Deuda

Se acerca un nuevo vencimiento en la deuda con el FMI: ¿qué puede pasar con la economía argentina en los próximos días?

Este viernes hay un importante vencimiento ante el organismo y las reservas argentina están en rojo.
Brenda Funes
por Brenda Funes |
El presidente

El presidente, Alberto Fernández, juanto a la titular del FMI, Kristalina Georgieva.

Las próximos días serán clave en materia de deuda para la Argentina. El próximo viernes, 28 de enero vence un pago de amortización de capitales por 731 millones de dólares, mientras que con los pagos previstos para febrero se espera que el país deba afrontar más de 1.100 millones de dólares de la deuda. Esa situación abrió un fuerte interrogante: ¿qué puede pasar con la economía argentina?

Por eso, A24.com consultó a economistas para saber qué podría pasar con la economía argentina en medio de la negociación de la deuda con el FMI. Las alternativas van desde dar un "gesto de buena voluntad" hasta no pagar y que las variables macroeconómicas den un vuelco.

Maria Castiglioni, directora de C&T Asesores Económicos, explicó que "el dramatismo de la situación actual es que después de 2 años para negociar con un nuevo acuerdo y contando con el stand by que hay que implica más facilidades de pago, se desaprovechó la oportunidad y estamos con el tiempo muy justo".

Uno de los puntos cruciales es el bajo nivel de reservas que tiene el país. "En términos netos las reservas están en cero, y las líquidas -que son las que no cuentan el oro- están negativas. La situación es complicada porque no tenemos acceso a mercados de crédito, hay poca entrada de divisas que no sea por exportaciones -que además pasó su boom-. En este contexto y con el timing de los vencimientos lo que se genera es nerviosismo", afirmó la experta.

Los economistas consultados por este medio coincidieron en que, por el momento, Argentina no estaría cerca del acuerdo y que la mejor opción para la economía es afrontar los pagos.

FMI Escudo.jpg
Continúan las negociaciones con el FMI.

Continúan las negociaciones con el FMI.

¿Qué pasará con la deuda con el FMI?

Daniel Marx, economista y titular de la consultora Quantum, señaló que "la tensión es más bien respecto al pago de marzo" antes que el de los próximos días. Y explicó que "si el pago no se da, se van a alterar los ánimos en las conversaciones y repercutirá en el tipo de cambio, el mercado, se provocara inestabilidad".

Por su parte, Sebastián Menescaldi, director asociado de la consultora EcoGo, planteó tres escenarios:

  • Si Argentina paga, sigue la negociación y será tomado como "un gesto de buena voluntad".

"Lo mas probable es que pague. Usarían en parte los derechos especiales de giro (DEGs) que le dio el FMI, pero no se descarta que no pague. En caso de no pagar, los beneficios son bajos y los costos altos. El nerviosismo se incrementará más y será difícil no perder reservas", amplió Castiglioni.

En coincidencia, Lorenzo Sigaut, titular de la consultora Equilibra, sostuvo: "Para pagar hay DEGs que inyectó el FMI a todos los países miembros. O sea, que habría que desembolsar de reservas propias menos de 50 millones de divisas. Además, hay conversaciones buenas, ya se han pagados montos grandes con anterioridad. Caer en atrasos como estrategia para presionar no lo creo, lo hubieran hecho con vencimientos más altos como el de septiembre".

Y amplió que "para febrero se llegaría con lo justo ya que se necesitarían usar reservas propias; y a marzo se necesitaría acordar o que alguien nos preste si se dilatan las negociaciones, porque la cuota superaría a las reservas netas del BCRA".

  • El segundo escenario posible sería que Argentina no pague, pero anuncie que tiene un acuerdo cerrado o casi cerrado.

"En este caso, el país entrará en atrasos y eso implica que le debe al FMI, pero además, para cerrar un nuevo programa Argentina tiene que cancelar todos sus atrasos. Si pasa esto y siguen negociaciones, podrían pedirle puente al Banco Mundial para que pague la amortización y cerrar la carta", indicó Menescaldi.

  • El tercer escenario sería que Argentina no pague ni llegue a un acuerdo.

Sobre este punto, el director de EcoGo, sostuvo que "sería un cimbronazo para los inversores, la brecha cambiaría se agrandaría, y por ende, estas variables se trasladarían a más inflación y menos actividad. También se afectaría el crédito comercial, ese crédito que tienen exportadores e importadores y que no le renovarían". En concreto, la consecuencia más visible sería la depreciación del peso argentino.

El default no es algo inmediato. Primero se dan los atrasos de pago y esa condición podría llegar pasado marzo -y el panorama sería el del tercer escenario-. "Más allá, de los tiempos complicaría el acceso al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y al Banco Mundial; las empresas internacionales tendrían complicaciones para operatoria comercial", dijo Menescaldi.

Se habló de
s