Bosques y comunidades

Pueblos originarios: por qué son los mejores guardianes de los bosques

Ayudan a que se tale menos y mantienen la biodiversidad, pero a la vez ellos mismos están en riesgo. Advierten sobre su rol vital.
26 de marzo de 2021 - 08:26
Integrantes de una tribu de la Amazonía

Integrantes de una tribu de la Amazonía, vitales para mantener los bosques nativos, según la FAO.

Los pueblos originarios son los mejores guardianes de los bosques de América Latina y el Caribe. Eso indica un informe de la FAO que se dio a conocer este jueves. Las causas: ayudan a de bajar las tasas de deforestación, conservan la biodiversidad y evitan las emisiones de C02.

La deforestación es significativamente menor "en los territorios indígenas y tribales donde los gobiernos reconocieron formalmente los derechos colectivos territoriales", concluye el documento. El mismo se basa en más de 300 estudios publicados.

El trabajo se titula "Los pueblos indígenas y tribales y la gobernanza de los bosques" y lo llevaron a cabo la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en conjunto con el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC).

image.png

El aporte, en números

  • Las comunidades originarias evitaron una gran cantidad de emisiones de CO2 en Brasil, Colombia y Bolivia.
  • Es como si se hubieran sacado de circulación entre 9 y 12,6 millones de vehículos durante un año.
  • Los pueblos originarios ocupan una quinta parte de la superficie total de América Latina.
  • Son 404 millones de hectáreas en la región.
  • Casi el 60% están en la cuenca del Amazonas.

Un beneficio para todos

"Ese es el servicio que están aportando los pueblos indígenas y tribales a toda la sociedad", dijo el representante regional de la FAO, Julio Berdegué, al presentar el informe.

"Los pueblos indígenas y tribales, y los bosques en sus territorios, cumplen un papel vital en la acción climática global y regional, y en la lucha contra la pobreza, el hambre y la desnutrición", dijo Berdegué. "Sus territorios contienen alrededor de un tercio de todo el carbono almacenado en los bosques de América Latina y el Caribe y el 14% del carbono almacenado en los bosques tropicales de todo el mundo", agregó.

Entre 2000 y 2016, en las áreas indígenas de la región, la zona de bosque intacto se redujo casi el 5%. EN cambio, en las regiones donde no viven esas comunidades se taló más del doble de bosques: un 11%. Quien aportó los datos fue Myrna Cunningham, presidenta de FILAC.

Amazonas pueblos originarios 3.jpg
Los pueblos originarios ocupan una quinta parte de la superficie de América Latina y así ayudan en la reducción de emisiones de carbono.

Los pueblos originarios ocupan una quinta parte de la superficie de América Latina y así ayudan en la reducción de emisiones de carbono.

Peligros para los guardianes del bosque

Hay distintas razones que convierten a los pueblos originarios en estos grandes guardianes. Entre ellas, factores culturales y el papel de los conocimientos tradicionales. También algunas políticas de incentivo forestal así como distintas restricciones que ponen al uso de suelo. Además, el vivir en lugares de difícil acceso y la baja rentabilidad de la agricultura.

Para la FAO, mejorar la seguridad de la tenencia de estos territorios es una forma eficiente y rentable de reducir las emisiones de carbono.

Sin embargo esa función protectora "está cada vez más en riesgo, en un momento en que la Amazonía se acerca a un punto de inflexión, que podría tener impactos preocupantes en las precipitaciones y en la temperatura y, eventualmente, en la producción de alimentos y el clima global".

Con información de agencia AFP