icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
FÚTBOL

River y el pedido de jugar la Copa de la Liga en su campo de entrenamiento, un desatino más en el fútbol argentino

River y el pedido de jugar la Copa de la Liga en su campo de entrenamiento, un desatino más en el fútbol argentino
River Camp podría ser el lugar en el que River haga de local para abaratar costos.

Si al fútbol argentino le faltaban desatinos, aparece este pedido de River para jugar como local en su campo de entrenamiento. Y los motivos argumentados por su dirigencia obedece a razones económicas. Es decir, a River le parece un gasto innecesario alquilar un estadio para jugar la Copa de la Liga Profesional.

En la Copa Libertadores, como la Conmebol no le aprobó jugar allí por capacidad lumínica y cuestiones de reglamentos, debió alquilar el estadio de Independiente. Y como adujo altos costos pedidos por el club de Avellaneda para jugar por la Copa de la Liga, prefiere hacerlo en el River Camp.

La posibilidad que la AFA le apruebe jugar en su predio de Ezeiza traza un precedente peligroso. Si River no es capaz de contratar un estadio para que juegue su principal equipo una competencia oficial que queda para el resto. Cualquiera en este tiempo sin público en los estadios podrá disponer de sus lugares de entrenamientos si River lo hace.

No puede ser lógica la razón económica. No puede River resistirse a pagar 1 millón de pesos (eso es lo que se cobra por la Copa Argentina), para alquilar cualquier estadio. El fútbol televisado, aunque no tenga público, deberá presentar ciertos parámetros estéticos. Y clubes del poder de River tienen responsabilidades con el envase del producto fútbol argentino.

Para la habilitación del River Camp deberán colocar mangrullos para la ubicación de las cámaras, y además lonas en los alambrados perimetrales para tapar los camiones que pasen por la autopista y que no se escape la luz.

Si hemos cuestionado la desorganización que el fútbol argentino tiene, no se puede soslayar que si la AFA le permite al equipo de Gallardo jugar todo un torneo en la cancha del predio donde se entrena, puede abrir la puerta a nuevos planteos. Habrá clubes que con economías más modestas buscarán que los autoricen a jugar en sus predios.

El trasfondo de esta cuestión tiene que ver con la disputa que Rodolfo D´Onofrio entabla con la AFA por la disputa de los derechos televisivos, y parte del malestar por no formar parte de las negociaciones detona en este pedido y en la posible devolución de gentilezas para no tenerlo a River en rebeldía con la casa. Plantearse con una mirada crítica le puede resultar al presidente de River una hábil estrategia para que le otorguen lo que requiera.

Sin embargo, algunos dirigentes de la Liga Profesional salieron a diferenciarse con la posible autorización de AFA. El presidente de Gimnasia de La Plata, Gabriel Pellegrino, dijo en radio La Red que si River juega en Ezeiza “parecerá un torneo intercountry y no ayudará para nada que River como traccionador de un producto que se ve en todo el mundo se presente allí”.

“Si el problema es plata, hablemos de plata, abrir el estadio cuesta 1 millón de pesos. Si el tema es el económico que le presten la cancha, si hay que hacer una vaca para que River juegue en un estadio, la haremos”, chicaneó Pellegrino.

Muchas veces Gallardo, y también River se han distinguido en sus criterios sobre decisiones que el fútbol argentino ha tomado en detrimento del bien común. Esta pareciera ser una medida que perjudica la tan cuestionada organización, y el intento de salirse de las formas lo hace justamente aquel que en estos tiempos las ha señalado. Están a tiempo de corregirlo.

por Hugo Balassone
SUBIR

Show

NWS

Poder