Header-Crypto-Cat-notas
Opinión

Billeteras digitales: el boom de las "marcas blancas" llega a la industria fintech

El fenómeno que hace furor en el consumo masivo, desembarcó en el segmento fintech. Ahora, cualquier empresa puede contar con su propia billetera digital. Los detalles.
Fintech: ahora cualquier empresa podría contar su billetera digital de marca blanca y con sus múltiples ventajas. (Foto Snoop Consulting)

Fintech: ahora cualquier empresa podría contar su billetera digital de "marca blanca" y con sus múltiples ventajas. (Foto Snoop Consulting)

Por Diego del Castillo (*)

La revolución tecnológica acelera los procesos de transformación y evolución de todos los sectores, provocando incluso que los clientes modifiquen las formas en que realizan sus compras. Lo mismo sucede con las billeteras digitales.

Actualmente, métodos de pago con billetes físicos, tarjetas de banda magnética, chip, hasta la aparición de distintas alternativas electrónicas dominan el mercado. Formas de pago móviles, a través de billeteras digitales, parecen haberse adueñado del comercio en general.

Sin embargo, el desarrollo sigue adelante y ahora surgieron las nuevas “Billeteras digitales marca blanca” que buscan potenciar cada empresa de forma individual.

Billeteras digitales para cada compañía

Si bien existen distintas billeteras digitales con un alto nivel de penetración en el país, con diferentes propuestas, la chance de contar con una herramienta, así que pueda funcionar “sin marca” para que la implemente cualquier compañía que quiera tener su propia billetera, ya es una realidad.

La idea de facilitar una billetera de marca blanca para cada empresa está basada en ofrecer un medio de pago alternativo para sus clientes y usuarios, así como un sinfín de ventajas competitivas que repercutirán en el crecimiento de la compañía.

De hecho, contar con una billetera digital propia representa poder obtener datos de los clientes, crear estrategias pensadas en nuevos análisis de información, generar mayor fidelización y personalización, anticiparse a las necesidades de los consumidores y disponer del dinero de forma inmediata, incluso antes de que compre sus productos o pague algún servicio.

Todo esto se puede simplificar al garantizar su funcionamiento en solo 3 meses.

Las ventajas para los clientes

Asimismo, para el usuario, resulta en mayores opciones para elegir donde manejar su dinero, más flexibilidad y funcionalidad, mejores beneficios, posibilidades de reducir el fraude y robo, realizar compras de forma más ágil y rápida, mayor control financiero, recibir innovadoras recompensas y, por supuesto, ahorrar tiempo y espacio físico en cada billetera.

Actualmente, se aprecia cómo pandemia de Covid-19 frenó muchos avances de los últimos años, pero, por el contrario, en el ámbito de la inclusión financiera, actuó como un catalizador que impulsó el aumento de los pagos digitales, en medio de la expansión de los servicios financieros tradicionales.

En este contexto, teniendo en cuenta un estudio del Banco Mundial donde se expone que alrededor de 1400 millones de adultos en todo el mundo aún no están bancarizados, esta parece ser una puerta de entrada para ofrecer herramientas financieras de alto alcance.

En definitiva, este desarrollo no sólo brinda una herramienta para que el usuario tenga alternativas de pago y facilidades, sino que también contribuye para que miles de empresas lleguen a más personas. Sobre todo, a esa gente que no está bancarizada, que representa un elevado porcentaje de población y que puede convertirse en potencial cliente de cualquier marca.

(*) El autor es gerente de Proyectos para Banca y Salud de Snoop Consulting.