Picante

La defensa de Wagner pide controlar los cuadernos e investigar a Centeno

25 de oct de 2019 - 16:54
La defensa de Wagner pide controlar los cuadernos e investigar a Centeno
 Embed      
Wagner también quiere peritar los cuadernos
Wagner también quiere peritar los cuadernos

La defensa del ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner le pidió hoy a la Justicia que le permita acceder a los supuestos originales de los cuadernos del chofer Oscar Centeno y que verifique todas las comunicaciones telefónicas que éste mantuvo con su defensor oficial, Gustavo Kollman, antes, durante y después de acogerse al régimen del arrepentido.

Con una prosa mordaz y punzante, los abogados de Wagner, Zenón y Federico Ceballos se mostraron sorprendidos por la aparición de los cuadernos que se suponían quemados.

"Como el Ave Fénix, estos cuadernos, –convertidos en verdaderos incunables–, habrían renacido no de sus propias cenizas, sino de una modesta parrilla suburbana donde el Sr. Centeno los habría exhumado con toda prolijidad".

La defensa de Wagner pronosticó que habrá "una peritación sobre la morfología de este nuevo aporte que proviene de las abnegadas manos del periodista Diego Cabot, quien a su vez lo recibió lacónicamente de un personaje incógnito, en una esquina cercana a su trabajo".

"La pugnacidad colaborativa del prestigioso periodista es tan conmovedora que a veces lo ha hecho tropezar con circunstancias procesales frustráneas, como la falta de certificación notarial de las fotocopias que, al menos hasta ahora, constituyeron la piedra basal de estas actuaciones", alertaron.

Los letrados del titular de la constructora Esuco reclamaron "ser notificados para poder controlar a través de expertos de parte, las pericias scopométricas o caligráficas que se realicen sobre el nuevo aporte material incorporado".

También solicitaron que se los notifique "de cualquier disposición relativa a un futuro testimonio ampliatorio del periodista Diego Cabot, para presenciarlo, habida cuenta de que el mismo habría llegado al despacho del Dr. Stornelli a primera hora, cuando prácticamente no se habían abierto las puertas de los Tribunales".

En cuanto a las razones por las cuáles Centeno mintió (como arrepentido, con la obligación de decir la verdad, aseguró que había incinerado los cuadernos), los abogados propusieron "como una medida de utilidad, para ahora o para el futuro, recabar el listado de llamadas entrantes y salientes de todos los teléfonos habilitados a nombre del defensor oficial Gustavo Kollman, con fecha anterior, concomitante y posterior a la indagatoria del imputado Centeno".

El escrito recuerda que Centeno, involucrado en otros procesos judiciales con anterioridad, tenía abogado. Se trataba de Norberto Frontini, quien incluso había sido juez subrogante de la Cámara Federal de Casación Penal.

Cuando estalló la Causa Cuadernos, Frontini "no fue ratificado tras varias horas de espera en los pasillos del Tribunal", recordó la defensa de Wagner.