#EntrevistasA24Com

Ezequiel Calcarami, de ASEA: “El próximo presidente tiene que tener una agenda activa y un compromiso con los emprendedores”

Calcarami fue miembro fundador de ASEA, nacida en 2014, y ahora la preside.

“Estoy muy preocupado”. El que lo dice es el presidente de ASEA, la Asociación de Emprendedores de la Argentina. La entidad, dice Ezequiel Calcarami en diálogo con A24.com, tiene 21 mil socios y sigue sumando de a 300 por semana. El entusiasmo por emprender podría explicar el crecimiento, pero otra lectura más real no puede obviar el contexto crítico que se abalanza sobre las empresas: hoy las pymes están urgidas de echar mano a todo lo que ayude a su supervivencia. Y juntar fuerzas en una agrupación -una más- que las represente, y brinde algo de ayuda, debería servirles. “Posiblemente no sea bueno 2019, pero nos va a agarrar mejor preparados”, diagnostica este ex ejecutivo de una petrolera que hace 8 años empezó a emprender en el rubro movilidad. Por estos tiempos, sus días se dividen en manejar sus empresas y en delinear los objetivos que tiene para ASEA durante este año.

Lo que empezó como una reunión informal de apenas 10 empresarios que hacían “terapia colectiva” en el segundo gobierno de Cristina Kirchner creció y creció. El objetivo para diciembre es llegar a los 40 mil inscriptos y a largo plazo superar los 100 mil. Mientras tanto, en pleno año electoral, los planes del equipo directivo -dice- es hacer presión para que los candidatos expliquen y se comprometan con el colectivo de "valientes" que se lanza a la aventura de emprender.

“Somos la asociación de emprendedores más grande de Argentina dentro de la que conviven una pequeña pyme a Mercado Libre”, señala Calcarami. Él estuvo en la génesis del proyecto junto a otros referentes del ecosistema emprendedor.

La historia cuenta que nació en época K (2014). Con Mauricio Macri lograron ser escuchados activamente y vieron con alegría la aprobación de la Ley de Emprendedores y la de Pymes. Aún así, no lo consideran “suficiente” y van por más: “Fue un año durísimo 2018. Las leyes fueron un punto de partida pero no un punto de llegada. Se puso el tema en agenda y está buenísimo que sea central, pero todavía nos falta muchísimo para que en la Argentina emprender sea fácil en comparación a otros lugares”, señala.

Vuelve a decir “preocupación” al hablar del contexto económico actual. Y eso que también sostiene que a lo largo de su carrera como emprendedor pasó “de todo”. Las pymes están pasando un momento de asfixia por las altas tasas de interés, la falta de crédito y financiamiento y otros padecimientos. A lo largo de la charla, Calcarami enumera obstáculos y también tratará de traer el ejemplo de otros países, en especial de Chile.

Allí aprobaron a fines del año pasado la Ley de Pronto Pago, que les asegura a las pymes el plazo de pago a 30 días y busca evitar el “bicicleteo” que hoy suelen practicar con cintura y nervios las compañías locales. “Algunas cobran a 150 días o más”, ilustra Calcarami. Por eso, tratarán de traer (o adaptar) el ejemplo del país trasandino a estas pampas.

En el país de Neruda, la asociación colega de ASEA, ASECH, tiene 32 mil socios. El presidente Piñera la tiene como la voz de los emprendedores y con la que elabora políticas públicas que sumen. “Macri necesita que se creen 500 mil empresas nuevas”, sostiene Calcarami con la esperanza de que la gestión Cambiemos haga más. Si bien reconoce que hay buen diálogo, entre muchos de los socios no gustó para nada la decisión de imponer las retenciones a las exportaciones con el fin de sostener la política de ajuste y cierre de cuentas prometida al FMI. “Tenemos un gran semillero emprendedor, pero no tenemos un contexto adecuado”, insiste.

Calcarami tiene 3 proyectos digitales sobre movilidad: SimpliCar, Carvi y Motormax.

