icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
FÚTBOL

Los desafíos de Lionel Scaloni en la Selección: Dybala titular y defensa sólida

Los desafíos de Lionel Scaloni en la Selección: Dybala titular y defensa sólida
Messi y Dybala

La Selección puede convertirse en el equipo de los Martínez. Emiliano, Lucas y Lautaro tienen serias chances de empezar entre los 11 el camino hacia Qatar 2022. A dos años y pico de la decepción llamada Rusia y a 25 meses del sueño del próximo Mundial, esta semana comienza el recorrido de la última gran cita de Messi con la selección.

En la previa de ese camino, el comandante del barco se llama Lionel Scaloni. Un hombre que entró por la ventana, que era el tercer técnico en Rusia y que, de a poco, fue acumulando quorum, ya sentado en el banco más soñado por la mayoría de los entrenadores argentinos. Subrayo la palabra mayoría, pensando que Carlos Bianchi (en su momento), Diego Simeone y Marcelo Gallardo (más acá en el tiempo) plantearon otros objetivos prioritarios para sus vidas deportivas.

Scaloni llegó como interino, ganó amistosos accesibles, le dio frescura al equipo con decisiones esperadas, tuvo una aceptable Copa América y tiene el OK de Messi, elementos suficientes para seguir en la selección.

Llegan otros desafíos para Scaloni. El prioritario, juntar en el mismo equipo a Leo y Dybala. El mejor del mundo y el más desequilibrante de la Liga Italiana. Hasta ahora fracasaron varios. Gerardo Martino, Edgardo Bauza y, fundamentalmente, Jorge Sampaoli. Aquella frase de Paulo, en septiembre de 2017, lo condenó: “es difícil jugar con Leo, jugamos de lo mismo… ”.

Algunas cosas cambiaron desde esos dichos. Lionel sigue siendo tan desequilibrante como antes, pero ya no tiene la explosión de años atrás para los metros decisivos, al menos para ejecutar esa aptitud todo el partido. Es tiempo que Paulo y Leo se intercambien en el rol de armador y segunda punta. Creador y definidor. La idea debe ser no chocar, sino sumar para el equipo. No habrá mucho tiempo de entrenarlo, será cuestión de decisión y de probarlo en la cancha. El otro Lionel, Scaloni, tiene la palabra.

Un segundo desafío tiene que ver con la defensa. Aquí debe bifurcarse el objetivo, el arquero y el resto. Empecemos por el golero. Opciones tiene, cada uno con su característica. Franco Armani es el más experimentado e, incluso, jugó los últimos partidos en el Mundial de Rusia. En River, siempre aparece en los momentos decisivos. En la selección, no pudo con Mbappé y compañía. Esteban Andrada es clave en Boca y aporta un juego con los pies distinto, único, además de tener un notable juego aéreo. Ambos carecen de experiencia en Europa. Allí surge la tercera opción, Emiliano Martínez, el arquero argentino más caro de la historia. Hizo las inferiores en Independiente, recaló joven en Arsenal, fue cedido a varios equipos, hasta que tuvo su chance de titular en los Gunners y, en un puñado de partidos, se lució, fue figura y lo compró Aston Villa en 22 millones de dólares. Su presente es fantástico y juega todos los fines de semana contra los mejores delanteros del mundo. Eso puede darle una luz de ventaja.

Desde que Romero dejó de ser opción por la lesión previa a Rusia, el arco de la selección es una incógnita. Scaloni debe acertar en su elección.

Allí empieza a cimentarse otro punto clave en el equipo: la defensa. Falta un lateral derecho titular. Después de algunas lesiones inoportunas, parece llegar el momento de Gonzalo Montiel. Es el mejor de la Argentina allí hace muchos años, pese a su formación de central en inferiores. En el otro lateral Nicolás Tagliafico es una fija. Una dupla central confiable podría ser, la juventud y crecimiento de Lucas Martinez Quarta, más la experiencia de Nicolás Otamendi, recientemente transferido a Benfica, de Portugal, donde obtendrá lo que le faltó en estos últimos años en Manchester City, continuidad.

De la mitad para adelante Scaloni probó y descubrió un equipo moderno. Leandro Paredes, Rodrigo De Paul y Lucas Ocampos le dan dinámica y buen pie. Los tres, además, tienen llegada. Falta un 5 de los clásicos, pero el DT ya eligió jugar de esa manera, mirando más el arco contrario. No es tiempo de marcha atrás. Debería ir armando una alternativa más defensiva para eventualidades. Un nuevo interrogante, pero no prioritario.

El 9 hoy es Lautaro Martínez, más aún con Kun Agüero lesionado. A él hay que sumarle a Dybala y Messi. El equipo titular ilusiona, con buenas alternativas en el banco. Jóvenes como Foyth, Nehuén Perez y Medina en el fondo, más los experimentados Pezzella (hoy lesionado) y Kannemann (con coronavirus). En el medio hay variantes con mucha llegada: Exequiel Palacios, Lo Celso, Nico Domínguez, Alexis Mac Allister y Marcos Acuña. Adelante, la explosión de Salvio o Pavón (no lo dejaron viajar desde Estados Unidos), más el mencionado Agüero y, varios escalones debajo, Alario, Joaquín Correa y Gio Simeone.

Rusia quedó atrás. No sólo por la decepción que marcó la eliminación en los cuartos de final, sino también por los nombres. En el equipo titular que arrancaría las eliminatorias, sólo hay cuatro que estuvieron en el último Mundial: Otamendi, Tagliafico, Messi y Dybala.

por Darío D'Amore
SUBIR

Show

NWS

Poder