Divisas para el país

¿Trigo de oro? La campaña apuesta al clima y va por el récord

Según la Bolsa de Comercio de Rosario se esperan 20 millones de toneladas de producción. Las fichas están puestas en los cálculos climáticos.
Empieza la campaña de trigo

Empieza la campaña de trigo, y el clima jugará un rol clave.

Los especialistas dicen que La Niña y su sequía son parte del pasado, y los productores se ilusionan. Por eso el trigo, para la campaña que está arrancando, promete números que le sacan una sonrisa a más de uno: la Bolsa de Comercio de Rosario estimó que el país podría cruzar la frontera de las 20 millones de toneladas si es que el clima confirma sus buenos presagios.

Las mediciones de la entidad rosarina se dan en un marco en el que la siembra estimada es de 6.700.000 hectáreas (has), unas 200.000 más que las que se cultivaron en la campaña anterior, lo que no representa un crecimiento a gran escala, apenas un 3% interanual. Y también con la situación de que no se espera que los productores se vuelquen marcadamente a la inversión en tecnologías para obtener mejores rindes.

Todo eso, sin embargo, sería neutralizado por la buena perspectiva que arroja el análisis climático.

“De materializarse, se constituiría en una cosecha récord para la historia del cereal. El volumen estimado sale de tener en cuenta pérdidas de área en torno a los 200.000 has y el rinde promedio nacional de los últimos 5 años: 31 qq/ha. Por lo que es fácil ver que el trigo incluso bien podría superar los 21,5 Mt pero también que el escenario malo lo situaría en los 18 Mt. Las cartas que jueguen de acá en más las lluvias darán la respuesta”, indicaron los técnicos de la Bolsa rosarina.

Los especialistas dicen que los primero que juega a favor es la gran oferta de agua que recibieron tanto el sur como el centro de la región pampeana el mes pasado. La provincia de La Pampa y buena parte de Buenos Aires, este de Córdoba y el norte de Santa Fe, junto a Chaco y Santiago del Estero arrancan con condiciones que sobresalen al compararlas con la media histórica de los últimos 30 años.

“Hay una clara diferencia con respecto a lo que sucedía el año pasado, cuando a esta altura se cumplían casi dos meses sin lluvias importantes en Córdoba y en buena parte de Santa Fe y en el norte del país. Esto es una gran ventaja”, indicaron los técnicos.

Los acumulados superaron en gran parte de la región pampeana las medias mensuales y repusieron los perfiles, luego de un verano marcado por la falta de agua.

No obstante, mayo contiene una incógnita: "Hay muchas zonas que necesitan entre 50 y 80 mm. En la primera quincena no habría nuevos aportes y las probabilidades juegan en contra para que lo que queda de mayo", sostuvieron

precipitaciones BCR .jpg
El trigo mira con atención al clima: la esperanza está en lograr una campaña con producción histórica.

El trigo mira con atención al clima: la esperanza está en lograr una campaña con producción histórica.

Si hay buenos precios y buen clima…¿por qué no crece el área?

La Bolsa de Comercio de Rosario sostiene que la cebada, que este año va a recuperar área de forma importante, y la falta de agua sobre el norte santafesino, estarían restándole “al menos 250 mil ha”.

En Córdoba, en el este llovió más de 100 mm en la segunda semana de abril. “Esa zona cuenta con los perfiles cargados de humedad y la situación es óptima para hacer trigo. Y parten con un potencial de alcanzar los 40 qq/ha. En esa zona hay una intención de sembrar entre un 15 y un 30% más de trigo”, sostienen.

Pero en el resto de Córdoba se va a sembrar el mismo nivel del año pasado. Y el porqué de esto está en el maíz: la campaña 2020/21 que será récord de producción y de rinde en la provincia, ya encendió señales de entusiasmo y hay compras muy activas de precampaña para su próxima siembra.

La producción de trigo sería de 17 millones de toneladas
Alentados por el clima, los productores de trigo quieren dejar atrás los fantasmas de la campaña pasada.

Alentados por el clima, los productores de trigo quieren dejar atrás los fantasmas de la campaña pasada.

"Acá somos maiceros por excelencia, no trigueros. La nueva campaña (2021/22) no será del trigo. Lo que se va a sembrar más es maíz", dicen los ingenieros.

De este modo, en Santa Fe habría un pequeño aumento de un 5%, en La Pampa un 7%, y en Chaco y Santiago del Estero una recuperación de área que plantea aumentos interanuales del orden del 30%.

El partido tecnológico

El nivel utilizado no será mejor que el año pasado, pero tampoco peor. “La forma de hacer trigo en Argentina ha cambiado desde hace 5 años y el salto tecnológico que dio el productor en el planteo del cultivo volverá a adoptarse en este ciclo. Los productores de la región central una vez más se plantean un nivel de fertilización para alcanzar rindes objetivos que van de los 40 a 55 qq/ha”, explicaron los técnicos. Los niveles de fertilización serían muy similares a los del año pasado.

Se habló de