El simulador de conducción de Hyundai participa en la innovadora terapia del Hospital Beata María Ana, contribuyendo a recuperar las destrezas necesarias para ponerse al volante tras sufrir un episodio con secuelas cerebrales.

Hyundai ayuda a pacientes con Daño Cerebral con un simulador

Hyundai ayuda a la recuperación de pacientes con Daño Cerebral del Hospital Beata María Ana, en España. Una buena idea para imitar en nuestro país.
El simulador de carreras de Hyundai ayuda para lograr la recuperación de pacientes con Daño Cerebral del Hospital Beata María Ana

El simulador de carreras de Hyundai ayuda para lograr la recuperación de pacientes con Daño Cerebral del Hospital Beata María Ana, en España. Una buena idea para imitar en nuestro país.

El simulador de conducción de Hyundai participa en la innovadora terapia del Hospital Beata María Ana, contribuyendo a recuperar las destrezas necesarias para ponerse al volante tras sufrir un episodio con secuelas cerebrales.

La Unidad de Daño Cerebral del Hospital Beata María Ana es la primera de España en contar con el simulador de Hyundai, que reproduce la conducción de su vehículo de carreras, el i20 WRC, cuyo software se ha adaptado al uso terapéutico.

Con motivo del Día Nacional del Daño Cerebral adquirido, el pasado 26 de octubre, Hyundai Motor España presentó su colaboración con el Hospital Beata María Ana en la rehabilitación de pacientes con lesiones cerebrales adquiridas a través de la incorporación de su simulador de conducción, en innovadoras terapias de rehabilitación.

Es la primera vez que el simulador de Hyundai se instala en un hospital español integrándose en las rutinas de los pacientes con el objetivo de ayudarles a adquirir de nuevo las destrezas y habilidades necesarias para la conducción en la vida real.

El simulador de Hyundai, reproduce minuciosamente el puesto de pilotaje del i20 WRC, un vehículo de competición cuyo software se ha adaptado al uso terapéutico, tanto en la configuración de los parámetros para conseguir una conducción más suave similar a la de un turismo habitual, como la modalidad del juego, para que el paciente pueda realizar un ejercicio inmersivo, trabajando los giros, la dirección del volante, las frenadas, el ajuste y control de la velocidad, el rastreo visual o el reconocimiento de señales y de las normas de circulación.

En este sentido, el software que ofrece la maquina permite recrear diferentes escenarios de conducción en función de las necesidades del usuario.

“Esta colaboración con el Hospital Beata María Ana pone en valor la implicación real de Hyundai en el día a día de la sociedad. Intentamos ir siempre un paso más allá, llegando allí donde podemos contribuir a mejorar una situación concreta. En este caso, ha sido a través de nuestro simulador de competición que, con unas sencillas adaptaciones, se ha integrado en un innovador proceso de recuperación de pacientes con daño cerebral, en el que estamos muy orgullosos de haber podido aportar nuestro grano de arena”, indica Juanjo Martínez, Director de Comunicación de Hyundai Motor España.

La Unidad de Daño Cerebral del Hospital Beata María Ana comparte con Hyundai el espíritu de vanguardia y la apuesta por la tecnología de última generación en el desarrollo de nuevas técnicas o herramientas que repercuten directamente en la mejora del bienestar de las personas, en este caso, afectadas con daño cerebral.

“La llegada del simulador de conducción de Hyundai al hospital refuerza nuestra apuesta por el despliegue de nuevas terapias para la rehabilitación en daño cerebral apoyadas en los avances tecnológicos, que nos permite ofrecer a nuestros pacientes una herramienta única en nuestro país, colocando nuestra Unidad de Daño Cerebral en un referente a nivel nacional”, asegura Olga Ginés, Directora Gerente del Hospital Beata María Ana.

La conducción de vehículos es una de las actividades instrumentales de la vida diaria que se identifican con la autonomía y la libertad. Las secuelas derivadas de un daño cerebral pueden interferir con esta capacidad.

“La posibilidad de volver a conducir impacta positivamente sobre la autoestima, la calidad de vida de la persona afectada y las posibilidades de integración social. Por el contrario, cuando la conducción no es posible, se dificultad la reincorporación a las actividades de la vida diaria, y se puede producir una pérdida de la identidad personal y el rol habitual, junto con un aumento de síntomas depresivos.” asegura el doctor Marcos Ríos-Lago, Coordinador de la Unidad de Daño cerebral del Hospital Beata María Ana.

Acerca del Hospital Beata María Ana

El Hospital Beata María Ana es un centro sanitario de referencia en la Comunidad de Madrid en la atención de patologías médico-quirúrgicas y de aquellas de naturaleza sanitario-social no adecuadamente cubiertas en la sociedad actual. Ofrece una atención integral (multiservicios) a través de estructuras que conjugan calidad humana, técnica y excelencia en los cuidados. Asimismo, prioriza la complementariedad y concierto con el sector público y fomenta el compromiso y el estilo hospitalario de sus colaboradores.

Sin dudas, esta acción de Hyundai es muy interesante para realizar en la Argentina.

Embed

Se habló de
s