historias

Compra de gas a Chile: Aranguren se defendió y aseguró que le hizo ahorrar al Estado USD 54 millones

Compra de gas a Chile: Aranguren se defendió y aseguró que le hizo ahorrar al Estado USD 54 millones
 Embed      
Juan José Aranguren, ex ministro
Juan José Aranguren, ex ministro

El ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, aseguró hoy que nunca tomó decisiones a favor de la multinacional petrolera Shell, a la que perteneció hasta antes de asumir en la cartera, sino que adoptó “decisiones de carácter general y siempre en beneficio del interés del público”.

Al declarar en indagatoria ante el juez federal Luis Rodríguez, el ex ministro descartó que hubiera cometido el delito de “negociaciones incompatibles con la función pública” que se le imputa y por el que hoy declaró como acusado.

“Estoy muy tranquilo, el juez recibió todas las respuestas y estoy muy conforme con la oportunidad que me dio de aclarar las dudas. Las respuestas han sido muy claras. Estoy tranquilo con mi conciencia; lo que hice fue conforme a lo que la ley me obliga”.

Aranguren negó que el incremento en las tarifas del gas domiciliario hubiera redundado en un beneficio para Shell.

“El incremento en el precio del gas no les llega a las petroleras. En el período 2016/2017, que es sujeto a la imputación, el esquema es el mismo que provenía de un Plan Gas de la anterior administración. El incremento del precio del gas residencial lo que hizo fue reducir el subsidio por parte del Estado. Las empresas no se vieron beneficiados”.

Sobre el punto acaso más controversial de sus decisiones como ministro, el dejar de comprar gas a Bolivia para hacerlo a través de Chile, Aranguren explicó que esa medida significó un beneficio para la Argentina de 54 millones de dólares.

“Sobre la compra de gas a Chile cumplimos con reemplazar un gas que no existía, el que venía de Bolivia, reconocido por las propias autoridades bolivianas. No había mayor capacidad en la planta de regasificación. Era más conveniente comprar el gas ya regasificado desde Chile. Esa medida permitió un ahorro de 54 millones de dólares”.

Aranguren descartó que su llamado a indagatoria tenga una connotación política: “No creo que tenga sentido a esta altura de la transición que por primera vez se da en la Argentina que se lo atribuyamos al cambio de gobierno”.

El ex ministro declaró por espacio de dos horas ante el juez Luis Rodríguez, quien lo investiga ante una denuncia de los diputados kirchneristas Luis Doñate y Rodolfo Taihlhade, por supuestamente haber bebeficiado a Shell cuando asumió como ministro de Energía.

La imputación sostiene, incluso, que siguió siendo accionista de la multinacional petrolera después de jurar en el cargo.

Aranguren adelantó un día su indagatoria, en tanto que su consorte de causa, Laura Alonso, acusada de haber encubierto la situación presuntamente irregular, postergó la suya, que en principio, estaba prevista para el 20 de noviembre.

s