Header-Crypto-Cat-notas
Opinión

Criptomonedas: ¿Son realmente activos tan riesgosos como dicen?

Mucho se habla de las criptomonedas y su alto riesgo como inversión. Pero, ¿es realmente tan así? Qué pasa con las estafas o las fallas de esta tecnología.
Las estafas digitales se producen en todas partes y la compra-venta de criptomonedas no es la excepción. (Foto de Robinraj Premchand - Pixabay)

Las estafas digitales se producen en todas partes y la compra-venta de criptomonedas no es la excepción. (Foto de Robinraj Premchand - Pixabay)

Por Andrés Burecovics (*)

Sin embargo, el concepto de riesgo asociado a las criptomonedas a menudo es incomprendido y hace alusión a factores o cuestiones totalmente ajenas. Al respecto, intentaremos esclarecer algunas consideraciones.

Criptomonedas como activos de riesgo por las estafas

Para que el análisis sea correcto, corresponde separar "la paja del trigo". Las criptomonedas no son todas iguales, ni corresponden a un colectivo homogéneo. Por este motivo, la existencia de determinada estafa asociada a una moneda cripto, no necesariamente toque de cerca a otra.

De hecho, a menudo vemos innumerables tokens asociados a distintos proyectos, pero si alguno terminara siendo una estafa, sólo correspondería a un atributo de un proyecto en particular y no de todo el ecosistema.

En ese sentido, cuando hablamos de Bitcoin, la existencia de otros tokens devenidos en estafas nos tiene absolutamente sin cuidado; ya que, el riesgo de aquellos, no impacta en lo más mínimo en sus “fundamentals”.

Las estafas son estafas, y la buzzword "cripto" es utilizada como forma de atraer incautos. La manera de evitar caer en ellas pasa por una investigación previa respecto a conocer en qué se está invirtiendo exactamente, y no por evitar por completo determinada "asset class".

Dicho de otro modo, los bonos defaulteados por el Estado argentino no confieren riesgo al concepto de "bono", sino que corresponde al prestamista investigar previamente el comportamiento de aquel a quien presta dinero.

Sobre la falla de la tecnología o a quién reclamarle

Si bien es cierto que la tecnología puede fallar, conviene analizar esta amenaza de acuerdo con la totalidad de su potencial impacto, además de valorar las posibilidades reales de que esto suceda.

Si la criptografía que mantiene seguro al sistema de la red Bitcoin (BTC) fuera comprometido, entonces la red dejaría de proporcionar la seguridad necesaria para que cumpla su función. Sin embargo, es importante mencionar que, si la criptografía que protege a la red se viera vulnerada, la pérdida de valor en BTC sería quizás el menor de nuestros problemas.

La criptografía que protege a la red es exactamente la misma que utiliza todo el sistema financiero tradicional, y también otros sistemas mucho más sensibles como sistemas de defensa.

Es decir, si se viera vulnerada la criptografía, entonces todas las finanzas del mundo colapsarían y guerras mundiales podrían comenzar.

Pero, a no desesperarse, ya que las opciones de que esto suceda son al menos por ahora, matemáticamente imposibles. Además, si la creciente "amenaza" de la computación cuántica pudiera concretarse algún día, esta misma tecnología sería garante de crear sistemas resistentes a ella.

Por último, en alusión a no tener "a quien reclamar", esto es parte del diseño y lo que le da valor. No tener un ente superior de quien depende y que controla las transacciones, es justamente uno de sus principales atributos.

En tanto y en cuanto la red funcione, cosa que nunca ha dejado de hacer, no hay necesidad de reclamos, ya que es posible ver en todo momento en qué cuenta se encuentra cada valor.

(*) El autor es abogado, director de B&P Consulting, especializado en estructuras corporativas complejas, regulación cripto y exportación de servicios.

Se habló de