Gira presidencial

Intensa agenda de Alberto Fernández en Perú: ¿en busca de un liderazgo en la región?

El presidente viajó a la asunción de Pedro Castillo, pero sumó bilaterales con los presidentes de Ecuador y Colombia, y los cancilleres de México y Uruguay.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
El presidente Alberto Fernández mantuvo un encuentro bilateral con su par peruano

El presidente Alberto Fernández mantuvo un encuentro bilateral con su par peruano, Pedro Castillo, en el Centro de Convenciones de Lima, en lo que significó una de las primeras audiencias que ofreció el flamante mandatario luego de haber asumido la jefatura del país andino.

"Por más que algunos intenten instalar que estamos aislados del mundo o no hay política internacional, el presidente Alberto Fernández este año y medio de Gobierno se convirtió en uno de los referentes regionales". Con esa frase reflejan en el entorno presidencial las expectativas que generó la visita oficial a Lima, Perú, para participar de la asunción del docente y dirigente socialista, Pedro Castillo, como nuevo presidente de Perú, pero en la que Alberto incluyó reuniones bilaterales con varios otros mandatarios y cancilleres de la región.

El Gobierno argentino busca así posicionar a Fernández como futuro presidente de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y Caribe (CELAC), un bloque regional que aglutina a países tan disímiles ideológicamente como Venezuela, México, Cuba, Bolivia y Perú, como la contracara neoliberal que representan los gobiernos de Colombia, Ecuador, Uruguay y Brasil.

https://twitter.com/SRE_mx/status/1419057078082101250

Ese objetivo quedó reflejado en la agenda de reuniones bilaterales que mantenía Alberto Fernández en los dos días (empezó el miércoles y culmina este jueves) de escala en Lima, además de su participación formal de la asunción del amigo Castillo. Pero también en la cumbre de cancilleres en México de la que participó esta semana el ministro Felipe Solá.

Fuentes cercanas al Presidente relataron así a A24.com, el clima que se vivía en la comitiva que acompañaba al Presidente en Perú: la primera dama Fabiola Yañez, el canciller Felipe Solá; la ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello, de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, de Comunicación, Juan Pablo Biondi y de Relaciones Parlamentarias, Fernando Navarro y el diputado nacional, Eduardo Valdés (titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara baja).

https://twitter.com/CasaRosada/status/1420567258699550720

"Alberto tiene mucha sintonía con México y está trabajando con presidentes que tienen una misma visión al momento de gobernar, que es priorizar a los sectores más vulnerables, a los que menos tienen", señalan fuentes de la Casa Rosada al explicar el objetivo de la política internacional a la que apunta Fernández, aunque evitan opinar sobre la posición kirchnerista en favor de los regímenes autoritarios de Cuba y Venezuela.

En la Rosada destacan que "tras los últimos 4 años de una tendencia a gobiernos neoliberales en la región ha vuelto un gobierno de ese estilo (progresista) a Bolivia y a Perú, lo cual no era poco" y, agregan: "Tenemos una América Latina más equilibrada respecto al neoliberalismo de los últimos años".

Argentina ¿más cerca de la CELAC que del Mercosur?

La expectativa del Gobierno para este viaje era que Alberto Fernández se muestre en reuniones bilaterales incluso con gobiernos menos afines por su extracto ideológico, como el recientemente electo de la centroderecha ecuatoriana Guillermo Lasso o el colombiano Iván Duque Márquez -con quien en el pasado mantuvo cruces por la represión en ese país-.

image.png
El presidente Alberto Fernández mantuvo en Lima una reunión bilateral con su par de la República del Ecuador, Guillermo Lasso,

El presidente Alberto Fernández mantuvo en Lima una reunión bilateral con su par de la República del Ecuador, Guillermo Lasso,

La idea de la Casa Rosada es mostrar al Presidente argentino como una figura mediadora en la región y para eso, lo impulsa en alianza con el gobierno socialista de Andrés López Obrador, de México, para asumir la presidencia de la CELAC, a partir de enero de 2022.

Durante la primera jornada en Lima el miércoles, el presidente mantuvo reuniones bilaterales con el ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Francisco Bustillo, con el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, con el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, todos antes de participar de la ceremonia de transmisión de mando al presidente electo de Perú, José Pedro Castillo Terrones.

Más tarde, Fernández participó junto a los otros jefes de Estado invitados y sus correspondientes comitivas de un almuerzo oficial ofrecido por el presidente Castillo y, por la tarde, fue el primer presidente en mantener una reunión bilateral con el flamante presidente Castillo.

Más tarde, continuó la agenda de bilaterales con el presidente de Colombia, Iván Luque Márquez y este jueves concluye la visita oficial a Perú en el acto de asunción de Castillo previsto en Pampa de la Quinua, para regresar por la tarde a Buenos Aires a bordo del avión presidencial Tango 04.

Fernández y Lasso

Con las tensiones en el Mercosur latentes, Fernández se reunió en Lima con el ecuatoriano Guillermo Lasso y expresaron que comparten el anhelo de una América Latina unida.

Tras la reunión en el Hotel Westin de Lima Alberto Fernández dijo que con Lasso, pese a que el gobierno argentino había apoyado al postulante opositor en las últimas elecciones en Ecuador, “tenemos una mirada muy común sobre la necesidad de que América latina se integre más y que vuelva a constituir un ámbito de unidad donde podamos discutir los problemas que tenemos”.

"Aún cuando muchos nos paran en veredas diferentes, la verdad es que las diferencias no son tantas a la hora de ver cómo concretamos los objetivos, y tenemos que lograr respetarnos en la diversidad y trabajar juntos por eso que necesita América latina que es lograr un espacio donde podamos discutir nuestro destino”, afirmó el presidente argentino en línea con los objetivos planteados por la Casa Rosada.

Fernández señaló que ambos países tienen “problemas semejantes” y mencionó los objetivos comunes de lograr la inmunidad de nuestro pueblo lo antes posible, recuperar el trabajo en la formalidad y garantizar un desarrollo igualitario para todos”.

Yo estaba en deuda con el presidente Lasso porque no había podido asistir a su asunción, y sentía que de verdad debía acompañarlo ese día”, dijo Fernández en un gesto de acercamiento al presidente de Ecuador y remarcó que "el pueblo ecuatoriano se expresó, eligió a su presidente y cada vez que la democracia se afianza en un país de Latinoamérica, yo lo celebro”.

s