Toyota y su ecosistema para el efecto mariposa

Toyota mantiene 18 jardines de polinizadores en sus sitios de América del Norte para nutrir a la mariposa monarca y otras especies polinizadoras.
Toyota mantiene 18 jardines de polinizadores en sus sitios de América del Norte para nutrir a la mariposa monarca y otras especies polinizadoras. Como parte del Toyota Environmental Challenge 2050

Toyota mantiene 18 jardines de polinizadores en sus sitios de América del Norte para nutrir a la mariposa monarca y otras especies polinizadoras. Como parte del Toyota Environmental Challenge 2050, una serie de seis desafíos para construir un futuro mejor, más inteligente y más sostenible, el fabricante de automóviles se está asociando con algunos de los principales expertos en biodiversidad del mundo para proteger especies en peligro de extinción, amenazadas y protegidas.

Con la ayuda del Wildlife Habitat Council

Con la ayuda del Wildlife Habitat Council, que ha sido socio desde 1999, Toyota desarrolló una herramienta para ayudar a seleccionar especies indicadoras apropiadas para ubicaciones individuales de Toyota.

La herramienta brinda a los empleados criterios de evaluación para cada sitio, como el estado de conservación de una especie, las fuentes de alimentos y la experiencia técnica necesaria para desarrollar y mantener diferentes hábitats. Como resultado del programa, Toyota minimiza la alteración del territorio natural y contribuye a la construcción de ecosistemas saludables.

El efecto mariposa: la migración monarca de Toyota toma vuelo.

La construcción de un ecosistema saludable hoy permitirá a las generaciones futuras la oportunidad de disfrutar del mundo durante muchos años.

Es un esfuerzo que requiere que todos hagan su parte, desde individuos hasta corporaciones. Por eso, Toyota apuesta por la biodiversidad y la protección de especies locales, como la mariposa monarca.

La pérdida de hábitat y el cambio climático contribuyen a la pérdida de biodiversidad. Esto ha llevado a muchas empresas a desempeñar un papel importante en el logro de los pasos audaces y urgentes (y necesarios) para cambiar el mundo hacia un camino sostenible y resiliente.

Como parte del Toyota Environmental Challenge 2050, una serie de seis desafíos para construir un futuro mejor, más inteligente y más sostenible, el fabricante de automóviles se está asociando con algunos de los principales expertos en biodiversidad del mundo para proteger especies en peligro de extinción, amenazadas y protegidas.

Por ejemplo, Toyota mantiene 18 jardines de polinizadores en sus sitios de América del Norte para nutrir a la mariposa monarca y otras especies polinizadoras.

En 2019, Toyota amplió su enfoque para incluir especies indicadoras, como la rana arborícola gris y la garza verde, que señalan la salud de un ecosistema.

Con la ayuda del Wildlife Habitat Council, que ha sido socio desde 1999, Toyota desarrolló una herramienta para ayudar a seleccionar especies indicadoras apropiadas para ubicaciones individuales de Toyota.

La herramienta brinda a los empleados criterios de evaluación para cada sitio, como el estado de conservación de una especie, las fuentes de alimentos y la experiencia técnica necesaria para desarrollar y mantener diferentes hábitats. Como resultado del programa, Toyota minimiza la alteración del territorio natural y contribuye a la construcción de ecosistemas saludables.

De esta forma , la compañía japonesa continúa realizando acciones muy interesantes y diferentes de Responsabilidad Social Empresaria.

Se habló de
s