Guerra entre Rusia y Ucrania

La creadora de Harry Potter enfrenta a Putin: la valiente acusación de J.K. Rowling

J.K. Rowling decidió confrontar a Vladimir Putin luego de que este la acusara públicamente: ¿Qué dijo la creadora de Harry Potter?
J.K. Rowling donará un millón de libras esterlinas para los niños de Ucrania. 

J.K. Rowling donará un millón de libras esterlinas para los niños de Ucrania. 

Luego de la comparación que hizo Vladimir Putin entre la censura a la cultura rusa y la cultura de la cancelación que predomina como signo de época en países de Occidente usando como ejemplo las denuncias contra J.K. Rowling por parte de movimientos de diversidades y géneros, la escritora británica respondió que es "mejor que la críticas" no sean realizadas "por aquellos que están cometiendo una matanza".

"Es posiblemente mejor que las críticas a la cultura de la cancelación de Occidente no sean hechas por aquellos que están cometiendo una matanza de civiles por el delito de la resistencia o los que encarcelan y envenenan a sus críticos", escribió la autora británica en su cuenta de Twitter, junto con un video del opositor ruso Alexei Navalny, acusando de este modo recibo de la comparación que utilizó el presidente ruso el viernes pasado en una emisión televisiva donde se refirió a la "discriminación progresiva" con todo lo relacionado a Rusia.

¿Qué dijo Putin sobre la cultura de la cancelación?

Putin se metió en una disputa que hace años vienen dando movimientos de géneros y diversidades contra una de las escritoras más famosas de todo el mundo, que desde esa condición de reconocimiento y masividad se ha pronunciado de manera ofensiva contra de la transexualidad.

Rowling criticó en un tuit un texto en el que en lugar de hablarse de "mujeres" se hablaba de "personas que menstrúan" y compartió un enlace a un artículo titulado "Opinión: Creando un mundo post-Covid-19 más igualitario para la gente que menstrúa" e ironizó con que "la gente que menstrúa solía tener un nombre", en alusión a las mujeres.

Tomando ese caso como representativo del tono de época, el presidente ruso se refirió a la "cultura de cancelación" de los países de Occidente contra la cultura rusa, ya que desde la invasión a Ucrania no han cesado las postergaciones, cancelaciones, cesantías laborales y finalización de contratos artistas de origen ruso que trabajan en Europa.

Entre los casos más resonantes estuvo la pronta suspensión del pabellón ruso en la 59ª edición de la Bienal de Venecia o cuando el Royal Opera House de Londres canceló actuaciones del Ballet Bolshoi.