Qué pasó. La Policía Municipal de Madrid dio a conocer la increíble historia de cómo un grupo de cinco amigos chaqueños que se olvidó una mochila en un tren con 15 entradas para ver a la selección argentina en el Mundial pudo recuperar los tickets.

Quién fue el héroe. Jorge Carballo, agente de la Policía Municipal del distrito de Chamberí, se enteró por su esposa, Cristina Alonso Yanel -empleada de Renfe Viajeros-, que en un tren habían encontrado una mochila en cuyo interior había un pasaporte argentino y un sobre con 15 entradas para los tres partidos de la selección argentina en la fase de grupos del Mundial. Carbarllo pidió permiso a su superior para ocuparse del tema y se dirigió a la Embajada Argentina para entrevistarse con el Cónsul y contarle lo sucedido. Esa misma tarde, el agente recibió un llamado de la Embajada avisando que habían ubicado telefónicamente al dueño del pasaporte y luego otro del propietario del documento, que todavía se encontraba en Madrid con sus amigos. Una hora más tarde se produjo el encuentro y las entradas retornaron a sus dueños.

Cómo lo vivieron los protagonistas. Los cinco amigos contaron a través de las redes sociales todo lo ocurrido en esas “24 horas de angustia”. A continuación, la transcripción textual:

HISTORIA DE UN MILAGRO MUNDIALISTA

Le contamos una historia que vivimos cinco amigos chaqueños camino al mundial de Rusia. Luego de una larga planificación emprendimos nuestro viaje partiendo desde Asunción hacia Madrid, primer escala europea ante de la lejana Moscú. Al llegar a la capital española, el día 7 de junio, tomamos un tren para alojarnos en el departamento, donde pasaríamos un par de días. Al bajar en la estación de Villaverde Bajo, caminamos alegres y mirando hacia todo los rincones, luego de pasar unos minutos, uno de mis amigos en una esquina, se toma la cabeza y con gran asombro nos dice “¡MI MOCHILA!” Sorprendidos le preguntamos qué pasó: QUEDO MI MOCHILA EN EL TREN, JUNTO CON TODAS LAS ENTRADAS PARA LOS PARTIDOS DEL MUNDIAL. La desazón y amargura, nos atrapó por completo, en un momento nuestras expectativas, sueños y planificación de muchos años, se nos fueron junto con esa MOCHILA, allí estaban nuestras quince (15) entradas para los tres (3) partidos de ARGENTINA de la primera fase. Que hacemos entonces. Nos fuimos corriendo a la estación, denunciamos la pérdida, subimos a distintos trenes, buscamos en los objetos perdidos, fuimos a la policía, llamamos por teléfonos, mandamos mails y demás y nada de nada. Alejandro el dueño de la mochila, se llamó al silencio, sus ojos caidos y templanza por el suelo, preguntándose, ¿por qué nos pasaba esta pesadilla? El ánimo de todo el grupo se nos quería caer, pero “las cosas pasan por algo”, por experiencias anteriores le dije que esto se iba a solucionar. Ayer luego de 24 h de angustia, mientras estábamos en la casa de la hermana de un amigo, nos llaman de la Embajada Argentina en España, que una trabajadora del RENFE (tren español) llamada Cristina Alonso Yanel, había encontrado la mochila y se comunicó con su esposo que es policía Municipal de Madrid. Nuevamente sentimos que nuestro sueño loco de ver a Leo Messi con la celeste y blanca en un mundial, iba haciéndose realidad. Nos encontramos con Jorge Carballo, el Policía Municipal de Madrid (fanático futbolero del Real Madrid), nuestro nuevo amigo y héroe, quien se esforzó con profesionalidad y entusiasmo para que hallemos las entradas mundialistas. Tras fotos, abrazos, y agradecimientos, subimos al mismísimo RENFE con destino a la terminal de GETAFE CENTRO, donde nos esperaba esa mochila, llena de nuestros sacrificios y anhelos de mucho tiempo. Tras unos largos 30 minutos, con algarabía y muchas veces cantando, como si estuviéramos en la tribuna del estadio de San Petersburgo, nos encontramos con TODAS LAS ENTRADAS. Una pequeña historia y una gran MILAGRO para nosotros, que la llevamos con ojos brillosos y entusiasta a este MUNDIAL, esperando trasmitirle esta suerte a nuestra SELECCIÓN ARGENTINA A LA CUAL QUEREMOS VER CAMPEON. GRACIAS. SALUDOS” Alejandro Sotto Claude, Gerardo Stancheff, Pablo Manader, Ricardo Osuna y Fernando Guirado