Horror

El pacto macabro de dos religiosas en Chile que terminó con un cuerpo en una valija

La policía logró descubrir una historia que llevaba más de un año de antigüedad por una valija que apareció abandonada en la via pública. Solo las cámaras de seguridad permitieron encaminar la investigación para esclarecer lo que sucedió.

Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Un pacto macabro entre dos religiosas en Chile se pudo esclarecer gracias a una valija. (Foto: Captura de TV)

Un pacto macabro entre dos religiosas en Chile se pudo esclarecer gracias a una valija. (Foto: Captura de TV)

Embed

Un recolector de residuos para reciclar llegó en bicicleta y estuvo manipulando ese bulto. Parecía ser el responsable de haberlo abandonado. Pero otra cámara permitió entender que sucedió: una religiosa, vestida con hábitos, llegó al lugar pocos minutos antes. Ella fue la que dejó el cuerpo sin vida de otra mujer en plena vía pública.

Embed

La policía logró ubicarla y comprendió lo que sucedió. Las religiosas vivían juntas y eran laicas "consagradas". Como una de ellas estaba enferma, hicieron un pacto: por amor, la mayor, no declararía la muerte y guardaría sus restos en una bodega durante un año. Pero una visita inesperada hizo que tomara la decisión de deshacerse del cuerpo.

Fue así que salió de la casa que compartían, con los restos de su compañera en la valija y los descartó en la calle.

monja con valija en Chile .jpg
La religiosa que lleva una valija con los restos de otra persona para ser descartados. (Foto: Captura de TV)

La religiosa que lleva una valija con los restos de otra persona para ser descartados. (Foto: Captura de TV)

Una valija en la calle, el final de un pacto macabro

La zona de Nuñoa, en el este de Santiago de Chile fue el centro de un hecho sorprendente. La policía llegó convocada por los vecinos por un fuerte olor nauseabundo. Prvenía de una bolsa de color azul que contenía una valija. Cuando la abrieron, se encontraron con los restos de un cuerpo humano.

Comenzaron a investigar y las cámaras en la calle mostraron a un primer sospechoso: un recolector de residuos para reciclar Un cartonero). Se lo ve llegando con su vehículo de dos ruedas y manipular esa bolsa azul, la deja y se va del lugar. Lograron ubicarlo y cuando fue interrogado contó lo siguiente: buscaba elemetos para reciclar y esa bolsa azul le llamó la atención, pero el fuerte olor que despedía hizo que la dejara en el lugar.

cartonero en chile.jpg
El cartonero que encontró el cuerpo de una mujer desacartado en la calle. (Foto: Captura de TV)

El cartonero que encontró el cuerpo de una mujer desacartado en la calle. (Foto: Captura de TV)

Para ello, ya el primer informe forense muy preliminar, indicaba que el cuerpo era de una mujer, sin signos de violencia, lo que hacía presumir que murió por causas naturales.

La policía siguió investigando y una nueva imagen fue la llave para resolver este misterioso hallazgo de un cadáver en plena calles.

"Se encontró que era un cadáver completo, osamentas que estaban desarticuladas ya por el tiempo, con una data aproximada mayor a los seis meses", dijo el subprefecto Juan Luis Fonseca a la prensa chilena.

Un macabro pacto por amor entre religiosas

La imagen clave muestra a una religiosa, con sus hábitos caminando junto a la reja de una casa que luego cruza la calle. Justamente, en la vereda de enfrente, apareció el bulto con los restos humanos. La policía de Santiago de Chile identificó de dónde provino la religiosa y solo necesitaron unas pocas preguntas para comprender lo que pasó.

La religiosa - "laica consagrada" pero no monja - tiene 80 años y se llama Lorenza Ramírez. Vivía desde hace muchos años con otra mujer en su misma condición. Se llamaba Érica Fernández, de 59 años. Pero padecía una enfermedad terminal. Las dos hicieron un pacto por el que una cuidaría de la otra más allá de la muerte y eso fue lo que sucedió.

Cuando Érica murió, Lorenza no declaró el fallecimiento a las autoridades. Tomó el cuerpo y lo guardó en una bodega de la residencia que compartían. Y así permaneció - según la policía - durante más de un año.

Hasta que una visita precipitó la situación que conmueve a la capital trasandina.

cuepor abandonado en chile.jpg
El cuerpo hallado por la policía de Chile en una valija. (Foto: Captura de TV)

El cuerpo hallado por la policía de Chile en una valija. (Foto: Captura de TV)

Una visita tan familiar como incómoda para mantener el pacto macabro

Lorenza recibió un aviso que por lo general es una buena noticia, menos en este caso. Su hija iba a ir a visitarla teniendo encuenta la avanzada edad de la madre. La religiosa comprendió que no podía arriesgarse a quesu hija viera los restos de Érica guardados en una bodega. Hizo lo primero que se le cruzó por la mente: descartarla lo más rápidamente posible.

Fue así que colocó la valija con los restos dentro de una bolsa de color azul, caminó unos metros y la dejó al lado de un poste con otros residuos de la cuadra.

Fue en ese momento que apareció en escena el "cartonero". Con su vehiculo con una plancha para llevar elementos, se detuvo y manipuló la bolsa de color azul, luego se aleja. Eso hizo que la policía sospechara de él en un primer momento.

Cuando recibió la declaración a la que antes nos referimos, comprendieron que había un episodio previo a la aparición de este "cartonero". Así fue que dieron con la cámara que muestra a la religiosa de 80 años, caminando por ese mismo lugar.

Sin más remedio, abordada por la policía, Lorenza, de 80 años, confesó que se habían juramentado con Érica que una cuidaría de la otra luego de la muerte. Érica, pese a ser 20 años más joven, enfermó y murió. Por eso Lorenza cumplió con ese pacto macabro. Pero la llegada de su hija precipitó todo.

Al querer descartar el cuerpo, la presencia inesperada del cartonero hizo que actuara la policía. Lorenza fue detenida y llavada a la policía. Pero se dice que no quedará presa y solo recibirá una sanción por violación de códigos sanitarios.

Se habló de