icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ESPECTÁCULOS

La serie del profesor de filosofía: Top 10 momentos de Merlí

La serie del profesor de filosofía: Top 10 momentos de Merlí
la-serie-del-profesor-de-filosofia-top-10-momentos-de-merli

Elegir sólo diez momentos de Merlí, la serie del profesor de filosofía, es una tarea sumamente difícil ya que son muchos más aquellos que indudablemente quedarán fuera de la selección.

Aunque la intención es no ser demasiado específicos con aquellos momentos que hacen al desarrollo de la trama, es importante prevenir al lector que aún no ha visto la serie del profesor de filosofía, ya que puede encontrarse con algunos spoilers.

1 - Merlí se presenta ante sus nuevos alumnos

Merlí Bergeron no parece estar pasando por un buen momento. Luego de ser desalojado de su vivienda por no poder pagar el alquiler, se ve obligado a volver a convivir con su madre, una reconocida actriz.

Rápidamente consigue un empleo en el Instituto Àngel Guimerà como profesor de filosofía en primer año de Bachillerato. Su forma de presentarse deja en claro desde un primer momento cuál es su perspectiva acerca de la disciplina que enseña y qué es lo que desea transmitir a sus alumnos: “Estoy hasta los cojones de las personas que dicen que la filosofía no sirve para nada”.

2 - Merlí conoce a Iván

Iván es un chico que padece de un principio de agorafobia que le impide salir de su casa, por lo que tampoco puede asistir al colegio.

Enterado de esto, Merlí decide tomar cartas sobre el asunto y lo va a visitar a su casa, estableciendo un vínculo que se desarrollará y profundizará con el transcurso de los episodios y de las temporadas.

3 - La lección de autoestima a Joan

Joan Capdevila es un adolescente que, como muchos, no logra aceptarse tal como es y expresarlo a su padre, con quien mantiene una relación complicada.

En esta escena de la primera temporada de la serie del profesor de filosofía, Merlí le muestra a Joan un billete de 50 euros. Acto seguido, lo comprime entre sus manos, lo arruga, lo golpea, y le pregunta a su alumno cuál es el nuevo valor del billete. “50 euros”, responde éste, desconcertado. Merlí, finalmente, le dice: “Por mucho que te pisen o te machaquen, tú vales lo mismo”.

4 - Respeto a la diversidad sexual

Cuando Oliver, un estudiante nuevo, conoce a sus compañeros de curso, algunos de éstos se burlan de él por su forma de ser y de manifestar abiertamente su homosexualidad. Merlí, incapaz de tolerar esta situación, les da una importante lección acerca de la tolerancia y la apertura en relación a la diversidad sexual.

5 - Nace un discípulo: su relación con Pol Rubio

A lo largo de los tres años en que se desempeñó como docente del curso, Merlí creó vínculos particulares con la mayoría de sus alumnos (y también con sus padres y madres). Sin duda, uno de los más singulares lo tuvo con Pol Rubio.

Una de las primeras charlas a solas la tuvieron a poco de conocerse. Haciendo referencia a los problemas económicos de su familia, Pol le dice que no sabe si seguirá estudiando, a lo que Merlí le responde que cree que sí y, acto seguido, le entrega un examen corregido en el que se sacó un diez.

Finalmente, Pol Rubio sería uno de los que más lejos llegaría con la disciplina de su maestro. De hecho, “Merlí: Sapere aude” es una serie derivada de la principal en la que se siguen los pasos de Pol como estudiante en la Facultad de Filosofía.

6 - Padre y profesor: su relación con Bruno

Uno de los atractivos de la serie del profesor de filosofía reside en los conflictos internos de cada personaje. En el caso del Merlí, uno de sus alumnos es también su hijo, Bruno, con quien mantiene una relación por momentos distantes.

Uno de los momentos en los que ejerce el rol de padre es cuando ve que su hijo está enamorado. Sin saber de quién, le habla acerca del amor no correspondido y, entre otras cosas, le dice: “Ahora te pasa a ti pero no significa que en el futuro alguien no se enamore de ti con la misma intensidad”.

7 - La crítica al sistema educativo

Los “peripatéticos” se acercan al momento de abandonar la escuela y deben pensar qué carrera universitaria seguir. En medio de una charla de capacitación al respecto, Merlí interrumpe y, fiel a su estilo, comparte su punto de vista con sus alumnos, el cual se puede resumir con la frase “en este país la educación se considera un gasto y no una inversión”.

8 - La crítica a las redes sociales

Mónica sufre la difusión, en contra de su voluntad, de un video en el que se la ve desnuda. Ante el estupor que esto genera en el curso, Merlí aprovecha para hacer una mirada crítica de las redes sociales y la necesidad de compartir todo de forma constante: “Dejen de mirar la vida a través de una cámara y disfrutenla con los ojos y todos los demás sentidos”.

9 - El viaje de fin de curso

Hacia el final de la tercera temporada, Merlí y sus peripatéticos emprenden un viaje con motivo del egreso de esta camada de estudiantes. Además de funcionar como uno de los puntos más emotivos de toda la serie, en este momento se aprecia con claridad el vínculo que Merlí ha llegado a construir con sus alumnos y la relación de admiración y afecto que se tienen entre sí.

10 - El final

Luego de algunos años del egreso, los peripatéticos se reúnen en el bar de Oliver. Naturalmente, están más grandes, más adultos, y la vida de cada uno de ellos ha tomado caminos singulares. En este reencuentro, además de ponerse al día con este tipo de cuestiones, hay lugar para los recuerdos, y Merlí ocupa un lugar destacado en ellos.

En esta nota:
SUBIR

Ovación

NWS

Poder