delegación de Lobos del Ministerio de Trabajo bonaerense. Por estos días rige una conciliación obligatoria que permitió el regreso a las actividades en un clima de absoluta tensión.

Por eso el tono explosivo del texto publicado por el gremio en su portal atenta de nuevo contra el entendimiento entre las partes.

“Gracias a la colaboración de gran parte de nuestros empleados estamos produciendo otra vez”, le había confirmado Paulina Mayol a A24.com Agro ya entrada la noche del viernes, mientras declaraba en la Fiscalía regional.

Por esas horas se supo que el juez de Garantías Nro. 8 de Cañuelas, Martín Miguel Rizzo, no había dado lugar a un pedido de Dardo Mayol para aplicar una restricción perimetral hacia los miembros de Atilra. Implementar la medida resultó “prematuro” para el magistrado, algo que había sido solicitado por los Mayol en base a las acciones violentas que denunciaron ante la fiscal Norma Pippo a lo largo de la semana pasada.

En ese contexto fue que miembros de la familia y algunos empleados, que no se adhirieron al reclamo, ingresaron al predio y lograron poner en funciones a la empresa elaboradora, entre otras cosas, del dulce de leche que lleva el nombre del apellido familiar y que es el emblema de la fábrica. Pero esa noche del viernes denunciaron que “no podían salir”.

“Estamos adentro, rodeados. Bloquearon los portones. Durante la tarde el poco personal recibió insultos y tiene mucho miedo” le había dicho el abogado Juan Fontana al portal de noticias InfoCañuelas.

El acampe sindical se basó en la disputa por la afiliación de 7 empleados, la mitad de los 14 con los que cuenta la planta, para que sean incorporados de manera inmediata a Atilra y que dejen de ser parte de otros gremios, en los que las cargas sociales serían más económicas para la empresa.

Pero la familia apuntaba a otro origen de las cosas. “Sin dudas acá hay un problema de dinero sindical. Lo único que les pedí ayer en la audiencia fue “levantame la medida y yo voy accediendo a lo que me pidas, en la medida que mi empresa sea viable”, había dicho Paulina Mayol.

En su comunicado de esta semana Atilra vuelve a cargar contra los dueños y puntualiza en la situación de los trabajadores que motivaron el reclamo.

“Nadie se movilizó cuando la empresa violaba la ley, pero se escandalizan cuando el trabajador organizado defiende sus derechos”, sostiene el comunicado.

Recién en el final la presentación de Atilra suaviza el tono contra los Mayol y le da crédito al rol del Estado en el conflicto. “A instancias del Ministerio de Trabajo provincial se irá recorriendo el camino conciliatorio, dependiendo su resultado de la voluntad y predisposición empresaria para regularizar la situación de sus trabajadores, encuadrándolos dentro del marco legal correspondiente”, concluye.

Se habló de