TECNOLOGÍA EN EL AGRO

Un fungicida para la soja de producción argentina debuta en Paraguay

Se trata del Onsuva, de FMC. La compañía destacó la "generación de empleo y divisas", y apuestan a "sustituir importaciones y fomentar la exportación".
FMC desarrolló un producto pensado para la soja. 

FMC desarrolló un producto pensado para la soja. 

La empresa global FMC, desarrolladora de y comercializadora de insumos defensivos agrícolas, pondrá en marcha lo que sostienen como "un hecho histórico": el inicio de comercialización de Onsuva, su nuevo fungicida destinado a la prevención y control de enfermedades en cultivos de soja.

"Se trata de un producto innovador porque es el primero del portfolio de FMC que está elaborado a base de la molécula exclusiva Fluindapyr, la primera carboxamida propiedad intelectual de la compañía, la cual forma parte de un conjunto de soluciones tecnológicas que tiene el Pipeline de fungicidas", remarcaron desde la compañía.

Desde la empresa explicaron que “el producto se va a formular en Argentina, pero se va a exportar para comercializar en Paraguay, que es el primer país donde obtuvo registro para su uso en soja. La idea es que desde allí comience a expandirse a toda la región".

El evento de lanzamiento de Onsuva se llevó a cabo el 21 de octubre de forma mixta. Fue presencial en Paraguay y virtual para el resto de Latinoamérica.

"Esta tecnología abre una gran oportunidad de crecimiento para la compañía en el mercado de fungicidas, acrecentando su porfolio con nuevas soluciones basadas en Fluindapyr, que aportarán valor a la tarea cotidiana de los productores. De esta forma, la estrategia de negocio de FMC avanza un paso más en su consolidación como una empresa innovadora, de alta tecnología y excelente calidad en el desarrollo de productos para el manejo de enfermedades en los cultivos” destacó Matías Retamal, Gerente de Productos de Insecticidas, Fungicidas, Tratamiento de Semillas y Sanidad Vegetal para FMC Cono Sur.

Soja granos.jpg
La soja sigue siendo el grano de mejor valor en el mercado de los cultivos.

La soja sigue siendo el grano de mejor valor en el mercado de los cultivos.

“Producirlo en Argentina es una muestra de que FMC está cambiando su estrategia, trayendo solo ingredientes activos desde el exterior, para formular los productos a nivel local, generando desarrollo, empleo y divisas, al sustituir importaciones y fomentar la exportación”, añadió el ejecutivo.

Cabe recordar al respecto que, recientemente, FMC también anunció el inicio de producción local de su producto estrella: el insecticida Coragen.

Onsuva está compuesto por dos ingredientes activos: el más importante es Fluindapyr, una novedosa carboxamida (propiedad de FMC) la cual se combina con Difenoconazole, logrando de esta manera un innovador fungicida de amplio espectro de control para enfermedades foliares.

"Fluindapyr posee marcada sistemia, posee acción preventiva, curativa y erradicativa, logrando su poder fungicida interfiriendo en la respiración mitocondrial de las células de los hongos; por su parte el triazol que acompaña la mezcla, su modo de acción consiste en la inhibición de la biosíntesis del ergosterol, teniendo efecto de contacto y sistémico, con mismo poder preventivo, curativo y erradicativo, lo cual hace de Onsuva una herramienta con destacada performance para el control integrado de patógenos", indicaron.

Campo. Soja.jpg
Producido en Argentina pero con debut en Paraguay: Onsuva será aplicado en soja.

Producido en Argentina pero con debut en Paraguay: Onsuva será aplicado en soja.

"El producto posee una gran capacidad de absorción vía foliar, marcada traslaminaridad y redistribución en el interior de la planta, por ende se logra mayor tasa de control de patógenos: tal es así que en cuestión de minutos la sinergia de activos determina elevados porcentajes de control logrando de esta manera detener rápidamente la infección de los patógenos presentes a la hora de aplicar y nos permite prevenir lo que puede llegar a venir y que sin dudas sería un nuevo problema para el cultivo”, afirmó el ingeniero Retamal.

Desde la empresa ponderan al producto y lo ven como "una herramienta muy valiosa para el productor sojero".

"Genera un alto nivel de control de la roya de la soja y de todo el complejo de enfermedades de fin de ciclo que suelen afectar a la oleaginosa como mancha ojo de rana, mancha marrón o tizón de la hoja, aportando además una persistencia notable para lograr que el cultivo se encuentre protegido durante un período prolongado de tiempo”, completó Retamal.

En este sentido, recordó que por factores climáticos, la presión de patógenos es alta en la producción paraguaya; por eso, la llegada de Onsuva "es una importante solución para enfrentar este problema".

Se habló de
s