Opinión

Bitcoin: la decisión de El Salvador y el cambio de paradigma de las finanzas descentralizadas

La adopción en el país centroamericano de la criptomoneda como moneda de curso legal generó impacto. Qué incógnitas se abren en el mundo financiero.
Juan Frers
por Juan Frers |
Bitcoin: la decisión de El Salvador y el cambio de paradigma de las finanzas descentralizadas

Luego de la crisis del 2008 donde se pudo identificar que el sistema económico tradicional había colapsado y para algunos economistas incluso fallado, nació bitcoin no solo como un activo virtual con focos a altos rendimientos en inversiones, sino como una nueva propuesta de valor, un nuevo modelo económico y financiero.

Este nuevo modelo económico se denomino Defi o finanzas descentralizadas, la idea básica de dicho sistema se apoya en los pilares de democratizar los servicios financieros, la descentralización y el consenso.

El modelo Defi plantea un nuevo paradigma donde los intermediarios no son necesarios, donde los bienes y servicios se comercializan directamente entre vendedores y compradores sin la necesidad de un intermediario como puede ser el caso de los exchanges descentralizados conocidos como DEX , un ejemplo es UNISWAP, o empresas que prestan dinero como Compound entre otras.

A partir de este esquema pudimos ver como El Salvador fue el primer país en adoptar al Bitcoin como moneda de curso legal, si bien la norma que lo dispuso es una norma básica e incompleta, aclara que bitcoin deberá ser aceptado como moneda de curso legal, dándole poder cancelatorio en relación a impuestos, bienes y servicios, utilizando el parámetro del dólar.

Muchas dudas surgen en base a como un país con bajos recursos y de escasa población preparada en nuevas tecnologías pudo llegar a ser el primero en la carrera mundial por adoptar los activos digitales.

Algunos piensan que fue meramente una decisión política por parte del presidente de dicho país, buscando quedar en la historia.

Asimismo se plantea si los efectos de la norma tendrán realmente un cambio importante en la economía interna adoptando el modelo DeFi o por el contrario si quedara simplemente en la teoría sin pasar a mayores.

Como ha sido con el caso de Venezuela que en 2018 creo el Petro, en su momento parecía una moneda interesante y prometedora para muchos, pero luego termino siendo simplemente una moneda desconocida por la población, y simplemente siendo el objeto de un monopolio entablado por el gobierno con la finalidad de simular una realidad inexistente.

Muchas son las incógnitas que la situación de El Salvador trae, pero solo el tiempo podrá determinar si indefectiblemente será el primer país en generar un cambio de alto impacto o por el contrario quedarse en el olvido.

* El autor es especialista en temas de impuestos y tecnología. Socio Tax & Tech Beps Global Consultores

Se habló de
s