La indagatoria de este jueves

Macri y el espionaje a familiares del ARA San Juan: ¿Cómo sigue la causa?

El macrismo insiste en que se está forzando un eventual procesamiento antes de las elecciones. La Cámara Federal de Mar del Plata deberá responder la recusación contra el juez del caso.
Rosario Bigozzi
por Rosario Bigozzi |
Macri con familiares del ARA San Juan

Macri con familiares del ARA San Juan, en noviembre de 2017 (Archivo)

El 28 de octubre, a las 12, Mauricio Macri tiene cita para presentarse a indagatoria ante el juzgado federal de Dolores, para ejercer su derecho a la defensa ante las imputaciones por presunto espionaje ilegal a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan. Aunque sus allegados insisten en que están forzando un eventual procesamiento antes de las elecciones, el ex presidente esta vez tiene previsto asistir para evitar ser declarado en rebeldía, y obligado a comparecer “por la fuerza pública al sólo efecto de dar cumplimiento a los actos procesales que justificaron la citación”.

La defensa de Macri se prepara para el jueves, sin animarse a poner fichas a la posibilidad de que la Cámara Federal de Mar del Plata, resuelva antes de ese día -y a su favor- el planteo de recusación contra el juez que subroga en la causa, Martin Bava.

De acuerdo a los plazos ordenatorios que establece el artículo 61 del Código Procesal Penal de la Nación, primero el tribunal deberá analizar si convoca a una audiencia a las partes para que presenten prueba, y después resolver en 48 horas. También los jueces pueden sacar una conclusión, sin audiencia mediante, en el caso de que encuentren que la presentación del ex mandatario está completa. Como sea, cualquier especulación posible resulta insuficiente para arriesgar una nueva suspensión de la indagatoria.

Causa de espionaje a familiares del ARA San Juan: qué pasa con la causa

La cuestión de la recusación llegó a la Cámara después de que el juez Martín Bava rechazara -in limine- el planteo que había presentado el ex presidente al ausentarse la semana pasada. En ese momento, el magistrado justificó que no se encontraba comprendido en ninguna de las causales de recusación, y escribió en su despacho: ”No tengo amistad, enemistad ni prejuicio de ningún tipo, objetivo ni subjetivo con los imputados ni con los querellantes”.

Por su parte, el abogado de Macri, Pablo Lanusse, sostuvo que se trata de una "persecución canalla" en contra del expresidente. En declaraciones a Radio La Red afirmó que su defendido “fue categórico cuando dijo que ni espió ni ordenó espiar” y agregó que "la fecha no es antojadiza porque después de que el juez indaga a una persona, tiene 10 días hábiles para resolver su situación procesal, y si quiere, dictar el auto de procesamiento contra Macri”.

Además, advirtió “tienen que esencialmente tomar la declaración indagatoria, por eso pusieron la fecha el 28 de octubre, porque los días hábiles van a terminar el jueves previo a la elección del 14 de noviembre".

A todo esto, La Cámara Federal también debe resolver la apelación de Macri a la medida de coerción que dispuso el juez Bava prohibiéndole salir del país para evitar el entorpecimiento de la investigación. Al interponer el recurso, su defensa remarcó que “el principio de inocencia tiene como efecto el derecho del imputado a ser tratado como inocente y el deber de los demás habitantes y del Estado de respetar y no vulnerar de ningún modo ese estado mediante expresiones o resoluciones que lo consideren prematuramente culpable".

Cuando Mauricio Macri comparezca ante el juzgado federal de Dolores, primero deberá escuchar las imputaciones por las cuales fue convocado a indagatoria durante la instrucción de la causa que investiga el presunto espionaje ilegal a los familiares del submarino ARA San Juan. Luego se le preguntará si en ejercicio de su defensa va a declarar o no.

ARA San Juan familias.jpg
Familiares del ARA San Juan, en la puerta de la base de Mar del Plata. (Archivo)

Familiares del ARA San Juan, en la puerta de la base de Mar del Plata. (Archivo)

El expresidente respondería por escrito, aunque si lo prefiere tendrá la oportunidad de hacer un descargo oral, incluso acompañado con un escrito.

En el caso de que se decida por hablar, tendrá derecho a aceptar o rechazar preguntas. En la audiencia podrán estar presentes el juez federal subrogante de Dolores, Martín Bava, el fiscal federal Juan Pablo Curi, Mauricio Macri y sus abogados Pablo Lanusse y Jimena Pisoni.

El magistrado tiene elementos para sospechar que Macri transgredió la Ley de Inteligencia (ley 25.520) al supuestamente ordenar la recolección, sistematización y análisis de información, ejecutadas por agentes de base de la AFI.

Según consta en el expediente, “se le imputa haber ordenado y posibilitado la realización de numerosas de ellas [tareas prohibidas por ley] con el propósito de obtener datos personales e información de los familiares y allegados de los tripulantes del submarino ARA San Juan.

Esas acciones buscaban influir en la situación política e institucional del país, puntualmente respecto a los reclamos que realizaban los mismos por el hundimiento de dicho submarino y la consecuente muerte de sus familiares, como así también apuntaban a conocer sus actividades, los lugares donde se reunían, sus datos personales y los de su entorno, como la identificación de sus referentes.”

El juez intentará que con su declaración confirme o desmienta la hipótesis, por la cual considera que cuando el grupo de representantes de los familiares del submarino, se reunió con Macri en febrero del 2018, el exmandatario ya conocía los pedidos que iban a plantearle, y por esa razón asistió al encuentro con una carpeta que contenía las respuestas a esas demandas. El magistrado fundamentó esta sospecha en el contenido de los informes hallados en los archivos de las computadoras de la Delegación de AFI en Mar del Plata, y en las testimoniales de los familiares que estuvieron presentes.

Gustavo Arribas.jpg
Gustavo Arribas, ex jefe de la AFI e imputado por la causa de espionaje a familiares del ARA San Juan.

Gustavo Arribas, ex jefe de la AFI e imputado por la causa de espionaje a familiares del ARA San Juan.

Además, buscará que responda si dispuso medidas de seguimiento a los deudos de las víctimas cuando iban a sus reuniones, homenajes o actos, tal como figura en la documentación secuestrada, que supuestamente era reportada a las autoridades de la Agencia de Inteligencia y del poder ejecutivo.

La investigación describe que todas las acciones descubiertas “no contaron con autorización judicial alguna ni fueron justificadas por órdenes de servicio, fundadas en razones de seguridad interior o defensa nacional, y se realizaron, además, con el objeto de influir en la opinión pública, en esas personas y en el normal desenvolvimiento de las actividades de la agenda política de ese año, que según los criterios preestablecidos podían afectar a la gestión de gobierno” que conducía Macri.

La causa que investiga el presunto espionaje ilegal a los familiares del ARA San Juan se inició a raíz de una denuncia que presentó la interventora de la AFI, Cristina Caamaño. Hasta ahora tiene nueve imputados, entre ellos los ex jefes de la Agencia Federal de Inteligencia en el macrismo, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

s