Hace 40 años Citroën ya se imaginaba un automóvil con computadora de a bordo, navegación y un interior revolucionario

Citroën Xenia, el Concept Car que anticipó el futuro en 1981

Citroën siempre se ha destacado como una de las marcas que nos muestra el futuro. El Concept Car Xenia afirma su historia
02 de mayo de 2021 - 22:55
La portada del número 65 de la revista corporativa de Citroën de 1981 mostró por primera vez las formas inéditas de la última gran creación del Centro de Diseño de la firma francesa: el concept car Citroën Xenia.

La portada del número 65 de la revista corporativa de Citroën de 1981 mostró por primera vez las formas inéditas de la última gran creación del Centro de Diseño de la firma francesa: el concept car Citroën Xenia.

En 1981 sorprendía al mundo con su interior. El Citroën Xenia contaba con una computadora de a bordo que calculaba los consumos

En 1981 sorprendía al mundo con su interior. El Citroën Xenia contaba con una computadora de a bordo que calculaba los consumos, la autonomía restante, la velocidad media y que ayudaba al conductor con la cartografía en una época en la que los pocos satélites GPS que se habían lanzado se reservaban a usos exclusivamente militares. Posteriormente, la computadora de a bordo del Xenia se montó en modelos como el CX o el BX.

El puesto de mando del Citroën Xenia

El puesto de mando del Citroën Xenia, diseñado por Michel Harmand, mostraba la tecnología más avanzada de principios de la década de 1980, ya que permitía accionar todas las funciones sin apartar las manos del volante. Otra gran característica de este prototipo era la electrónica de a bordo que equipaba, como los sensores de radiación solar que regulaban la climatización.

La portada del número 65 de la revista corporativa de Citroën de 1981 mostró por primera vez las formas inéditas de la última gran creación del Centro de Diseño de la firma francesa: el concept car Citroën Xenia.

Este modelo, a medio camino entre un sedán y una rural, era extremadamente aerodinámico y con una superficie acristalada muy extensa en comparación a la chapa de la carrocería, y anticipaba el futuro de la marca proponiendo una línea innovadora que no hubiera desentonado en un salón del automóvil del año 2000.

Gracias a sus dimensiones de 4,20 metros de longitud y 1,75 metros de anchura, el Citroën Xenia contaba con dos grandes puertas en ala de gaviota que permitían el acceso al habitáculo de cuatro pasajeros.

En el interior del vehículo, llamaban mucho la atención los asientos individuales de gran confort. Otra gran característica de este prototipo era la electrónica de a bordo que equipaba, como los sensores de radiación solar que regulaban la climatización.

Además, el Citroën Xenia contaba con una computadora de a bordo que calculaba los consumos, la autonomía restante, la velocidad media y que ayudaba al conductor con la cartografía en una época en la que los pocos satélites GPS que se habían lanzado se reservaban a usos exclusivamente militares.

Posteriormente, la computadora de a bordo del Xenia se montó en modelos como el CX o el BX.

Citroën Xenia concept car

Por otro lado, el puesto de mando del Xenia, diseñado por Michel Harmand, mostraba la tecnología más avanzada de principios de la década de 1980, ya que permitía accionar todas las funciones sin apartar las manos del volante.

Asimismo, el cambio automático ZF era muy suave en su funcionamiento y permitía al conductor emplear la palanca solo al emprender la marcha, en maniobras y a la llegada.

Sin duda, el Xenia fue un prototipo que mostró al mundo, hace 40 años, la gran capacidad de innovación del Centro de Diseño de Citroën. En sus modelos más lujosos la marca continúa ofreciendo equipamientos que la distinguen y la mantienen en la industria como una de las compañías mas innovadoras.

Lo Último de Show