icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
MERCADO

Velocidad máxima, ¿desgaste de neumáticos?

Velocidad máxima, ¿desgaste de neumáticos?
Velocidad máxima, ¿desgaste de neumáticos?

No sobrecargar el vehículo y respetar el tamaño de los neumáticos, la presión y la velocidad máxima, son puntos fundamentales para alargar la vida útil de las llantas.

Los neumáticos son piezas imprescindibles en el vehículo. Sin embargo son, en muchos casos, uno de los elementos a los que menos se les presta atención. Si bien se tiene en cuenta que se encuentren inflados previo a realizar algún viaje, muchas veces se dejan de lado ciertos factores que pueden afectarlos. ¿Qué hay de real en que utilizar la velocidad máxima del auto y sobrecargarlo, por ejemplo, pueden producir un mayor desgaste?

Seguramente lo sepas si sos un fanático de los autos o un conocedor de la temática, pero muchas de las personas que poseen vehículo desconocen que existe una velocidad máxima para los neumáticos y que, respetándola, no sólo se evitan fallas sino que, además, se colabora con el mantenimiento en buen estado de las llantas. A esto, se suma la cantidad de tiempo que se utilice el vehículo, la carga y el peso que el mismo tenga en cada viaje.

Si bien cada transporte requiere una presión de neumáticos y medida particular, los mismos vienen en una tabla de indicaciones que suele encontrarse en la tapa del combustible o en el marco de las puertas. Es necesario tener en cuenta la serie de números y letras que señalan información sobre la rueda como capacidades y fecha de fabricación. Estos datos son primordiales y deberán ser considerados a la hora de cambiar una rueda.

En este sentido, en cuanto a las velocidades máximas las mismas vienen indicadas con una letra mayúscula y deberá considerarse a la hora de manejar el vehículo para que la vida útil sea mayor, evitando su desgaste. Las mismas pueden ser:

- N: 140 km/h

- P: 150 km/h

- Q: 160 km/h

- R: 170 km/h

- S: 180 km/h

- T: 190 km/h

- U: 200 km/h

- H: 210 km/h

- V: 240 km/h

- Z: 250 km/h

- W: 270 km/h

- Y: 310 km/h

Asimismo, mantener calibradas las llantas con la presión correcta, ni excederse ni mantenerlo por debajo del valor asignado es un paso fundamental para evitar accidentes y para que los neumáticos de los automóviles duren más tiempo. En muchos casos las personas no conocen el aire que deben darle a las gomas y se van probando distintas medidas. No poner la presión necesaria producirá que el contacto con el piso no sea el adecuado pudiendo provocar la explosión de la goma.

También es necesario que, a la hora de cambiar una rueda, se tenga en cuenta no modificar su tamaño. Muchas personas prefieren los neumáticos grandes ya que son más vistosos y hasta atractivos y esto las lleva a reemplazarlos por tamaños no acordes al auto que poseen. Es esencial respetar este punto ya que el diámetro y la presión de las gomas se asocia, entre otros factores, con el peso del vehículo, el ancho del rin y la geometría deseada de las suspensiones en curvas.

Otro punto importante es mantener la alineación y balanceo ya que no hacerla de manera frecuente aumenta el desgaste del vehículo y las llantas. Esto evitará ruedas desalineadas y vibraciones que se pueden percibir a ciertas velocidades tanto en el volante como en el tablero, además de algunas fallas técnicas en el auto como en la dirección.

Un consejo que suelen dar los mecánicos es la rotación de las ruedas cada 15 mil kilómetros aproximadamente, según el uso que tenga el vehículo. Lo ideal es, para que todas tengan el mismo desgaste, cambiar las de atrás hacia adelante, siempre respetando el mismo lado en el que estaban.

Todos los que poseen automóvil han sufrido por el deterioro de los neumáticos, no sólo por el cambio que implica sino también por la inversión económica que hay que hacer a la hora de reemplazarlos. Pero, si bien nadie queda queda exento de pinchar una llanta y es fundamental que las personas siempre lleven un neumático de auxilio, con estos consejos se podrá alargar su vida útil.

Cabe destacar que la duración dependerá de todos estos factores mencionados, pero en vehículo con uso promedio de 10 mil kilómetros al año, las llantas pueden perdurar en buenas condiciones hasta 4 años.

En esta nota:
SUBIR