Criptomonedas

Bitcoin: cuál es su rol frente a la censura del poder financiero tradicional

El caso de OnlyFans expuso el control que pueden ejercer los bancos. De qué manera la criptomoneda puede modificar ese poder que ejercen los que dominan el dinero.
Adam Dubove
por Adam Dubove |
Bitcoin como alternativa a los esquemas de control financiero más tradicionales.

Bitcoin como alternativa a los esquemas de control financiero más tradicionales.

Una de las principales pesadillas para cualquier creador de contenidos digitales es la desplataformización: ser excluido de los sitios web de mayor alcance que son fuente de crecimiento de sus audiencias y, más importante, de sus ingresos.

En los últimos días, el sitio OnlyFans fue noticia por un intento de desplataformizar a cientos de miles de usuarios que publican contenido sexual explícito. La web permite publicar a creadores de contenidos y que sus seguidores accedan a ellos a cambio de un pago. Hay publicaciones sobre distintas temáticas, pero la popularidad la logró gracias a los usuarios que suben contenidos para adultos.

Ahora, por qué OnlyFans se daría un tiro en el pie expulsando a los usuarios que generan más visitas y facturación en su plataforma. La respuesta la dio su CEO, Tim Stokely, en una entrevista con Financial Times: “La respuesta corta es que no tuvimos elección por los bancos. Esta medida fue tomada para proteger los fondos [de los creadores] y suscripciones de las cada vez más injustas acciones de bancos y empresas de medios”.

Finalmente, la última semana, el sitio anunció que dará marcha atrás con los cambios y que logró obtener garantías de los bancos que seguirán procesando pagos. Pese al final feliz, los creadores siguen expuestos a un cambio de opinión de las entidades financieras y, este episodio, nos recuerda que la censura financiera es una realidad. Tan cierta como verse excluido de la posibilidad de generar ingresos, realizar ventas o recibir donaciones, por oponerse a las políticas de bancos y procesadores de pago, algo que ocurre todos los días a menor escala.

Bitcoin puede solucionar el problema

Edward Snowden, que en 2013 expuso la vigilancia masiva que llevaba adelante el gobierno de Estados Unidos, propuso una solución a este problema en apenas tres palabras: Bitcoin arregla esto”, escribió en Twitter.

Embed

Uno de los primeros hitos de la historia de Bitcoin está asociado a su cualidad de dinero incensurable. Con BTC nadie tiene el poder de detener una transacción porque no le gusta lo que estás comprando, la causa que estás apoyando o el contenido que estás produciendo.

En 2011, Wikileaks fue desconectada del sistema financiero tras publicar un video que exponía la muerte de civiles durante la guerra de Afganistán y una serie de documentos sobre ese conflicto. El banco suizo PostFinance congeló las cuentas personales del fundador de la organización, Julian Assange; PayPal cerró las cuentas con las que recibía donaciones; MasterCard y Visa también le dijeron que no eran bienvenidos. Todo, por supuesto, fomentado por las presiones que ejerció el gobierno de Estados Unidos sobre estas empresas.

Cómo sorteó la organización de Assange este intento de desfinanciamiento: recurrió a donaciones en Bitcoin, una decisión que le permitió continuar con su trabajo periodístico, pese a los esfuerzos del gobierno más poderoso de la tierra de intentar detenerlo.

Una amplia respuesta de Bitcoin

Usar dinero resistente a la censura no es sólo útil para disidentes políticos o creadores de contenido sexual explícito.

A medida que avanza la digitalización del dinero, cada vez estamos menos dependientes de quienes tienen la posibilidad de abrir y cerrar los grifos. Las historias de comerciantes que les han cerrado sus cuentas de manera intempestiva, y sin aclaraciones, el congelamiento de fondos por sospechas totalmente infundadas de financiamiento de terrorismo, o simplemente perder el acceso a vender por recibir pagos de todo el mundo, abundan en el mundo del comercio digital.

Usar dinero para adquirir bienes y servicios, o regalarlo a causas que apoyemos, es una forma de expresar nuestras preferencias. Pero esas transacciones siempre deben pasar por un tercero que tiene que aprobar la transacción, lo que nos deja a merced de sus términos y condiciones. O de presiones gubernamentales. Y ahora, con la llegada de las monedas digitales emitidas por estados, la posibilidad de prohibir ciertas conductas directamente con un par de click será aún más fácil.

Qué tal si…

Imaginemos que cierto gobierno para promover conductas saludables establece un tope sobre el dinero que se puede consumir en cadenas de comida rápida, o que los libros de cierta editorial que incomoda al poder de turno quede imposibilitada de seguir publicando por no tener acceso a ningún servicio financiero, o un político con las cuentas bancarias bloqueadas porque al banco no le gusta sus propuestas.

Quien ostenta el control sobre las transferencias de dinero adquiere mucho más poder que el mero control de las transacciones.

Adoptar BTC es una forma de salirse de este esquema de control que se posiciona como inevitable. Satoshi Nakamoto diseñó Bitcoin teniendo en mente que sería incensurable y descentralizado (dos cualidades relacionadas entre sí), y listo para sobrevivir en un entorno hostil. Hasta el momento parece haberlo logrado.

Bitcoin puede ser usado de mil maneras diferentes, pero sin dudas una de sus funciones más poderosas como una herramienta que garantiza la posibilidad de expresión, es poder recibir pagos sin la necesidad de contar con la aprobación de un tercero. Y millones de personas alrededor del mundo ya se están beneficiando.

* El autor es Bitcoiner. Co-fundador de Ichimoku Fibonacci y Central de Brokers

Se habló de
s