icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
JUDICIALES

Ley de matrimonio igualitario en el mundo: avances y próximos países

Ley de matrimonio igualitario en el mundo: avances y próximos países
ley-de-matrimonio-igualitario-en-el-mundo-avances-y-proximos-paises

Al día de hoy, hay 35 países donde el casamiento entre dos personas del mismo sexo es legal.

El 1° de abril 2001 se aprobó en Países Bajos la Ley de matrimonio igualitario con 47 votos a favor y 28 en contra, convirtiéndose en el primer país en permitir que las parejas de personas del mismo sexo pudieran casarse legalmente y adoptar hijos. Luego, Bélgica también la aprobó en 2003, España y Canadá en 2005 y Sudáfrica en 2006.

En Argentina, la Ley de matrimonio igualitario (26.618) se aprobó el 15 de julio de 2010 tras más de 10 años de militancia por parte de diferentes organizaciones LGTB. Esta ley fue la primera en promulgarse en latinoamérica, convirtió a Argentina en el sexto país mundial en decretarla, y en su artículo 2 estableció: “el matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos, con independencia de que los contrayentes sean del mismo o de diferente sexo”.

Durante los siguientes 10 años, otros países implementaron la ley, con algunos ajustes de acuerdo a las costumbres, estilos de vidas y creencias de cada cultura, y en la actualidad ya hay 35 países que permiten a parejas del mismo género contraer matrimonio legalmente. Otros, como es el caso de México, no cuentan con una ley federal pero es legal en algunos estados, como Chiapas, Jalisco y Puebla.

Taiwán, primer país asiático en legalizar el matrimonio igualitario

Hasta ahora, Europa es el continente que más adelantado está, ya que en 14 países (Holanda, Bélgica, España, Suecia, Finlandia, Noruega, Islandia, Dinamarca, Francia, Reino Unido, Portugal, Luxemburgo, Irlanda y Alemania) el matrimonio igualitario es legal y en algunos otros, aunque no hay una legislación vigente que lo permita, las personas del mismo sexo pueden convivir bajo la unión civil (Austria, Italia, Eslovenia, Grecia, Estonia, Hungría, Suiza y República Checa).

Sin embargo, también cuentan con el caso de, por ejemplo, Polonia, país ultracatólico que aún apurado por la Unión Europea, se niega rotundamente a discutir una ley que permita a dos personas del mismo sexo convivir bajo un mismo techo, tener relaciones sexuales o adoptar a un hijo. Lo mismo ocurre en otros continentes, donde las leyes son más estrictas y el matrimonio igualitario comenzó a ser discutido recién en los últimos años. De esta manera, Taiwán fue el primer país asiático en aprobarlo el 17 de mayo de 2019 (con 66 votos a favor y 27 en contra), tras una larga batalla en la isla. Según los datos proporcionados por Ministerio del Interior y recogidos por la agencia oficial taiwanesa CNA, durante el primer día, solo en media jornada, se registraron 363 matrimonios (116 de hombres y 247 de mujeres).

En las últimas semanas, en Tailandia también hubo un avance en cuanto a los derechos individuales, y se presentó una ley que permite a parejas homosexuales registrarse como parejas de hecho en el país. El proyecto de ley, que no llega a respaldar el matrimonio entre homosexuales, permitirá que las uniones del mismo sexo adopten niños, administren conjuntamente activos y pasivos y hereden de sus parejas.

África: de a pequeños pasos

Si bien Sudáfrica fue uno de los primeros países en legalizar el matrimonio igualitario, la realidad es que en la gran parte del continente, compuesto por 53 países más, el casamiento entre dos personas del mismo sexo no solo es ilegal sino que también cualquier tipo de relación homosexual está penalizada con hasta 8 años de cárcel o en los casos más estrictos, hasta con la pena de muerte o lapidación. Sudán es uno de los países que cuenta con un castigo estricto y por una ley de sodomía aprobada en 1991, si una persona es hallada culpable del delito por primera o segunda vez, se le castigará con 100 latigazos, pero si reincide, la tercera vez le corresponderá la pena de muerte. Países como Honduras y Chile han instado a Sudán a rever sus políticas contra la población LGTB, pero el gobierno de Sudán se ha mostrado muy estricto en sus leyes.

En este sentido, otro de los países que castiga a personas homosexuales es Yemén, donde respaldados por su código penal publicado en 1994, a los hombres casados que sean culpables de homosexualidad, se los castigará con la lapidación y a las mujeres (casadas o no) con 3 o 4 años de cárcel.

En 2019, uno de los países africanos que fue noticia fue Botswana, ya que tras años de debate y lucha por parte de los colectivos LGTB, el país despenalizó la homosexualidad. En este sentido, la Corte Suprema de Botswana dictó un fallo unánime en el que declaraba inconstitucional parte del código penal que castigaba a personas que mantuvieran relaciones con otras del mismo sexo con penas de hasta 7 años de cárcel. Durante la sesión, la corte declaró que penalizar a las personas por lo que son es una falta de respeto y que la ley no debería afectar a actos privados consentidos entre adultos. El derecho a la privacidad incluye la orientación sexual, que es innata y no una moda, según los magistrados.Además, también instaron a otros países a adoptar las mismas medidas y discriminalizar a las personas por sus orientaciones y elecciones sexuales.

SUBIR

NWS

Ovación

Show

Más Noticias