icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

Diálogos con "José Tasa" | ¿Es el cielo el límite para el dólar blue?

Diálogos con
Ardieron los zoom entre banqueros el fin de semana.

Fin de semana lluvioso, ideal para meditar sobre lo que puede pasar en la Argentina en las próximas semanas. En un nuevo diálogo con el experto financiero que se escuda bajo el seudónimo de José Tasa, se alerta sobre lo que se viene. Llovieron también versiones de renuncias en el equipo económico, aunque a decir verdad, hace rato vienen ocurriendo esas precipitaciones. Algún día, quizás no muy lejano, se confirmen. Por lo pronto, todo es día a día en el BCRA y en el Palacio de Hacienda. La situación se hace insostenible con brechas que se acercan al 140%. Ardieron los zoom entre banqueros el fin de semana. Hay que mantenerse online.

Periodista: ¿El cielo es el límite para el dólar blue?

José Tasa: Si siguen cometiendo errores en el gobierno…sí. Fíjese que ya llegamos a la instancia de que la policía de la CNV llama a los principales ALYC o agentes de Bolsa para que dejen de operar el “contado con liqui”…Llamativo dado que quien preside la CNV es Adrián Cosentino, alguien que sabe cómo funcionan los mercados. Más allá de la inutilidad de esos llamados, demuestra que los funcionarios no tienen capacidad para frenar la corrida cambiaria. Cuando digo capacidad me refiero a los dos sentidos de esa palabra: no tienen herramientas económicas pero tampoco tienen herramientas intelectuales. Hay mucha falta de idoneidad. El BCRA frenó la suba de tasas en pesos que venía haciendo en plena corrida cambiaria. Tampoco las venía subiendo demasiado, a decir verdad. Un plazo fijo rinde cerca de 3% mensual, que es lo que sube el dólar blue en un día o dos. Peco de repetitivo pero no hay ningún incentivo a quedarse en pesos. Todo lo contrario.

Periodista: ¿Entonces?

José Tasa: Creo que vamos a tener más restricciones de importaciones. Sin que aparezcan en los diarios o noticieros, el Ministerio de la Producción trabará más los SIMI, los permisos para importar. El impacto se verá en la actividad económica. Los argentinos somos expertos en encontrar rendijas una vez que nos imponen controles de cambio. La semana pasada salió el dato de balanza comercial de septiembre. El superávit fue de sólo 584 millones de dólares. Nada. Ya se está esfumando ese saldo a favor de dólares. Debe haber habido una fiesta de sobrefacturación de importaciones o subfacturación de exportaciones. También empresas que necesitan importar se hicieron de stock anticipando mayores restricciones. Todo se acelera. El que tiene dólares y tiene que afrontar pagos, ya sean pagos a proveedores o pagos impositivos, aguarda a vender dólares y pagar a sabiendas que puede ganar 30% en un mes. Me gustaría saber la evolución de la recaudación impositiva de octubre para ver el impacto de este fenómeno. Es importante porque los huecos financieros se cubren con emisión de pesos del BCRA.

Periodista: Pero una señal de prudencia ahí provino del pago del IFE 4…

José Tasa: Puede ser. Son 90 mil millones de pesos que debían emitir desde la Casa de la Moneda y que iban a ir directamente a precios. Pero no alcanza. Deben anunciar que el rojo fiscal del 2021 es mucho menor y que cuentan con el respaldo del FMI. También mandan otro gesto de prudencia anunciando que el Tesoro cancela deuda con el BCRA, es decir, quitando pesos de circulación. Pero los montos son mínimos, no sirven para nada. Es como el anuncio de la baja de retenciones que hicieron para el campo para lograr aumentar la oferta de dólares, fueron insignificantes los tres puntos de reducción, y no movió el amperímetro. Los funcionarios se van quemando con las medidas anunciadas: Pesce, el 15 de septiembre, con las restricciones al dólar en la Bolsa; Guzmán, la semana pasada con la reducción del “parking” a tres días para aumentar la liquidez en el “contado con liqui”. Ahora también aseguran que van a descongelar las tarifas y el sistema de “Precios Cuidados”…

Periodista: ¿Cómo será eso?

José Tasa: Simple. Avalando aumentos graduales. La inflación de 2021 puede estar en tres dígitos si siguen manejando mal la cuestión cambiaria y la monetaria. En “Precios Máximos”, Paula Español, como si estuviera en la URSS, define incrementos a empresas. Ya comienzan a haber faltantes en góndolas, ante la imposibilidad de varias empresas alimenticias de lograr abastecer las góndolas sin perder plata. Hay aumentos de costos que escapan al control soviético de la secretaría de Comercio Interior. Ahora para lograr un acuerdo con el FMI, avisa que en enero quitan del freezer a “Precios Cuidados”. Lo harán por grupos de productos, y con aumentos graduales. Hay empresas que dicen que tienen atrasos de 35% en precios. Es todo muy delicado. Pero es el clásico error de los controles de precios. Siempre se paga el costo alto de esa medida. Ya desde la presidencia de Perón en 1950 se viene fracasando con este tipo de controles. Pero no aprendemos más.

Periodista: Se viene otra emisión de deuda en pesos con ajuste del CER y “dólar linked”…

José Tasa: Así es. Piensa Guzmán que con el festival de bonos pueden quitar pesos de la plaza financiera. Pero en realidad los pesos se retiran de circulación cuando el Tesoro le gira al BCRA y le cancela deuda. Y los montos de los cuales estamos hablando son insignificantes frente al tsunami de pesos que vinieron emitiendo. En paralelo está la “bola de nieve” de las Leliq que silenciosamente viene creciendo. Ese festival de bonos genera el temor de cuando se torne insostenible el dólar oficial o aumenten fuerte los precios, se manoseen los índices del INDEC por los cuales se pagan estos papeles. No sería la primera vez. Hay mucha desconfianza. Observe todo lo que está sucediendo con Grabois y los Etchevehere. Funcionarios del gobierno sumándose innecesariamente a otro Vicentín. Estamos lejos de un giro a la racionalidad económica. Por ello siguen las dos corridas hoy: la cambiaria y el retiro de dólares de los bancos.

Guillermo Laborda Foto
por Guillermo Laborda @GuillermoLabord
SUBIR

NWS

Ovación

Show