La incorporación a ASEA es gratuita. La asociación, que dice ser “apartidaria”, se mantiene con esponsoreo de empresas privadas. El 40 por ciento de la base de socios son mujeres emprendedoras. “Nuestro mayor crecimiento es en el interior”, dice el ejecutivo. Y agrega: “Cada miembro del comité ejecutivo le dedica entre 20 y 25 horas mensuales ad honorem”.

Los principales rubros representados en su base de datos son: emprendimientos de base tecnológica, moda y accesorios, marketing y comunicación y gastronomía. La entidad busca hacer sinergia con distintas agrupaciones de la región que ya alcanzan a 110 mil pymes.

Para que se entienda ¿En qué se diferencia ASEA de otras organizaciones de emprendedores y pymes?

El principal diferencial de ASEA respecto de otras organizaciones para pymes y emprendedores es tener el foco en impulsar políticas públicas. Tenemos que tener la habilidad de agrupar a todos y es complicado en la Argentina porque hay muchos intereses particulares. Buscamos ser la voz de los emprendedores. En el comité consultivo están todos, Endeavor, Ashoka, AEA, Junior Achievement, entre otros. Tratamos de agrupar a todos y queremos ser la voz que los represente a todos.

¿Cuáles son los objetivos para este año?

Hay muchos temas que quedaron afuera de las leyes y son muy complicados para las pymes. Uno es claramente la presión fiscal. Lo que proponemos es que haya progresividad fiscal. Que los impuestos crezcan a medida que la empresa crezca. Se generaría un efecto multiplicador.

¿Cómo ven posible ese cambio impositivo en un contexto en el que el gobierno tiene la política del déficit cero?

Sí, lo vemos posible.

¿Piensa que distintas fuerzas legislativas lo pueden acompañar?

Sí, totalmente. Nosotros tuvimos reuniones en el Congreso y tuvimos contactos con legisladores de distintas fuerzas: desde Cabandié, Marco Lavagna, Diego Bossio y gente del oficialismo. Con el tema emprendedorismo hay cierto consenso. ¿Quién va a estar en contra de que los emprendedores y las pymes son los que nos van a dar fuerza en el futuro? ¿Quién discute que son los mayores creadores de empleo? Hay consenso aunque a veces es distinta la forma de querer implementar políticas.

¿Hay algún otro tema urgente que impulsen?

El segundo tema que queremos impulsar este año es el laboral. Está muy atrasado en comparación con el mundo que se viene. Hay poca flexibilidad. Hoy en día debería haber muchos contratos nuevos. Se viene mucho el tema de la colaboración, el tema free lance. Se viene mucho dar a la gente participación en la empresa. Lo que nosotros tenemos en la ley laboral es muy antiguo con costos altos e innecesarios. El emprendedor empieza a tener miedo al momento de tomar a alguien.

Es un tema muy complejo y resistido el referido a los cambios en las leyes laborales ¿Realmente creen que en un año electoral se podría avanzar en ese tema y lograr consensos?

Yo te lo planteo al revés. Nosotros vamos a ir a los candidatos a presidente. Somos 21 mil emprendedores. Y durante la campaña le vamos a preguntar qué va a hacer cada uno por los emprendedores. Esto no es un tema de un gobierno sino que tiene que ser una política de Estado. Si viene Cristina, el tema emprendedores lo tiene que tener como central, si vuelve Mauricio, también. Y lo mismo con los demás. El próximo presidente tiene que tener una agenda activa y un compromiso para los emprendedores. Y hay un tercer tema.

¿Cuál?

Tener buenos accesos al financiamiento, tanto para inversión como para préstamo. El gobierno hizo el fondo de fondos, pero todavía falta un montón. Es necesario que los bancos pidan menos requisitos. También la necesidad de que se implemente la ley de Emprendedores en todo el país. Hay provincias en las que no se aplica. Los tiempos de la política no son los de los emprendedores. Acá se toman todo el verano porque no sesionan y el empresario tiene que seguir pagando sueldos. Veo todos los días emprendimientos que se caen. No es joda esto.

por Diego Landi