Opinión

Boca, un equipo intoxicado: con indulgencia, no hay salida

Battaglia se vio obligado a explicar por qué no jugaron Cardona, Villa y Zambrano: no es la primera vez que sufre por la disciplina de sus futbolistas.
Hugo Balassone
por Hugo Balassone |
Boca

Boca, otra vez en crisis deportiva.

Boca es un equipo intoxicado. Battaglia se ve obligado a utilizar esta palabra para explicar por qué excluyó de la formación a Zambrano, Villa y Cardona.

Aunque deba mentir para cuidar a profesionales que no lo merecen por su comportamiento. Y el propio técnico, agobiado por la impotencia que su equipo muestra, se obliga a mandar a la cancha a 2 de los jugadores que protagonizaron el conflicto.

Se contraponen intereses deportivos con los institucionales. Boca le sigue perdonando todo a jugadores que en la cancha (anoche algo más Cardona que Villa), le ofrecen soluciones momentáneas. Estos problemas de conducta afectan la integridad de un plantel y expone el frágil liderazgo de un entrenador que pone la cara por futbolistas que no lo merecen.

Boca tiene, hace tiempo, en su vestuario un alto grado de toxicidad. Futbolistas que piensan más en futuro que en presente. Están en Boca sin ser conscientes del lugar que ocupan y las oportunidades que desperdician. El factor de pertenencia que tanto sueñan en esta gestión queda desvirtuado con comportamientos pocos serios.

La Bombonera, con alta dosis de tolerancia, hace silencio en el ingreso de Villa y apenas esboza un tímido aplauso para Cardona. Los murmullos suelen ser muchos más crueles que el insulto.

Riquelme deberá tomar nota de lo que pasó en estas horas. La salida de estos jugadores deberá ser inminente si no quiere que sus planes se vean afectados. Y es posible que se rompa el criterio de equidad en un vestuario poco sano.

Hace tiempo que los problemas de Boca son de inteligencias. En la elección de futbolistas tendrá que examinar seriamente el grado de profesionalismo. No es la primera vez que sufre por la disciplina de sus futbolistas. No encontrará la salida si muestra indulgencia una vez más.

Se habló de
s