Sudamérica

Perú: Pedro Castillo dijo que los que no trabajan ni estudian deben hacer el servicio militar

El flamante presidente peruano también fijó un plazo de 72 horas para que los delincuentes extranjeros dejen el país y anunció que modifcará la Constitución.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Pedro Castillo asumió con la promesa de cambiar la Constitución del Perú y combatir a la delincuencia (Foto: AP)

Pedro Castillo asumió con la promesa de cambiar la Constitución del Perú y combatir a la delincuencia (Foto: AP)

Castillo asumió en el Congreso. Necesita un acuerdo parlamentario para modificar la Constitución (Foto: AP)

Castillo asumió en el Congreso. Necesita un acuerdo parlamentario para modificar la Constitución (Foto: AP)

"Los jóvenes que no estudien ni trabajen deberán acudir al servicio militar", fue una de las frases más sorprendentes de Pedro Castillo en su discurso al asumir la presidencia del Perú. Allí, expresó de una manera directa para graficar lo que pretende para sus cinco años como mandatario: "Ha llegado para gobernar con el pueblo y para el pueblo y construir de abajo hacia arriba”.

Pedro Castillo dio otra definición contundente sobre su gestión al frente del Perú: “Los delincuentes extranjeros tendrán 72 horas de plazo para salir del país". También financiará las "rondas campesinas" una especie de patrullas ciudadanas de alerta en los pueblos y campos del interior, asolados por la violencia y la inseguridad.

Castillo, el maestro rural que llegó a la presidencia, propone un cambio radical para la administración del Perú. El combate contra la delincuencia y la búsqueda de estímulos para los jóvenes que se sienten fuera del sistema productivo será una de sus prioridades. Estuvo acompañado por el Rey de España, Felipe VI y varios presidentes latinoamericanos. Entre ellos, Alberto Fernández.

Un tiempo de cambio

Pedro Castillo sabe que tiene que aprovechar el tiempo. A principios del año no era ni siquiera candidato en las elecciones que lo llevaron a la presidencia. Tiene una representación parlamentaria muy reducida, por lo que está obligado a negociar si quiere sacar adelante su principal anuncio de campaña: la reforma de la Constitución.

“No queremos hacer cambios por el hecho de hacerlos. Pero el Estado debe tener libertad para regular de acuerdo al interés de las mayorías. Ejecutaremos lo que el pueblo decida”, expresó ante el congreso para defender la necesidad de tener una nueva carta magna. La actual, llega desde los tiempos en que Alberto Fujimori ocupó el cargo que hoy tiene Castillo. El "chino", así apodaban a Alberto Fujimori, dio un golpe siendo presidente - cerró el congreso e intervino al Poder Judicial y terminó preso acusado por graves cargos de corrupción.

Por eso Castillo ahora pretende adaptar el texto constitucional al nuevo momento que quiere para su país. Que rompa definitivamente con "esquemas coloniales que aún siguen vigentes" según su criterio.

Pero choca con la resistencia de varios partidos de oposición. Su alianza, "Perú Libre" tiene en total 37 de 130 diputados. Necesita negociar sí o sí si quiere sacar adelante esa ambiciosa reforma.

Keiko Fujimori, su contendiente en las elecciones, ya anticipó que su partido, Fuerza Popular será una tenaz opositora a la reforma.

congreso y reforma.jpg
Castillo asumió en el Congreso. Necesita un acuerdo parlamentario para modificar la Constitución (Foto: AP)

Castillo asumió en el Congreso. Necesita un acuerdo parlamentario para modificar la Constitución (Foto: AP)

Mensajes para tranquilizar a la economía

En el discurso de toma de posesión terminó de dar el giro sobre sus posiciones económicas. En campaña habló de nacionalizaciones y expropiaciones. También de intervenciones profundas en la economía del Perú. Pero ante el Congreso, cambió 180 grados.

La propiedad de las personas obtenida con esfuerzo está garantizada por el Estado”, declaró para alejar los temores ciudadanos por las expropiaciones o confiscaciones de depósitos. También prometió: "No pretendemos, ni remotamente, estatizar la economía ni llevar a cabo una política de control de cambio”.

Certezas dadas de entrada en el gobierno, para no afectar la economía que tiene apenas el 2% de inflación anual.

Incógnita con el gabinete

La jura de sus principales colaboradores debía ocurrir hoy en el Teatro Nacional de Lima. Pero Castillo ni siquiera adelantó sus nombres. Solo pondrá en funciones a su jefe de ministros. Un secreto que guarda bajo siete llaves.

El último símbolo del primer día

Pedro Castillo anunció que no utilizará la casa de Gobierno, ubicada en el centro histórico de Lima. Es patrimonio universal de la Unesco. Conocido como el "palacio Pizarro" ya que el conquistador Federico Pizarro gobernó desde ese lugar. Su figura es símbolo de la explotación y exterminio de los pueblos originarios. Por eso, Pedro Castillo decidió que sea transformado en un museo cultural.

Perú inicia un nuevo camino entre los países de América del Sur.

Embed

s