Netflix: ¿Cómo dar de baja el servicio?

Netflix probablemente tratará de atraerte para que te quedes, posiblemente ofreciéndote un plan de precios menos costoso.
06 de abr de 2021 - 22:15
Seguí estos pasos para dar de baja Netflix

Seguí estos pasos para dar de baja Netflix

Dar de baja Netflix es un proceso simple. Para hacerlo, simplemente tomá un teléfono o una computadora e iniciá sesión en la página de tu cuenta de Netflix. Junto al panel que muestra tu información personal y la opción de pago actual, verás un botón de Cancelar Membresía. Haz clic en él y accederás a la página de cancelación.

En este punto, Netflix probablemente tratará de atraerte para que te quedes, posiblemente ofreciéndote un plan de precios menos costoso. Si estás decidido a dar de baja Netflix, solo tienes que hacer clic en el botón Finalizar cancelación y, oficialmente, habrás terminado de pagar por Netflix.

¿No conseguís el botón de cancelación?

Si vas a la página de tu cuenta y no ves el botón de Cancelar Membresía, probablemente se deba a que te registraste en Netflix a través de un tercero. Muchas compañías de cable, fibra y satélite te permiten agregar una membresía de Netflix a sus paquetes de suscripción, dándote una factura mensual en lugar de dos.

Sin embargo, este acuerdo significa que tendrás que cancelar tu suscripción a Netflix a través de esa compañía y no a través de la página de la cuenta de Netflix.

¿Qué pasa si cambio de opinión?

Si sos de los que decidiste dar de baja Netflix y ahora tenés dudas, no es sorprendente que Netflix haga que sea muy fácil suscribirte de nuevo. Cuando cancelas, el servicio mantiene tu cuenta y todas tus preferencias almacenadas hasta 10 meses después de la última fecha de pago, para que podás retomarlo justo donde lo dejaste. Lo mismo ocurre con tu lista de Netflix si estabas usando el servicio de alquiler de DVD o Blu-ray de la compañía.

¿Qué pasa si todavía me queda tiempo en mi cuenta?

Si decides dar de baja Netflix antes del final de tu periodo de facturación, Netflix no te reembolsará el dinero de forma prorrateada como hacen algunas compañías de satélite o de cable. Pero mantendrá tu cuenta hasta el final del periodo de facturación para que puedas seguir utilizando el servicio hasta el último día.