Coronavirus

Nueve claves sobre las vacunas que se desarrollan en Cuba

El país caribeño cuenta con cinco vacunas en diferentes fases de ensayo clínico. ¿En qué etapa se encuentra cada una?
Abdala y Soberana 02

Abdala y Soberana 02, las vacunas cubanas contra el Covid (Foto: Cubapharma)

Cuba cuenta con cinco vacunas en diferentes fases de ensayo clínico. Fueron producidas a partir de subunidades de proteínas.

  • Cuba cuenta con el desarrollo de cinco vacunas como candidatas contra el coronavirus: Mambisa y Abdala, que son producidas en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología; y Soberana 01, Soberana 02 y Soberana Plus, desarrolladas por el Instituto Finlay.
  • Las vacunas de Cuba se encuentran en diferentes fases de ensayo clínico: Soberana 02 y Abdala están en fase III, mientras que Soberana 01, Soberana Plus y Mambisa todavía siguen en la etapa II. Hasta el momento los resultados de las fases I y II no se han publicado en revistas científicas.
  • Todas las vacunas de este país fueron realizadas a partir de subunidades de proteínas, compuestas por una fracción sintética de la proteína S del SARS-CoV-2. Esto significa que una vez que se recibe la dosis, el organismo reconoce esa proteína y crea linfocitos y anticuerpos.
  • Soberana Plus es vacuna mixta o "conjugada". Esto se da cuando un antígeno se fusiona con una molécula portadora para reforzar su estabilidad y eficacia. En este caso, se une una toxina del tétano a la proteína con la que el virus se adhiere la célula. Cuando el virus intenta entrar a la célula usando esa proteína, induce la respuesta del sistema inmunológico para bloquear la el ingreso.
  • Como las otras, Soberana 02 también es una vacuna conjugada, en la que el antígeno del virus, el dominio de unión al receptor (RBD), está conectado químicamente al toxoide tetánico.
  • Abdala consiste en tres dosis de inyecciones, con un intervalo de dos semanas entre ellas, es decir, 0-14-28 días. Y también utiliza la subunidad proteica. La fase III del ensayo clínico de esta vacuna comenzó el 22 de marzo, luego de la aprobación del Centro Estatal para el Control de Medicamentos y Dispositivos Médicos. De acuerdo a los reportes oficiales, participaron alrededor de 48 mil personas entre 19 y 80 años de edad.
  • Abdala y Mambisa tienen la particularidad de que el antígeno es obtenido mediante la manipulación genética de una levadura (Pichia pastoris) ya utilizada para producir otras proteínas, como la de la vacuna de Haemophilus influenzae tipo b que usan en la vacunación infantil.
  • El 5 de abril se inició la aplicación de la segunda dosis de Soberana 02 a los cerca de 42.000 voluntarios incluidos en La Habana. Aunque Soberana 02 fue la primera vacuna candidata de la isla que llegó a la última etapa de ensayos, tiene un esquema más largo de dosis: a los 0, 28 y 56 días.
  • A mitad de mayo, Cuba inició una campaña masiva de vacunación en La Habana. La rápida propagación de una variante del virus detectada por primera vez en Sudáfrica contribuyó a un aumento de los casos en el país y justificó el uso temprano a gran escala de las vacunas Sovereign 2 y Abdala, según el ministro de Salud del país, José Angel Portal.
Se habló de