icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
INTERNACIONALES

Estremecedor video: un cadáver "saluda" desde el ataúd

Estremecedor video: un cadáver
Indonesia Cadáver

El video fue tomado en Indonesia y en las estremecedoras imágenes se puede ver cómo el cadáver parece moverse desde dentro del ataúd, que tiene una pequeña ventana para mirar en su interior.

El video fue dado a conocer por el medio británico "The Sun" y si bien fue captado a principios de Mayo, tuvo relevancia en las últimas horas. Las imágenes fueron tomadas en un cementerio de la localidad de Manado, y causaron el temor de los que las vieron, por miedo a que la persona haya sido enterrada viva.

Se puede ver cómo la cámara primero enfoca a un grupo de personas desconsoladas por la pérdida de un ser querido, sin embargo, luego filma el cajón blanco que se encuentra dentro de la fosa. A través de la ventana mencionada se puede percibir un escalofriante movimiento, donde no debería haberlo.

Lo más llamativo de la situación fue que, el impensado movimiento, tiene lugar al mismo tiempo cuando el cura dice "Dios lo ha dicho en el libro de San Juan: Yo soy la resurreción y la vida. Quien crea en mí vivirá aunque esté muerto".

La explicación científica es que todo se debe al rigor motris que algunos cadáveres experimentan luego de horas de haber fallecido. Según algunas investigaciones de la Universidad Central de Queensland, Australia que estudiaban restos humanos en descomposición, estos pueden cambiar su posición y moverse sin factores externos.

Futbolista confesó haber matado a su hijo de 5 años: "Nunca lo quise"

Cevher Toktas, futbolista turco hizo una confesión que dejó helados a los policías.

"Nunca quise a mi hijo menor, desde su nacimiento. No sé por qué no lo quiero. La única razón de haberlo matado fue que no lo quise. No tengo ningún problema mental".

A 11 días de la muerte de su hijo de 5 años supuestamente por coronavirus, el jugador se presentó a la delegación policial y admitió haberlo asesinado, informó Daily Sabah, según RT.

El 23 de abril, el menor fue internado en una clínica de Bursa, en el noroeste de Turquía, con mucha fiebre y síntomas de covid-19. El mismo día, Toktas llamó a los médicos a la habitación, diciendo que su hijo tenía dificultades para respirar.

El niño fue ingresado a cuidados intensivos, donde falleció dos horas más tarde. Su muerte no provocó sospechas a los médicos.

Menos de dos semanas después el futbolista de 32 años se presentó ante la policía local y contó que había asfixiado al menor.

"Puse una almohada en la cabeza de mi hijo, que estaba acostado boca arriba. Apreté durante 15 minutos sin parar", aseguró Toktas.

Y luego el jugador añadió: "Mi hijo resistió un tiempo. Cuando dejó de moverse, saqué la almohada. Luego llamé a los medicos para que no sospechasen nada"

Tras admitir el motivo del asesinato, el deportista fue detenido y será juzgado por homicidio, que en Turquía se castiga con penas de hasta cadena perpetua.

SUBIR

Poder

Ovación

Show