Tenerife

España: la jueza que investiga el crimen de las niñas reveló nuevos detalles

La magistrada afirmó que el padre de las menores, Tomás Gimeno, les dio muerte "de forma planificada para provocar un inhumano dolor a su ex pareja".
De un lado

De un lado, Olivia y Anna Gimeno. Del otro, su padre, Tomás Gimeno. Fuente: Cope.es

A medida que pasan las horas, se conocen más detalles del caso que horroriza a Tenerife, España. Este sábado, trascendió que la jueza que investiga el crimen de las niñas Anna y Olivia a manos de su padre, Tomás Gimeno, afirmó, a través de un escrito, que el hombre “quiso hacer sufrir lo más posible a Beatriz, la madre, con la muerte de sus hijas”.

"Tomás les dio muerte de forma planificada y premeditada para provocar un inhumano dolor a su ex pareja", aseveró la magistrada, de acuerdo al texto que divulgó este fin de semana la prensa española.

Según el documento, la jueza insistió en la intención de Gimeno de hacer sufrir a Beatriz con la desaparición de sus hijas. "De forma deliberada buscó dejarla en la incertidumbre" ya que le dijo que se iría a "un lugar lejano a empezar una nueva vida".

Según expresó, el plan de Tomás Gimeno fue "atroz" para infringir a su ex pareja "el mayor dolor que pudo imaginar”. Además, hizo hincapié en los mensajes previos que Tomás mandó a Beatriz.

"No puedo permitir que crezcan sin mí", le dijo el hombre a su ex novia cuando le advirtió que se llevaba a las niñas y que no las volvería a ver. "Por fin estaré bien y como quiero. Las niñas estarán bien conmigo porque tengo dinero suficiente para vivir", agregó.

Por último, la magistrada recalcó que el homicida se procuró un lugar profundo del mar en el que pensó que nunca se iba a buscar para acrecentar así la "angustia" de la madre.

El rastrillaje para dar con el hombre y la menor de sus hijas continuaba en la zona de Tenerife. Este sábado, se conocieron, además, datos de la autopsia realizada a Olivia Gimeno. Según se supo, la niña de seis años murió de un edema agudo de pulmón.

El caso que conmociona a España

La tarde del 27 de abril, Tomas Gimeno buscó a sus dos hijas para llevarlas a cenar. Primero se presentó en la casa de su ex esposa para recoger a Anna. Luego fue a por Olivia a una práctica del colegio en Santa Cruz de Tenerife, en las Islas Canarias.

Esa noche fue visto en el embarcadero del Puerto Deportivo Marina de la Cruz. Las cámaras de seguridad registraron su presencia, pero no se le vio acompañado de las niñas. Sin embargo, el hombre hizo dos viajes a su auto para llevar seis bolsas a la embarcación.

Poco después, realizó dos viajes en su bote. En el primero, la Guardia Civil se encontró con Gimeno y lo amonestó por saltarse el toque de queda vigente entonces en Tenerife por la pandemia de Covid-19.

A su vuelta a tierra, dos horas después, volvió sin las bolsas que subió a su bote y estuvo un rato cargando su teléfono celular. Tuvo varias conversaciones telefónicas con Beatriz Zimmermann, la mamá de las nenas, a quien le dijo que nunca más volvería a verlas ni tampoco a él. Pasada la medianoche, volvió a zarpar y ya no regresó.

Olivia fue encontrada el jueves pasado, dentro de una bolsa enganchada en el ancla de la embarcación.