Pandemia y vacunas

Decepción: cuál sería el motivo del fracaso de Curevac, la vacuna alemana contra el Covid

Era considerada como una gran esperanza para países con menor capacidad para adquirir vacunas. Su logística era menos compleja y su almacenamiento, más simple.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
La vacuna Curevac solo logró un 47% de efectividad en las pruebas de fase III (Foto: página oficial de Curevac)

La vacuna Curevac solo logró un 47% de efectividad en las pruebas de fase III (Foto: página oficial de Curevac)

"Es una conclusión devastadora", reseñó Franz-Werner Haas, el CEO de CureVac, el laboratorio alemán que desarrolló esta vacuna. Los estudios de fase III arrojaron una inmunidad de apenas el 47%, el nivel mas bajo de cuanta vacuna ya circula en por el mundo. Y es muy poco para que se justifique su introducción en el mercado en la lucha contra la pandemia.

Fracaso ante las variantes del coronavirus

El laboratorio realizó las pruebas con 40,000 voluntarios en Europa y Latinoamérica (incluso en la Argentina). Pero su nivel de respuesta ante el virus fue muy bajo y sobre todo, sorprendió a los investigadores.

Buscando explicaciones para esta decepción, creen que se debió en gran parte, por la variedad de mutaciones que portaban los voluntarios en las pruebas.

El propio doctor Hass explicó que los resultados decepcionantes puede deberse, justamente, al "alto número de variantes del virus en los países en los que fue testeada". Los científicos del laboratorio alemán secuenciaron genéticamente el virus hallado en 124 casos. Solo uno de ellos correspondía a la versión originaral del virus.

135 de los voluntarios se contagio aún después de recibir la vacuna experimental. Comparados con quienes recibieron solo un placebo y también se enfermaron hubo muy poca diferencia. Un 47% que no alcanza a los parámetros mínimos exigidos para avalar su eficacia.

Para la FDA de los EE.UU. el índice debe ser 50% o superior.

curevac informe.JPG
El documento de Curevac en el que reconoce solo una inmunidad del 47% (Foto: Página especial de Curevac)

El documento de Curevac en el que reconoce solo una inmunidad del 47% (Foto: Página especial de Curevac)

Vacuna en base a ARN, como Pfizer y Moderna

Los alemanes desarrollaron la CureVac con la revolucionaria tecnología de ARN mensajero. Igual que las exitosas de Pfizer y Moderna. Que incluso dan resultado ante la variante más preocupante del momento: la Delta (originaria de la India).

Sin embargo, las vacunas desarrolladas en EE.UU. dan un 90% de eficacia con las dos dosis completas. El doble de seguridad para los que reciben este tipo de vacunas.

Una explicación puede ser que en el caso de CureVac se utilizó una proporción menor de moléculas de ARN mensajero, en comparación con las altamente eficaces de Moderna y Pfizer.

arn mensajero.JPG
Como funcionan las vacunas en base al ARN Mensajero (Foto: CDC)

Como funcionan las vacunas en base al ARN Mensajero (Foto: CDC)

Esperanza frustrada para los países de menores recursos

Este desarrollo era esperado como la "llave de oro" en la lucha contra la pandemia en por los países en desarrollo o los más pobres. Por dos razones: una económica; la otra, de logística.

La vacuna en desarrollo sería más barata que las homólogas del ARN mensajero. Pero lo más importante, radica en que no necesitaba supercongeladores y podía conservarse por más tiempo. Esto la hacía más que viable para países con poca logística para garantizar su mantenimiento.

Incluso, los países desarrollados también apostaban por esta vacuna para completar su esquema para llegar a la inmunidad colectiva: el 70% de la población vacunada.

La Unión Europea había comprometido la compra de 405 millones de dosis, siempre que la vacuna pasara las pruebas y los requisitos de la Agencia Europea de Medicamentos.

Un futuro muy comprometido

En el laboratorio guardan una ligera esperanza. Confían que cuando las pruebas de fase III estén totalmente terminadas, la eficacia de la vacuna mejore. Pero la comunidad cree que lo hará muy poco. Tal vez, llegue al 50% que exige la FDA. Pero su posibilidad de generar contratos con muchos países es prácticamente nula. ¿Vale la pena ahorrar dinero para comprar una vacuna no muy confiable cuando ya hay otras que llevan meses demostrando su eficacia?

Pero el espacio que no se llena, pronto es ocupado por otro. La esperanza para países de pocos recursos, ahora se llama Novavax. La vacuna puede ser almacenada en heladeras comunes. Las pruebas en EE.UU. y México llegaron a un 90% de efectividad.

Embed

Se habló de